Con la mira en el FMI, el oficialismo busca darle media sanción al Presupuesto

0
308
Fuerte polémica por los superpoderes en la primera sesión virtual en Diputados - Foto: Telam

Según publica Clarín Este miércoles se votará en Diputados. Será la primera sesión con mayoría de legisladores en el recinto.

Por: Jazmín Bullorini

En la que será la primera sesión con mayoría presencial desde que empezó la pandemia, el oficialismo confía en darle media sanción este miércoles -con apoyo de las bancadas federales- al Presupuesto 2021 y enviar una señal al FMI, en la previa a la renegociación de la deuda.

El texto enviado por el Ejecutivo proyecta un crecimiento del 5% del PBI, una inflación del 29%, un dólar en torno a los $102, y un déficit fiscal primario del 4,5% del PBI, que al sumar los servicios de deuda llega al 6%.

En Juntos por el Cambio, finalmente los moderados ganaron el duelo y la principal bancada opositora se abstendrá en la votación en general, aunque en particular habrá legisladores que votarán en contra o a favor de articulados que consideren dañinos o beneficiosos para sus provincias.

A pesar de las críticas a los índices del Presupuesto y que el oficialismo no tomó los pedidos de los gobernadores radicales ni de Horacio Rodríguez Larreta -que querían coparticipar el Impuesto País, entre otras medidas de “autonomía fiscal y financiera para las provincias”- el consenso al que arribaron dentro de JxC fue no obstruir el tratamiento.

Sopesaron que se trata del primer año de gestión de Alberto Fernández, que se da en plena crisis económica por la pandemia y que el Presupuesto es una herramienta de gobernabilidad.  En paralelo, el mensaje político -que repitieron durante el debate en comisiones- es mostrarse como una mejor oposición en comparación al kirchnerismo durante el gobierno de Mauricio Macri.

Se espera entonces que el oficialismo (que tiene 118 votos propios) cuente con el apoyo en general de los 11 legisladores del Interbloque Federal -que conduce Eduardo “Bali” Bucca- y los 8 del interbloque Unidad y Equidad Federal, capitaneado por el mendocino José Luis Ramón.

Sin embargo, también habrá diferencias puntuales. De hecho, el representante del interbloque Federal en la comisión de Presupuesto, el cordobés Paulo Cassinerio firmó el dictamen en disidencia a raíz de los subsidios al transporte del interior; el tema más debatido del proyecto.

Si bien Heller, en nombre del Ejecutivo anunció un incremento de $ 7.000 millones -para sumar a la partida original de $ 13.500 millones- de subsidios al transporte de las provincias, el legislador que responde al gobernador Juan Schiaretti señaló que eran “insuficientes”.

“Nos quieren dar 11 puntos menos que la inflación proyectada en este presupuesto, que ojalá solo sea del 29% Por eso reiteramos el pedido para incorporar $10.000 millones. Si no se suman, veamos la posibilidad de redistribuir lo que ya hay”, planteó Cassinerio y propuso restarle a la partida del AMBA que recibe $65.000 millones en subsidios. Algo que no sucedió.

“El último Presupuesto vigente se elaboró en 2018. Ha pasado mucha agua debajo del puente; corresponde tener un nuevo presupuesto sin dejar de marcar observaciones”, aseguró a Clarín, el lavagnista Alejandro “Topo” Rodríguez y miembro de ese Interbloque Federal.

El tema subsidios al transporte fue una de las tantas concesiones y cambios que sufrió el texto.

A último momento también se incorporó la creación de un área aduanera especial en la provincia de Misiones, lo que le permitió al oficialismo sellar el respaldo de los legisladores de esa provincia que integran el interbloque Unidad y Equidad Federal, pero abrió grietas internas en el propio Frente de Todos.

​Los otros gobernadores del norte del país, principalmente el formoseño Gildo Insfrán y el chaqueño Jorge “Coqui” Capitanich -ambos oficialistas- pusieron el grito en el cielo por las desventajas competitivas que les generará ese beneficio tributario a su provincia vecina y amenazan con dificultar la aprobación del Presupuesto en el Senado.

Pero la novedad fue anunciada por el propio Alberto Fernández y en Diputados ponían en duda que haya modificaciones a ese punto.

Sobre el filo también se incorporaron cambios en el Fondo del Tabaco, un incremento en el impuesto a los juegos de azar, más partidas ($ 4.000 millones) para las universidades y se dispusieron créditos para distribuidoras eléctricas que no tenga deudas o tenga deudas “razonables” para destinar a beneficios de los usuarios, obligación automática de pagos a Cammesa o a inversiones de infraestructura.

Primera sesión con mayoría presencial

A raíz del último acuerdo sellado en Labor Parlamentaria, hasta fines de noviembre habrá sesiones con mayoría presencial, para los temas que algún pida tratar de esa manera.

Desde el arranque JxC avisó que quería tratar presencial el Presupuesto y el Aporte Extraordinario. Este miércoles irán 92 diputados de esa bancada. Por el interbloque Federal irán al menos tres.

El Frente de Todos, que se negó a sesionar fuera del Congreso, cedió bancadas y la mayoría de sus legisladores estará conectado en forma virtual.

Para garantizar más espacio dentro del recinto se levantó la pantalla gigante. Además se habilitaron los tres pisos de los palcos. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí