El gobierno porteño quiere permitir el ingreso del Hipódromo y el Casino de Puerto Madero a las apuestas online

0
412
Cuadernos: los empresarios Cristóbal López y Fabián De Sousa recuperaron la libertad

Planea habilitarlos para compensar el cierre de las salas por la pandemia. La Coalición Cívica propone “ficha limpia”, para bloquear el desembarco de Cristóbal López. El sistema tiene seis grupos en carrera y arranca antes de fin de año.

Por: Alejandro Alfie

El Gobierno porteño envió a sus socios de Juntos por el Cambio un borrador de propuesta para modificar la normativa vigente de las apuestas online, con el objetivo de permitirles a los dueños del Hipódromo y el Casino de Puerto Madero el ingreso a este nuevo negocio, que se lanzará antes de fin de año y espera recaudar más de $500 millones en impuestos municipales.

Una cifra importante, si se tiene en cuenta que el año pasado el gobierno encabezado por Horacio Rodríguez Larreta recaudó $5.200 millones en impuestos de las empresas que participan en el negocio del juego. Pero especialmente se trata de “legalizar algo que ya está ocurriendo de modo clandestino”, afirman en el Gobierno porteño.

Los dueños de salas donde se realizan apuestas “físicas” tienen vedada la posibilidad de las apuestas “online”. Y fueron a la Justicia para voltear esa restricción. Pero ahora el gobierno porteño busca compensarlos por el cierre temporario de las salas, ya que por la cuarentena están sin trabajar unos 3.000 empleados y dejaron de pagar el impuesto a los Ingresos Brutos.

Los representantes de la Coalición Cívica estarían dispuestos a aceptar los cambios propuestos por el gobierno porteño, pero con la condición que haya restricciones de “ficha limpia”, para que no pueda desembarcar el empresario Cristóbal López, quien sería socio en las operaciones del juego porteño y está procesado por lavado de dinero.

Es que el empresario K vendió sus participaciones en las empresas de juego a su socio y amigo Ricardo Benedicto. Pero sus críticos aseguran que, en realidad, se trató de una operación simulada que realizó Cristóbal López para esconder sus tenencias accionarias.

“No estamos dispuestos a que Cristóbal López participe del juego online. Es muy importante que haya una ficha de casino limpia”, dijo a Clarín el legislador Facundo del Gaiso (Coalición Cívica). Y agregó: “También pedimos restricciones para la publicidad de las apuestas online”.

Fuentes del gobierno porteño señalaron que podrían modificar su propuesta original, para incorporar la “ficha limpia” y que los acompañe la fuerza liderada por Elisa Carrió, tal como sucedió hasta ahora con los cierres de los bingos y las medidas vinculadas con este sector. Es que “Lilita” es una férrea opositora a que la gente gaste dinero en el negocio del juego y, por eso, presentó en el Congreso Nacional un proyecto de ley para prevenir la ludopatía.

De hecho, el gobierno porteño pretende que, junto con los cambios para permitir el ingreso del Hipódromo y el Casino Flotante, también se vote una ley para prevenir la ludopatía en territorio porteño, ya que todavía ese tema no se trató a nivel nacional. Aunque en ese aspecto todavía persisten algunas diferencias entre el PRO y la Coalición Cívica, especialmente con los límites a la publicidad.

El proceso para que arranquen las apuestas online en la ciudad de Buenos Aires arrancó a fines de 2018, cuando la Legislatura porteña aprobó la ley que autorizó la operación de las casas de juego online. En mayo siguiente se aprobó la reglamentación.

En febrero de este año, la Lotería de la Ciudad de Buenos Aires (LOTBA) abrió una convocatoria para que se presenten los interesados. Y ya hay seis grupos empresarios tramitando sus autorizaciones para comenzar a prestar servicios antes de fin de año, entre los que estaría el operador radical y empresario binguero Daniel Angelici.

El Gobierno porteño pretende que también puedan participar de las apuestas online los dueños del Hipódromo y del Casino de Puerto Madero.

La ciudad estima “recaudar unos $500 millones con el juego online. Es una cifra importante, porque el 70 por ciento de lo recaudado va a acción social, que es un área crítica con la pandemia”, dijo a Clarín una fuente del gobierno porteño. Y agregó que con esto pretenden además legalizar algo que en la actualidad ya se está haciendo en forma clandestina. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí