En julio 4 millones de argentinos compraron dólares por cerca de US$ 875 millones

0
338

El efecto del aguinaldo, los “coleros digitales” y la ampliación de la brecha con el dólar blue impulsaron las ventas de divisas el mes pasado.

Por: Annabella Quiroga

El informe de la AFIP sobre recaudación reveló que en julio subieron 41% contra junio los ingresos por el impuesto PAIS, el recargo del 30% a la compra de dólares y a las gastos en esa moneda. En julio ese tributo sumó $ 20.017 millones y acumula $ 67.723 millones en el año.

El incremento del 41% en el impuesto PAIS refleja el aumento en la cantidad de gente que usó el cupo mensual de US$ 200. En junio fueron 3,3 millones de personas según datos del Banco Central. En julio, los números del mercado indican que habrían sido 4 millones, un alza del 21%.

Pero según lo que refleja la planilla de la AFIP el salto podría ser aún mayor y estar en torno al 40%. Con un dólar promedio en el mes de $ 75,50, los $ 20.017 millones de este impuesto del 30% se traducen en compras cercanas a US$ 875 millones.

Las compras de dólares en julio se vieron potenciadas por tres motivos: el primero es que el aguinaldo permitió que accedieran al dólar personas que hasta ahora no habían comprado porque no tenían resto para hacerlo.

El segundo motivo que aceleró la venta de dólares fue la proliferación de los “coleros digitales”. El mes pasado el Banco Central detectó que personas que hasta entonces no operaban en el mercado oficial empezaron a hacerlo. Estos coleros digitales compran para terceros y luego les transfieren los dólares. Para frenar esta operatoria el Central dispuso que se bloqueen las cuentas sospechosas y estableció protocolos para frenar este tipo de operaciones cuando se trate de la segunda transferencia en un mismo mes. Además, se dispuso que quienes abran nuevas cuentas digitales no podrán comprar dólares en los primeros seis meses.

El tercer motivo que empuja al dólar es la brecha cambiaria. En julio el dólar blue tuvo una primera quincena estable en torno a $ 130, pero en la segunda llegó a tocar los $ 140. Este gap es un incentivo para hacer puré: comprar en el oficial y vender los US$ 200 en el blue, que lo tomaba a $ 135 en la punta compradora. En el pico de la brecha de julio el rulo dejaba una ganancia de $ 7.000 al mes.

En agosto todo indica que el apetito por el dólar se mantiene intacto. El lunes, cuando se renovó el cupo de compra de los US$ 200 colapsaron los home bankings por algunas horas. Según datos del mercado, ese día hubo un 20% más de operaciones en promedio respecto del primer día hábil de julio.

Hacia adelante, la brecha cambiaria seguirá siendo determinante para las compras. El martes, cuando se oficializó el acuerdo por la reestructuración de la deuda, el dólar blue se desinfló y pasó de $ 136 a $ 128, mientras que la punta compradora bajo de $ 131 a $ 124. De este modo volvió a los niveles de finales de junio. Así, la ganancia por el puré se redujo a $ 4.400.

Para los analistas, si bien el acuerdo por la deuda lleva tranquilidad no es garantía de que los dólares alternativos -el blue y los financieros, como el MEP o el contado con liqui- sigan bajando. “Lo que mostró el mercado el martes va en una buena dirección. Pero creo que el dólar pronto volverá a un sendero alcista, aunque quizá con una menor pendiente”, indicó José Bano, gerente de Research de Invertironline. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí