Se derrumbó un 48% la producción nacional de teléfonos celulares en el primer semestre del año

0
517

Se fabricaron 1,8 millón de celulares entre enero y junio. Pero las ventas cayeron sólo un 22%, por reducción de stocks. Desde hace 10 días están cerradas la mayoría de las fábricas en Tierra del Fuego, por nuevos casos de coronavirus.

Por: Alejandro Alfie

En el primer semestre del año se fabricaron 1.817.765 teléfonos celulares, un 48% menos que en el mismo período del año anterior, cuando se produjeron 3.498.644 terminales móviles, según datos de la Asociación de Fábricas de Electrónica (AFARTE).

Todos los celulares que se fabrican en la Argentina, se producen en Tierra del Fuego por las exenciones impositivas que tiene esa provincia. La cámara que nuclea a los fabricantes de Tierra del Fuego (AFARTE) destacó que las ventas cayeron un 22% en el primer semestre, con 2,7 millones de dispositivos móviles.

“La diferencia entre producción y venta se explica por reducción de stocks. No hubo un mayor ingreso de artículos importados, que siguen en torno al 5% del mercado, así que la cadena de distribución se acostumbró a trabajar con mínimos stocks”, dijo a Clarín Federico Hellemeyer, presidente de AFARTE.

En el mes de junio la producción fue de 505.000 celulares, con una caída del 15%, respecto al mismo mes del año anterior, ya que todas las fábricas habían retomado su funcionamiento, con estrictos protocolos sanitarios. Pero luego de dos meses casi todas volvieron a cerrar, a fines de julio, por un rebrote de casos de coronavirus en la ciudad de Río Grande.

Este lunes tenían que reabrir las fábricas, pero el gobierno fueguino resolvió que sigan cerradas por lo menos hasta el próximo domingo 16 de agosto, lo cual complica el abastecimiento de celulares de la mayoría de las marcas en todo el país.

“Se va a acentuar el faltante de stocks”, aseguró Hellemayer. Es que la única fábrica que está funcionando ahora es Newsan, que produce para LG y Motorola, porque es la única que está en Ushuaia, donde no rige el cierre de actividades productivas que resolvió el gobierno fueguino.

La expectativa de AFARTE era poder remontar parte de la caída provocada durante la primera mitad del año, aunque sea para llegar a producir 6 millones de celulares este año, un 20% menos que en 2019. De hecho, el mes de julio había estado en línea con junio, con una caída en torno al 15%. Pero el cierre temporal de las fábricas en agosto vuelve a complicar los planes de producción de celulares, que “probablemente las haga caer más todavía, ya que no hay señales de recuperación”, planteó Hellemeyer.

Con estos números, las ventas también se ubican en mínimos históricos, por debajo del año pasado, cuando se vendieron 7,1 millones de unidades; y también menos que en 2004, cuando la telefonía celular recién se estaba masificando. Todo indica que 2020 podría ser el peor año en ventas de celulares de los últimos 17 años. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí