Francisco: “Sería triste si para la vacuna se le diera prioridad a los ricos”

0
258
El Papa reprendió a sus nuncios y exigió que no lo critiquen

Aún desde la Biblioteca del Palacio Apostólico, donde encabeza las audiencias de los miércoles desde marzo para evitar las aglomeraciones en la Plaza San Pedro y así la expansión del coronavirus, el papa Francisco volvió a hacer un reclamo sobre la gestióninternacional de la pandemia y advirtió que la gente rica no debe tener prioridad para vacunarse.

“La pandemia es una crisis. Uno no sale de ella tal como entró: mejor o peor”, dijo en su discurso semanal. “Debemos salir mejores”, agregó y sumó: “Qué triste sería si dieran prioridad para la vacuna contra el Covid-19 a los más ricos. Sería triste si esta vacuna se convirtiera en propiedad de tal o cual nación en lugar de ser universal y para todos”. Así, volvió a dirigirse a las potencias mundiales como ya lo había hecho en abril, cuando declaró que el brote se había transformado en un “tiempo para eliminar las desigualdades” y “el virus” del egoísmo.

“La pandemia ha puesto al desnudo la situación difícil de los pobres y la gran desigualdad que reina en el mundo”, aseguró Francisco tras conocerse la noticia de que la Iglesia había donado material médico a Brasil. “Y el virus, aunque no hace distinciones entre las personas, ha encontrado en su camino devastador, enormes desigualdades y discriminación (…) y las ha incrementado”, continuó.

Por ello el Sumo Pontífice indicó que la respuesta a la crisis debe ser doble. Por un lado, “es indispensable encontrar la cura para un virus tan pequeño pero tan tremendo que ha puesto al mundo entero de rodillas”. Por el otro, “debemos tratar un gran virus, el de la injusticia social, de la desigualdad de oportunidades, de la marginación y de la falta de protección de los más débiles”.

Tras señalar que muchos están ávidos por regresar a la normalidad y reanudar la actividad económica, Francisco expresó que “esta ‘normalidad’ no debe incluir las injusticias sociales ni la degradación del ambiente”. “Hoy tenemos la posibilidad de construir algo distinto. Por ejemplo, podemos desarrollar una economía de desarrollo integral de los pobres y no de bienestar social”, dijo.

Además destacó cuatro criterios para elegir a las industrias para ayudar: “Las que contribuyen a la inclusión de los excluidos, a la promoción de los últimos, al bien común y al cuidado de la creación”.

“Hoy tenemos una ocasión para construir algo diferente. Por ejemplo, podemos hacer crecer una economía de desarrollo integral de los pobres y no de asistencialismo”, cerró Francisco. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí