lunes, noviembre 23, 2020
18 C
Río Gallegos

La vacuna “ideológica” del gobierno que es un buen negocio, buscan usarnos de “cobayos” y que juguemos a la ruleta rusa con 3 balas

La vacuna Sputnik V contra el coronavirus

(Por: Rubén Lasagno) – “En boca del mentiroso, lo cierto se hace dudoso”, señala el dicho  popular y lo que diga, tanto Putín, el presidente ruso, como el gobierno argentino, tiene la mayor carga viral de sospecha de la mentira, que cualquier mensaje oficial pueda transmitir a la sociedad argentina.

El gobierno nacional está defolteado en su credibilidad, al punto de que, cualquier intento por ser sincero (si es que existe esa intención) se devalúa en el preciso momento en que apoya una idea, echa a correr una medida o propone una acción como ésta de comprar 25 millones de vacunas Sputnik V a Rusia, cuando la propia comunidad científica internacional se queja de que por parte de Rusia no existe transparencia ni información oficial especialmente sobre la realización de la Fase 2, solo se probó en 76 personas (se necesitan cientos de pacientes), ninguna de esas personas era de riesgo y solo se probó por 47 días, cuando se necesita más del triple del tiempo. La Fase 3, mucho menos está realizada aún, porque constituye la aprobación por parte de las máximas organizaciones de salud del mundo de los estándares de medicamentos y la prueba en un universo humano superior al de la fase 2.

Esta tercera parte de la investigación de la Sputnik V Rusa dice que se lleva a cabo en 40.000 voluntarios, tanto de Rusia, India, Emiratos Árabes Unidos, Bielorrusia y Venezuela, hasta este momento; ¿Será Argentina el sexto país en ofrecerse como cobayos en una población mucho mayor, a un costo super millonario para todos los argentinos?

El apresuramiento de la compra millonaria a un valor de 10 dólares la dosis por parte de nuestro país, después de una reunión secreta de una comisión secreta que fue en secreto a hablar en el país del secreto del corrupto presidente ruso, quien es amigo personal de Cristina Fernández, hace pensar en dos cosas: que el negocio es redondo para el gobierno ruso y el argentino, que vende la publicidad oficial como “vacuna gratuita” y que en el acuerdo hay una devolución de los Fernández por ofrecer a la población de nuestro país y más precisamente a la de Santa Cruz como cobayos para la prueba del medicamento.

¿Ud se vacunaría?

En el mundo hay muchas dudas sobre todas las vacunas en proceso, pero más aún sobre la Sputnik V por la falta de información previa y oficial sobre el desarrollo del medicamento. De acuerdo a los registros oficiales el 15% de los vacunados presentan efectos secundarios.

En un artículo del diario Perfil, se indica que el ex presidente de Honduras Manuel Zelaya fue uno de los que ya recibió la dosis y contó su experiencia. El Centro de Epidemiología y Microbiología Nikolái Gamaleya es quien desarrolla la vacuna y su director Alexandr Guintsburg aseguró al canal de televisión ruso “Rossiya 24” que “un 15% de los vacunados presentan efectos secundarios; es decir, el 85% de los vacunados no tienen efectos secundarios o inconvenientes algunos“, expresa Perfil.

En este mismo sentido el diario reproduce una entrevista al periodista y médico Nélson Castro, quien no dudó al decir que la vacuna rusa solo ofrece dudas y tal como lo reproduce en Perfil, cuestionó fuertemente al presidente Alberto Fernández por decir que si bien le regalaron dos dosis de la vacuna, no se la va a inyectar porque “quiere ser justo con el resto de la población“.

No se la dé porque no es segura”, afirmó el Dr Castro.  

¿Diputados conformes?

Ya que los diputados oficialistas de Santa Cruz son tan apegados a las normas legales sobre medicamentos y la necesidad de que éstos estén aprobados por los organismos oficiales como la ANMAT, creemos que en este caso, como mínimo, le exigirán al gobierno nacional que haya una homologación de los estándares químicos para que los argentinos y especialmente los santacruceños estemos seguros de los que nos inyectarán y no estemos ofreciendo nuestra población para que prueben en “ensayo y error” con la salud pública de todos nosotros que es como jugar a la ruleta rusa con tres balas, ya que hablamos de los desarrollos tan apresurados del inefable Putín. (Agencia OPI Santa Cruz)

Si Ud considera que OPI Santa Cruz le brinda un servicio informativo distinto y de calidad, lo invitamos a sumarse al listado de colaboradores adhiriendo a la Membresía del medio. Su colaboración ayudará a sostener este proyecto que nació sin dependencia del oficialismo ni la oposición y transita desde hace 16 años remando en el esfuerzo, el trabajo diario y la dedicación por el periodismo libre e independiente es una provincia donde no hacer periodismo complaciente, significa trabajar en soledad. Muchas gracias.

3 Comentarios

  1. La revista científica francesa Lancet, le realizó una serie de cuestionamientos a la vacuna rusa, en especial, que recién han comenzado la fase3 y sus resultados recién van a estar para mediados de Diciembre, pero además, como la OMS exige para aprobar una vacuna es que ésta genere imnunidad por al menos 6 meses, eso quiere decir que recién en marzo/abril se podrá saber sobre ello. Entonces cómo comprar 25 millones de dosis con tantas inconsistencias?
    https://www.infobae.com/america/ciencia-america/2020/09/10/la-revista-medica-the-lancet-pidio-aclaraciones-a-los-autores-del-estudio-sobre-la-vacuna-rusa-contra-el-covid-19/

  2. El primer objetivo es economico. A partir del 1 de enero del 2021 no habra IFE ni ATP (no estan contemplados en el Presupuesto). Por lo tanto hay que “justificar” que todos pueden volver a trabajar. Si estan vacunados no tienen derecho a protestar
    El segundo objetivo tambien es economico. Cada vacuna cuesta 20 dolares y 25 millones de vacunas son 500 millones. La coimision es muy interesante.
    La salud no le preocupa a nadie. Por esos tenemos 32.000 muertos

  3. Poco transparente , el laboratorio que se encargaría de su distribución es de un tipo que le clausuraon un laboratorio , estuvo en cana, dueño de verdulerias, cientos de cheques rechazados , o sea, empresario K de punta a punta, impresentables.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí