El quite de coparticipación a la Ciudad, una idea que ya había motorizado Cristina Kirchner

2
1272
Asunción de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner – Foto:

La Vicepresidenta había comenzado a impulsar este reclamo apenas dos días después de la asunción presidencial, el pasado 10 de diciembre.

La decisión del presidente Alberto Fernández de quitarle fondos de la coparticipación federal a la Capital Federal para redestinarlos a la provincias de Buenos Aires se concreta tras una serie de reclamos que impulsó la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien participó en la definición del nuevo esquema.

En medio del conflicto por las medidas de fuerza que iniciaron los policías bonaerenses para reclamar mejoras salariales, el Jefe de Estado anunció este miércoles que se le quitará 1 punto de los fondos coparticipables a la administración del gobierno porteño, a cargo del referente del PRO Horacio Rodríguez Larreta.

Esos recursos irán ahora a la provincia de Buenos Aires, según el Jefe de Estado, para saldar un problema histórico que se generó a mediados de los ’80 y para recomponer los ingresos de los agentes de seguridad que desde hace tres días mantienen medidas de fuerza en las principales ciudades del territorio bonaerense e incluso en el ingreso a la residencia presidencial de Olivos.

El primer mandatario reconoció que analizó en los últimos días con la vicepresidenta Kirchner las diferencias en los recursos que perciben la Capital Federal y la provincia de Buenos Aires, donde gobierna el kirchnerista Axel Kicillof.

Fernández dijo que “días atrás” evaluó con su segunda “la composición social de la Ciudad de Buenos Aires en el año 1946 y hoy en día”.

“En el año ’46 tenía 2.900.000 habitantes y en el último censo tiene 100.000 habitantes menos. ¿Pero qué pasó en la provincia de Buenos Aires? En aquel entonces tenía alrededor de 4 millones de habitantes y hoy tiene cerca de 17 millones de habitantes. La provincia que creció de ese modo perdió 8 puntos de coparticipación y es muy difícil que pueda estructurarse un funcionamiento adecuado para esa provincia si no empezamos a recomponer de algún modo sus ingresos”, comparó.

Así, el Presidente concretó un pedido que Cristina Kirchner impulsó apenas después de concretarse el traspaso de poder, el pasado 10 de diciembre. Al participar de la asunción de Fernando Espinoza en La Matanza, la Vicepresidenta aprovechó para criticar el reparto de los recursos federales y fundamentalmente la posición de la Capital Federal donde, advirtió, “hasta los helechos tienen luz y agua”.

“En la Matanza viven dos millones de personas en 320 kilómetros cuadrados y recibió 10 mil millones de pesos ¿Saben cuánto recibió la Capital, donde viven 3 millones de personas en 200 kilómetros cuadrados? 350 mil millones de pesos. Esas cosas son las que debemos discutir”, diferenció en aquella oportunidad la flamante Vicepresidenta.

Cristina Kirchner remarcó que esa situación se produce mientras “en el conurbano tenemos a los bonaerenses chapoteando en el agua y el barro”.

“Vamos a tener que discutir una asignación racional de los recursos”, reclamó. Sus palabras se convirtieron en el inicio de una serie de negociaciones entre el presidente Fernández a través de su ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro, con Rodríguez Larreta para analizar la situación de los recursos.

Las tensiones caracterizaron las conversaciones y afloraron cuando se disipó la buena sintonía que ambas administraciones mantuvieron para coordinar acciones contra la pandemia del coronavirus. (Clarín)

2 Comentarios

  1. No importa cuanto dinero le saquen a la ciudad de buenos aires o cualquier otra entidad, ciudadano o empresa, el peronismo esta condenado a fracasar con o sin dinero no les alacanza ninguna cifra, simplemente porque no tienen la capacidad de administrar ya que nacieron en una familia que vive del estado y no sabe que es no tener o buscar trabajo cada dia.

    No hay ningún decreto, ley, complot, asociación que el peronismo pueda hacer para resolver 3 cosas basicas: Trabajo genuino, Hambre e Inflación. Si lo hubiera, si tuvieran la capacidad ya la hubiesen aplicado en 12 años que gobernaron o en 70 que existen.

  2. Según la ley, en primer lugar hay dos detracciones de la masa coparticipable:
    Un 15% que se destina al financiamiento del sistema previsional nacional y otros gastos operativos y una suma fija de $ 45,8 millones mensuales que se reparte entre las provincias. 
    Luego viene la distribución entre Nación y provincias:
    42,34% va al Tesoro Nacional, Un 56,66% a las provincias
    Un 1% al Fondo de Aportes del Tesoro Nacional (ATN), que maneja el Ministerio del Interior.
    A su vez, de ese 56,66% que va para las provincias, dos puntos porcentuales (p.p.) se destinan a:
    Buenos Aires (1,5701 p.p.),Chubut, Neuquén y Santa Cruz (0,1433 p.p. para cada una de las tres).
    Finalmente, del 54,66% restante
    19,93 punto son para Buenos Aires,
    9,28 p.p para Santa Fe,
    9,22 p.p. para Córdoba,
    5,18 p.p.para Chaco,
    5,07 p.p.para Entre Ríos,
    4,33 p.p. para Mendoza,
    4,29 p.p para Santiago del Estero,
    4,94 p.p. para Tucumán,
    3,98 p.p. para Salta,
    1,38 p.p. para Santa Cruz,
    2,37 p.p. para San Luis,
    3,51 p.p. para San Juan,
    2,62 p.p. para Río Negro,
    1,54 p.p. para Neuquén,
    La Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) no está incluida en este reparto y desde 2003 recibía 1,4% de la masa coparticipable directamente de Nación.
    Con el traspaso de la Policía Federal a la Ciudad, en 2016 el entonces presidente Mauricio Macri, elevó la cuota a 3,75%, también a partir de recursos nacionales. Con el Pacto Fiscal de noviembre de 2017, esa cifra bajó a 3,5%. Ahora, Fernández redujo esa cifra a 2,32% por decreto y lo llevará a 1,40% a partir de la aprobación del Congreso.
    Si siguen reproduciendo notas de Clarin y La Nacion, ni el loro los va a leer.
    Informen con objetividad e independencia de criterios.
    Saludos

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí