Vuelos en septiembre. Piden al Gobierno que informe si habrá cambios en las fechas

0
296

Por: Delfina Torres Cabreros

Luego de que la titular de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), Paola Tamburelli, pusiera en duda el reinicio de las actividades aerocomerciales esperado para el 1° de septiembre, representantes de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) le pidieron al Gobierno argentino “que si hay algún tipo de modificación en esa fecha, se informe a la industria cuanto antes”, dado que es la única referencia que tiene la industria para la planificación de sus operaciones.

En una conferencia de prensa con medios latinoamericanos, Peter Cerdá, vicepresidente para las Américas de IATA, dijo que mantienen conversaciones continuas con las autoridades de Transporte de la Argentina y que la organización internacional comprende “la responsabilidad” que tienen de salvaguardar la salud de los ciudadanos frente a la expansión del Covid-19.

“Si el Gobierno en esta ocasión, debido al alto número de casos que hay en el Área Metropolitana de Buenos Aires, toma la decisión por el bienestar de los ciudadanos de posponer el reinicio de los vuelos, no es algo que nosotros podamos combatir”, anticipó el referente de la organización que representa a 290 aerolíneas a nivel global.

“¿Hay probabilidad que se demore el reinicio de las operaciones? Sí, las hay en este momento”, advirtió. “Tendremos más información en unos 10 días, cuando se va a hacer un análisis profundo y hemos pedido al Gobierno que si hay algún tipo de modificación en esa fecha, es importante que se informe a la industria cuanto antes”, agregó Cerdá.

María José Taveira, country manager de IATA en la Argentina, explicó que el problema con el que se han encontrado las distintas aerolíneas es que cuando solicitan “factibilidades horarias” en los aeropuertos para programar los vuelos a partir de septiembre, fecha a partir de la cual ya tienen pasajes vendidos, no las obtienen “porque todavía no está confirmado el inicio de operaciones”. “Hemos pedido al Gobierno que aclare cuanto antes esta situación”, añadió Taveira.

Por otro lado, los referentes de IATA le solicitaron al Gobierno argentino que implemente los protocolos sanitarios necesarios para que la industria esté lista para reiniciar las operación. Según dijo Tamburelli a este medio, los protocolos de los diferentes actores de la actividad ya están definidos, siguiendo las referencias de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), y avalados por las autoridades locales.

Para Cerdá la actividad deberá aprender a “coexistir” con el virus hasta tanto se descubra una vacuna para combatirla. “Nosotros hicimos nuestra tarea. Fuimos responsables en establecer los protocolos que demuestran que la aviación no es un factor de riesgo”, dijo el ejecutivo, e hizo un crudo pronóstico hacia adelante: “Ya estamos entrando en el quinto mes de paralización en Latinoamérica y estamos escuchando que algunos gobiernos tal vez lo extiendan. Si los cierres se mantienen más allá de los cinco meses, tenemos una gran posibilidad de que una gran cantidad de aerolíneas empiecen a desaparecer en nuestra región”.

Para IATA, los registros de pasajeros de junio auguran una recuperación más lenta de lo esperado inicialmente. Según sus estimaciones, el tráfico mundial de pasajeros (medido en pasajeros por kilómetro transportados) no regresará a niveles anteriores al Covid-19 hasta 2024, un año más tarde respecto a la previsión anterior. Además, en 2020 se espera que el número global de pasajeros disminuya un 55% en comparación con 2019, peor que el 46% pronosticado en abril. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí