lunes, septiembre 28, 2020
5 C
Río Gallegos

COVID-19: Santa Cruz readapta su estrategia con la llegada de funcionarios nacionales

COVID-19: Santa Cruz readapta su estrategia con la llegada de funcionarios nacionales

Con llamativa sinceridad el secretario de Estado de Salud Pública de Santa Cruz, doctor Ignacio Suárez Moré expuso a través de un parte oficial la situación epidemiológica que vive la provincia y, específicamente, Río Gallegos, única ciudad santacruceña con transmisión comunitaria del COVID-19.

El funcionario provincial reconoció que “el contexto de pandemia nos lleva a tener que hablar de números y cifras que no son alentadoras pero que las tenemos que decir, ser responsables y evidentemente hay personas que consideran o niegan que el virus les va a llegar”.

La preocupación por el número de contagios en la capital aumenta, tal como los casos positivos, ya que este martes cuando se difundieron los datos totales del lunes 7 de agosto se confirmó: 123 nuevos casos de CORONAVIRUS en el territorio provincial, 109 corresponden a Río Gallegos, 1 a Caleta Olivia y 13 a El Calafate. Vale decir, a la fecha del último reporte oficial del Gobierno, la provincia tiene 804 casos activos, 716 en la capital, 50 en El Calafate, 14 en Perito Moreno, 7 en Río Turbio, 6 en Puerto deseado, 5 en Caleta Olivia, 2 en Comandante Luis Piedra Buena, 1 en 28 de Noviembre y 1 en Puerto San Julián. A ello se suman 21 fallecidos, 1 en San Julián, 1 en El Calafate y los restantes, todos de esta ciudad.

El Secretario recordó que la semana pasada tuvimos la cifra récord con más de 120 casos confirmados en un día. “No solamente lo que se confirma a nosotros nos preocupa y ocupa. Eso es lo que nos marca que debemos modificar las conductas que estamos teniendo”, agregó. 

Las cifras y el panorama actual marcan que, pese a las medidas tomadas, los contagios no bajan, sino todo lo contrario. Y, la llegada de funcionarios nacionales a la provincia deja entrever la necesidad de replantear estrategias para combatir el virus en territorio santacruceño y, puntualmente, en la ciudad capital.  

Fue el viernes 4 de septiembre, cuando se anunció la llegada de personal de salud e insumos a la provincia que había sido solicitado por la gobernadora al presidente Alberto Fernández y al Ministro de Salud Ginés González García.

En esa jornada arribaron a Río Gallegos profesionales para sumarse al Hospital Regional. También llegó Analía Rearte, directora Nacional de Epidemiología con su equipo, quien desde su arribo mantuvo constantes reuniones con funcionarios, encabezados por el flamante Ministro de Salud, Claudio García y también con la mandataria provincial, a través de plataformas virtuales.

En vuelo de un Hércules arribaron ese día siete enfermeros y tres epidemiólogos “para reforzar la capacidad de respuesta de los equipos de salud de la provincia. El envío incluyó elementos de protección personal como mamelucos, guantes, barbijos y alcohol”.

Con estos profesionales, encabezados por la funcionaria del Gobierno de Alberto Fernández, “Provincia y Nación avanzan en la implementación de estrategias y herramientas para contener brotes epidemiológicos”, informaron oficialmente.

Incluso, la propia Alicia Kirchner se mostró abierta a sugerencias, ya que “pidió a las autoridades sanitarias de Nación sumar los aportes para seguir trabajando para evitar la propagación y los contagios”.

Respecto de las acciones a concretar en Santa Cruz, la Directora Nacional de Epidemiología expresó: “Dentro de las estrategias que venimos a ver y trabajar en conjunto con la provincia, está la situación de Río Gallegos que es donde se registra el foco más grande. En la ciudad vamos a trabajar en estrategias de vigilancia, abordaje de atención primaria, el cuidado de los contactos de los casos, pero también vamos a trabajar en conjunto en todo lo que es el interior y el resto de la provincia”. 

Luego de tres días de labor con sus pares locales, la doctora Rearte aseguró que en esta capital “el virus se está diseminando por la circulación de los contactos estrechos”. La experiencia y evaluación del contexto actual, marcó esto a los especialistas nacionales y, ahora, es una prioridad en la estrategia de trabajo para los locales.

En cuanto al contacto estrecho, detalló que se trata de aquellas personas que tuvo contacto con un caso positivo de coronavirus: convivientes y compañeros laborales, principalmente. 

Todos aquellos que hayan estado en cercanía de un caso de coronavirus, desde dos días antes de que manifieste síntomas hasta que estuviera asintomáticos, son contactos estrechos”, indicó la epidemióloga. Y agregó que justamente los contactos estrechos tienen altas probabilidades de contraer y transmitir la enfermedad. Por ello insistió en la importancia de que estas personas respeten el aislamiento estricto de 14 días: “Se tiene que quedar en sus casas, aislados de sus familias, no compartir vasos, platos o toallas, y no ir al supermercado o a la farmacia”. Además de ello, volvió a reiterar que es necesario contar con el apoyo de la sociedad para cortar la transmisión.Hoy el foco está puesto en controlar y vigilar a los contactos estrechos. Los funcionarios provinciales deberán atenderlos y darle la prioridad que marcó la Directora Nacional de Epidemiología a través de su diagnóstico. Será que a esos mismos funcionarios del Gobierno provincial, encabezados por la Gobernadora les llegó el momento de escuchar sugerencias y de dejarse ayudar, tal como pedía semanas atrás el doctor Horacio Córdoba, presidente del Colegio Médico de Santa Cruz?  Serán los propios responsables de los destinos provinciales y municipales los que, con su accionar, responderán a este interrogante. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más Noticias