Mauricio Macri íntimo: “dolido” por la falta de reconocimiento interno y ¿candidato 2021 o 2023?

0
738
Macri mejoró su desempeño electoral y abrió el camino para una "transición ordenada"

El ex presidente defiende su trayectoria como creador del PRO y buena parte de su gestión. Críticas para todos y caza de “traidores” en Twitter.

Por: Eduardo Paladini

Reivindicación, no. Reconocimiento, sí. Mauricio Macri confesó en la intimidad estar “dolido” por las cuestionamientos que recibe. ¿Del kirchnerismo? No. De ex funcionarios y dirigentes propios que, en su análisis, jamás hubieran ocupado el lugar que tuvieron si no fuera por él. Cree que deberían ser más elogiosos con su figura. En ese repaso impreciso, casi todo reclamo y poca autocrítica, va unos años para atrás. Cerca de 15. Toma la fundación del PRO como un hito en la política actual argentina y también incluye sus dos períodos como jefe de Gobierno. Anclado en ese balance, no descarta una candidatura. Más para 2023, como revancha de su paso por la Rosada, que para 2021.

“Mauricio no pide una reivindicación, para nada. Pero sí un reconocimiento. Fundó un partido que fue creciendo y es la principal fuerza opositora. Sus 8 años en la Ciudad. Y también su gestión como presidente tuvo éxitos, temas de infraestructura, el comercio exterior. Entendemos las críticas, acá se perdió por la economía. Pero hay que ver de dónde veníamos, el contexto. Es una discusión interna y con la sociedad a saldar”, repasan cerca del ex presidente.

Y sin que medie pregunta, casi a modo de catarsis, siguen: “Nosotros explicamos la herencia, podríamos mostrar un montón de informes que hicimos. Pero se generó mucha expectativa en 2015, esto no voló por el aire, que es lo que hubiere pasado probablemente si ganaba Scioli; recuperamos enseguida el crédito… Y pocos reparan que incluso con la economía, hasta el viernes 9 de agosto (último día hábil antes de la derrota irreversible en las PASO), habían empezado a aparecer buenos datos. La inflación ya estaba abajo de dos puntos, nos acercábamos al déficit cero. Son datos que aparecieron después. Igual sabemos que aunque hubiesen trascendido antes, la gente no los percibía”.

Como contó Clarín, la figura de Macri volvió al centro de la discusión política cuando reapareció la grieta. Un escenario alimentado por el kirchnerismo y también por los dirigentes más cercanos al ex presidente. El contexto no es el mejor para el líder del PRO: su imagen, hoy, está peor que la de Cristina Kirchner. Sin embargo, en el análisis de un presente muy complicado, el ex mandatario cree que la comparación no lo deja tan mal parado. Al menos no en los términos dramáticos que lo pone le kirchnerismo.

“Cuando Mauricio ve lo que pasa se agarra la cabeza. Está claro que la pandemia es un atenuante, pero con la economía que tenemos hacer la cuarentena más larga del mundo… ¿Y la renegociación de la deuda? Es una deuda chica y hace seis meses que no se arregla. En la transición habíamos hecho un puente para que se haga un cierre más rápido y no quisieron. Y Alberto se jacta de que no le importa tener un plan económico”, enumeran cerca de Macri.

Las críticas internas y el escenario electoral

La mirada del ex presidente y su círculo político más cercano -los ex funcionarios Fernando de Andreis y Guillermo Dietrich y, en otro plano, la presidenta del PRO, Patricia Bullrich- difiere, claro, de la que tienen otros dirigentes clave de Juntos por el Cambio como María Eugenia Vidal, Rogelio Frigerio, y Emilio Monzó, o aliados como Martín Lousteau. Allí perciben que el “reconocimiento” que desea hoy Macri es inviable.

“Ya pasó durante la transición, cuando negociábamos con el kirchnerismo para tratar de terminar el mandato y Mauricio y Marcos (Peña) también pedían que se reconozca lo que habíamos hecho, diciendo ‘saneamos la economía’. Ahora lo mismo, quieren una reivindicación y el presente no da para eso”, se quejan desde el ala “moderada”.

También allí hacen su propia catarsis y pasan facturas: “Ellos tiene sus voceros en los medios, como Fernando Iglesias, Waldo Wolf, Patricia Bullrich, pero además tienen a full a sus trolls en Twitter. Si te fijás, en los últimos días se llenó de mensajes donde hablan de ‘traidores'”. En un repaso rápido por las redes, el listado de presuntos desleales es amplísimo: además de Vidal, Monzó y Frigerio, incluye al jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta, al radical Mario Negri, a Nicolás Massot (ex diputado), y a los intendentes Gustavo Posse, Diego Valenzuela y hasta Jorge Macri (primo del ex mandatario). Los mensajes en las redes vienen con insultos variados y advertencias sobre supuestos acuerdos con el PJ y el massismo.

Con esa tensión de fondo, empieza a discutirse el escenario electoral 2021. ¿Macri podría ser candidato en la Ciudad? “El no lo menciona. Pero lo decidirá sobre la hora. No necesita instalación”, respondieron cerca del ex presidente. ¿Puede buscar la candidatura para tener fueros?, consultó Clarín. “El no lo dice, pero estos tipos -por el kirchnerismo- están locos y vemos cómo quieren avanzar con las causas. Es un tema que sobrevuela. Pero más que eso, él piensa más en un segundo mandato como presidente. Tiene dudas”, completan.

Ese mojón, el 2023, lo cruza con el proyecto político de Rodríguez Larreta. Sin reelección en la Ciudad, el jefe de Gobierno construye para una candidatura presidencial. Por la relación personal que tienen, difícil que haya críticas públicas de uno a otro. Algunos van más allá y hablan de un pre-acuerdo privado, por el que Macri le dejaría libre el camino a su ex jefe de Gabinete para que haga su apuesta nacional. Falta mucho. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí