Cuadernos: la AFIP se prepara para desarticular la comisión que investigaba la causa

0
506
La AFIP pide un polémico permiso para ingresar en un plan de asistencia

Por: Diego Cabot

La estrategia política que amanece en el Instituto Patria no se detiene. En cada rincón de la administración pública los actos administrativos reverencian las improntas de la verdadera agenda judicial del Gobierno. Esta vez le tocó a la AFIP . Solapado, obediente y de a poco , la actual gestión que responde a Mercedes Marcó del Pont se apresta de desarmar la comisión que se formó para atender los centenares de pedidos de informes que la Justicia le pidió en la llamada causa Cuadernos.

En la AFIP niegan que la finalidad de la medida tenga que ver con desarmar esos grupos específicos. ” Esto es una auditoría interna por las denuncias que hicieron algunos sobre las actuación del organismo en el gobierno anterior. La idea es saber si hubo persecución política. y hostigamiento a personas y grupos económicos . Queremos saber si existieron”, dijo un vocero de la AFIP. “¿Quénes fueron los que denunciaron hostigamiento”, se le preguntó. “La vicepresidenta [ Cristina Kirchner ] y algunos grupos como el que comanda Cristóbal López “, contestó.

La historia empezó el jueves pasado. Entonces, la Subdirectora General de Auditoría Interna, Gabriela Noemí Camilletti, envió una nota a Juan Capello, actualmente Subdirector General de Coordinación Técnico Institucional y abogado de extrema confianza de la titular de la AFIP. La carta tiene un objetivo: conocer todos los miembros y cada uno de los movimientos que se hicieron en el marco del grupo de trabajo que se armó para responder e investigar los centenares de oficios que se sucedían en el expediente penal que se formó a partir de los cuadernos escritos por Oscar Centeno.

En los pasillos de la AFIP la interpretación fue inmediata. Según tres fuentes consultadas, casi exégetas de las letras de las resoluciones del organismo recaudador, este es el primer paso ya no sólo para disolver el grupo de trabajo sino también para declarar nula toda la prueba enviada a la Justicia. “La idea es declara ilegal ese comité de seguimiento y el grupo de trabajo que se armó en el segundo semestre de 2018. Una vez declarada nula o ilegal por la propia AFIP, a los abogados defensores sólo les quedará la nulidad de esa prueba en el expediente. Listo, acá no ha pasado nada”, resumió.

La nota jamás hace referencia al nombre de la causa; la individualiza con el número 9608/2018. ¿Cómo se caratula ese expediente?: Fernández, Cristina Elisabet y otros sobre asociación ilícita.

“Por el presente -dice la nota-, se solicita a esa instancia tenga a bien informar en el plazo de tres días, si obran en su poder antecedentes de: 1) Acto administrativo por el cual se dispuso la creación del citado Comité de Seguimiento y Control, como del Grupo de Trabajo y, de existir de aquel por el que se dieron por finalizadas las mismas; 2) Detalle de integrantes y funciones que debían realizar cada una de las áreas involucradas; 3) Criterios de selección de los integrantes y de distribución de tareas. y 4), protocolos de actuación de los órganos creados, periodicidad de reuniones, informes y grado de avance”.

La estrategia que puso en marcha Camilletti es intentar concluir que es ilegitimo armar equipos de trabajo ante casos complejos como fue Cuadernos, o los juicios de la petrolera de Cristóbal López, Oil Combustibles, y el soterrameinto del tren Sarmiento.

Además, la nota solicita, también, “las instrucciones, actas y papeles de trabajo realizados durante el tiempo de vigencia de la comisión y las rendiciones de cuentas a su finalización, en caso de haberse llevado a cabo”.

Dentro de la AFIP existe un fuerte debate respecto de cuál será el rol del organismo en aquellos casos que ahora afectan a los jefes políticos de muchos de los recaudadores actuales. Por caso, Camilletti tiene una fuerte ligazón con La Cámpora y fue esa agrupación la que, en 2013, la nombró como directora cuando colonizaron la conducción de Nación Fideicomiso.

La importancia de esa comisión en la causa Cuadernos se tornó trascendente. Sucede que decenas de empresarios reconocieron pagar coimas. Otros, en realidad, que hicieron aportes de campaña. Pero todos tienen un común denominador: hicieron su pago en negro. De ahí que los informes de la AFIP tomaron trascendencia. De hecho, los empresarios hicieron un camino que debería haber sido detectado por el recaudador. En principio, todas cobran dinero en blanco y en pesos. Pero resulta que al poco tiempo, pagaban en negro y en dólares. Nada ocurrió entonces. No hubo una sola alarma como sí le sucede a un monotributista si se atrasa en su cuota. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí