Pese a la preocupación sanitaria, Alberto Fernández retoma los viajes al interior

0
838
El Gobierno lleva gastados US$ 20.000 millones en ayudas por la cuarentena, casi la mitad de lo que prestó el FMI

El Presidente encabezará en Puerto San Martín el acto por la firma del Acuerdo Federal por la Hidrovía. En junio había cancelado un viaje a Chaco por recomendación de los médicos.

Alberto Fernández retoma sus viajes al interior del país. Luego de que en junio suspendiera una visita a Chaco por recomendación de sus médicos, tras anunciar la continuidad del aislamiento social en el Área Metropolitana del Gran Buenos Aires por el coronavirus, el Presidente tiene previsto ir esta tarde a Santa Fe, donde encabezará un acto en Puerto San Martín por la firma del Acuerdo Federal por la Hidrovía de los ríos Paraná y Paraguay.

Fernández incluyó su viaje en la agenda y tiene previsto arribar junto a Axel Kicillof cerca de las 16 a Santa Fe. Además del anfitrión Omar Perotti, estarán los gobernadores Gustavo Valdés (Corrientes), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Gildo Insfrán (Formosa) y Oscar Herrera Ahuad (Misiones), con quienes firmará un pacto para la creación de una empresa que controle el desarrollo de la hidrovía a cargo del sector privado.

“Vamos a cumplir con todos los cuidados. El lugar permite que el Presidente no tenga contacto cercano con público ni con otros dirigentes”, argumentaron desde Olivos.

En junio, la Unidad Médica Presidencial, había recomendado restringir al máximo los traslados de Fernández al interior del país, y “extremar las medidas de prevención y cuidados, evitando exposiciones de riesgo para su salud”.

Incluso cuando la situación sanitaria fuera del AMBA era menos compleja, el doctor Federico Saavedra, titular de la Unidad, le aconsejó al jefe de Estado “continuar desempeñando sus tareas habituales en su residencia y restringiendo al máximo posible el contacto interpersonal”.

Fue luego de aquel viaje por La Rioja que terminó con un susto en la comitiva presidencial debido a que durante las actividades se conoció el caso positivo del intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, quien había estado horas antes con el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo; que viajó en el mismo avión que Alberto y sus colaboradores.

A partir de la sugerencia médica, a fines de junio el jefe de Estado canceló el viaje a Chaco que había sido confirmado por el gobernador Jorge Capitanich, y cumplió a rajatabla. Sólo salió de la Quinta de Olivos en alguna ocasión, rumbo a la Casa Rosada, o en algún acto cerrado en el Conurbano. Por caso, con esta premisa, del acto del 9 de julio participó desde la residencia presidencial; mientras que el 17 de agosto se aseguró de mantener distanciamiento en el Regimiento de Granaderos a Caballo.

Sin embargo, en los últimos días, tras decretar el fin de la cuarentena desde lo discursivo, y con el objetivo de mostrar iniciativa de gestión, se expuso en un acto con centenares de militantes en Pilar. Esta tarde, el destino será Santa Fe, a pesar de que, como planteó este jueves en la reunión con gobernadores de las provincias más complicadas por la pandemia, en términos sanitarios la principal preocupación del Gobierno hoy está centrada en las provincias.

En Santa Fe, junto a Perotti y el resto de los gobernadores, anunciará la creación por decreto de una empresa estatal, Hidrovías Sociedad del Estado, con la que el Gobierno busca controlar la concesión, hoy a cargo de Hidrovía SA, de los trabajos de mantenimiento y desarrollo de la vía navegable en el río Paraná.

En diciembre, apenas asumió Alberto F. consideró que “la hidrovía debe ser gobernada por las provincias que en verdad tienen y usan la hidrovía”. Pareció que adelantaba su estatización. Pero según fuentes oficiales no será así. En rigor, en la actualidad, la red fluvial depende del Gobierno nacional, pero el dragado y balizamiento del río Paraná está a cargo de la firma Hidrovía S.A., consorcio integrado por la belga Jan de Nul y la argentina Emepa. Pero la concesión, otorgada por decreto durante el mandato de Carlos Menem, vence en 2021. “La idea es licitarla nuevamente para poder controlar mejor la concesión, pero no estatizarla”, aseguran desde el Gobierno, a pesar de las especulaciones. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí