Por orden de Alberto Fernández, Martín Guzmán concentra las decisiones económicas y gana terreno en el gabinete

0
282
Canje de deuda: el misterio del 1% que no entró a la reestructuración

Según publica Clarín Luz verde para el blanqueo para la construcción y créditos hipotecarios. El ministro dirige el diálogo con empresarios y sindicatos. Encabezó reunión de ministros, legisladores, la UOCRA y la cámara del sector.

Por: Guido Carelli Lynch

Martín Guzmán al poder. Alberto Fernández sigue apostando a los gestos para empoderar al ministro de Economía en el medio de la crisis cambiaria. El jefe de la Cartera económica concentra decisiones y el consejo económico y social, última apuesta del Gobierno para seducir empresarios, se cocina en Salón Belgrano, contiguo a su despacho.

Hasta allí fueron esta vez el titular de la UOCRA Gerardo Martínez y los directivos de la cámara argentina de la construcción. También peregrinaron todos los integrantes del Gabinete Económico con Santiago Cafiero a la cabeza y se sumó la ministra de Hábitat María Eugenia Bielsa. Se esperaba la presencia del presidente de Diputados Sergio Massa, que no pudo asistir por una infección intestinal, y del jefe de bloque oficialista Máximo Kirchner. Sí estuvieron en cambio la senadora Anabel Fernández Sagasti y la diputada Magdalena Sierra.

El oficialismo quiere plasmar la idea que en julio el tándem CAMARCO y UOCRA plantearon a Kulfas: un blanqueo -una palabra que no aparece en el proyecto de ley- de capitales pero aplicado a la construcción; y la creación de una agencia hipotecaria, para dinamizar el mercado de crédito para vivienda.

El paquete tiene como finalidad, también, el aumento de la inversión en pesos para que baje la demanda de dólares en el medio de la corrida cambiaria e incentivos para ahorristas/inversores como el diferimiento de Ganancias y la suspensión del pago de bienes personales.

“Hoy se enviaron al Congreso de la Nación dos proyectos de Ley con eje en la industria de la construcción, un motor potente para dinamizar la economía y generar puestos de trabajo, con impacto transversal en diversas cadenas productivas”, explicó el ministro Guzmán en el inicio de la reunión.

Durante su intervención, el titular de la Cámara de la Construcción, Iván Szczech, agradeció el diálogo institucional con el Gobierno. “Servirá para recuperar el empleo perdido. Ojalá tengamos el éxito que buscamos para brindarle a la gente la esperanza de tener una vivienda a través de un crédito hipotecario”, se entusiasmó. A su turno el jefe de la UOCRA, Gerardo Martínez, calculó que las dos iniciativas podrían generar 80 mil empleos y que la restauración del Plan Procrear se podrían recuperar los 120 mil empleos que la industria perdió por la crisis.

“El capítulo de hoy se llama Guzmán conducción, queremos que esté en centro de la escena”, se sinceró un funcionario con despacho en Casa Rosada.

El operativo de empoderamiento de Guzmán empezó con los anuncios de la baja de retenciones y siguió hace diez días, cuando el Presidente lo respaldó públicamente. “Me encontré con un ministro de Economía que pensaba exactamente igual que yo y allá fue a pelearla”, afirmó el mandatario al entregar viviendas en Ezeiza, en compañía del ministro.

Siguió con el arbitrio de Fernández a favor del ministro y en detrimento de su amigo, el presidente del Banco Central Miguel Pesce, para que el primero interviniera (sin éxito comprobado aún) en el mercado del dólar financiero.

Pero las imágenes valen más que mil palabras. El Gabinete Económico que incluye a todos los ministros y titulares de organismos del área y presidía el jefe de Gabinete y que ideó el ATP y el IFE -que en la Casa Rosada defienden como dos baluartes de la contención social desde la economía y ahora quieren reconvertir- se mudó al ministerio de Economía. Cafiero seguirá participando aunque cedió la localía y este miércoles no pudo ser de la partida. Ese área del Gobierno quedó herida después de las fricciones entre Pesce y Guzmán.

El Consejo Económico y Social que el Gobierno teje en mesas sectoriales con empresarios y sindicatos también avanza bajo la custodia de Guzmán. La semana pasada fue el turno del Consejo agroindustrial (minutos antes de que Cafiero y el ministro de Trabajo Claudio Moroni vendieran el acuerdo entre empresarios y gremios por el aumento del salario mínimo, como un capítulo más de esa película.

Guzmán, además, empezó a tener más rodaje político. El viernes participó de un acto en Almirante Brown con el intendente local, Mariano Cascallares, y con del Hurlingham, Juan Zabaleta. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí