Tras las quejas el Banco Central dice que controlará que no haya abusos

0
455
Banco Central - Foto: Marcos Brindicci

Por: Javier Blanco

La ola de reclamos públicos que desató la “sorpresa” que trajo el plan oficial de refinanciación de deudas contraídas con tarjetas de crédito obligó al Banco Central (BCRA) a anunciar hoy que iniciará “una investigación de oficio” al respecto aún cuando admite que “no tiene registradas denuncias de usuarios del sistema” relacionadas con la aplicación del mismo.

Las quejas florecieron al comenzar a recibir los clientes en el resumen de agosto el importe de la primera cuota por la deuda automáticamente refinanciada hace unos meses, tras cumplirse los tres meses de gracias que concedía la reglamentación. Fue al encontrarse con que era más alta que lo que se había anunciado en principio.

En su comunicado del 10 de abril, el BCRA aseguraba que los bancos emisores “deben ofrecer al menos tres meses de gracia y 9 cuotas fijas” para refinanciar deudas tomadas antes de que se decrete el aislamiento social preventivo y obligatorio que dejó a mucha gente sin actividad ni ingresos. Allí aclaraba que “las cuotas comenzarán a pagarse en agosto a un valor de 147 pesos por cada 1.000 pesos refinanciados”.

Pero al revisar los resúmenes muchos clientes descubrieron que las cuotas estaban bastante más abultadas de lo que habían calculado tomando en cuenta dicho anuncio. “Sucedió que en el número inicial que dio el Central, de pagar $ 147 por $1000 no contemplaba el IVA sobre los intereses” explicó anteayer en declaraciones radiales el vicepresidente del Banco Nación, Matías Tombolini. Aclaró incluso que “por cada $1000 de deuda la primera cuota fue de $153,93 y la última será de $147,36 porque el IVA sobre los intereses son decrecientes y que finalmente por cada $1000 financiados se pagarán $1357,02 total en promedio.

Sorpresas te da la vida…

En medio de la polémica el BCRA había señalado ayer a La Nación que para determinar el total de deuda “se debe calcular el interés de los 3 meses de gracia (mes a mes) y dividirlo en 9 cuotas, para luego adicionarlo a cada una de las 9 cuotas en las que debe ser cancelado el saldo refinanciado automáticamente”, Con dicha fórmula “partiendo de un saldo de deuda inicial de $1000 que da como resultado nueve cuotas de $143,43, cada una. Y que al valor de la cuota se le debe sumar el IVA”.

Según advirtió un trabajo de la consultora CERX, hay cerca de 2,5 millones de hogares que entraron en ese esquema de refinanciación pero hay. “disparidades entre lo que se cobra. En algunos bancos se cumple la tasa del 43% y en otros no. Además mucha gente que entró pensó que pagaría de cuota $147 por cada $ 1000 de deuda. Pero llegaron más de $ 400 por cada $ 1.000”, indicó en un informe.

La titular de esa consultora, Victoria Giarrizzo incluso aclaró que en realidad, la cuenta es más compleja “porque los $ 147 no incluyen el IVA sobre intereses y se cobran por cada $1000 de la deuda inicial, no sobre la deuda que va quedando” y reclamó que el BCRA “aclare” la situación y sugirió además que se revea la tasa del 43% anual que se aplica porque, si bien implica una fuerte reducción sobre la tasa que cobraran por esa refinanciación los bancos en marzo, “el momento de los pagos llega cuando la cuarentena sigue y las familias están muy endeudas con los ingresos que en la mayoría de los casos no se recuperaron”.

La oleada de críticas hizo que el jefe del BCRA, Miguel Pesce, disponga hoy que la Superintendencia de Entidades Financieras iniciar una investigación de oficio “para determinar si los bancos aplicaron correctamente el plan de financiamiento de los saldos de tarjetas de crédito que se pudieron refinanciar en el plan de tres meses de gracia y nueve cuotas fijas, sin intereses punitorios, ni recargos”. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí