El mercado revisa a la baja la de 2020 y al alza la de 2021

0
224
Terminó el programa “Productos Esenciales”

Por: Javier Blanco

Según publica La Nación El diagnóstico se repite desde hace meses: los analistas de mercado están convencidos de que la inflación que se ahorró en 2020, vía congelamientos tarifarios y acuerdos de precios y por el impacto que el recorte en los ingresos tuvo en la demanda, y que permitiría cerrar el año con un IPC general 18 puntos menor al registrado en 2019, se irá pagando de aquí en más y hará que el año 2021 sea mucho más complicado.

La conclusión surge del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), que cada mes lleva adelante el Banco Central (BCRA), y en esta oportunidad recogió proyecciones de 43 consultoras entre los días 28 y 30 de octubre.

Allí se observa que mientras nuevamente recalcularon a la baja entre medio y 1,1 punto porcentual la inflación general que proyectan para este año (estiman que cerrará entre 35,1% y 35,8%), a la vez elevaron 1,4% sus pronósticos para 2021, que ahora estiman dejaría una suba del 48,9% en el IPC general, es decir, ajustes promedios levemente por encima del 4% por mes.

De la encuesta, la más abarcativa del mercado local, vuelve a surgir que lo peor en materia inflacionaria es la sensación que se instala cada vez más tomando en cuenta los anuncios oficiales sobre un progresivo descongelamiento de precios y tarifas. Los analistas esperan que el IPC se mueva por encima del 3,2% mensual (la proyección que tienen para octubre, dato que se conocerá en una semana) en todo el semestre que viene y alcance picos de 4% y 4,1% en diciembre y enero.

La aceleración inflacionaria no vendría de la mano de un ajuste cambiario oficial, ya que suponen que el Gobierno lograría mantener a raya al dólar mayorista para que cierre 2020 entre $83,90 y $84, valores levemente superiores (+0,2%) a los que proyectaban hasta ahora.

Por el contrario, esperan que el motor sea el descongelamiento progresivo de precios, en un contexto en que las señales a la baja que mostró la demanda de pesos durante octubre hacen temer que los excedentes monetarios y la caída en los márgenes que denuncian las empresas formadoras de precios faciliten en adelante las remarcaciones.

En términos de actividad, el mercado espera que la economía cierre 2020 con una caída del 11,6%, menor a la del 11,8% que preveían hasta el mes pasado o la del 12% que proyectaban algunos meses atrás. Ese recorte obedece a que revisaron al alza, del 0,7 al 0,8%, su estimación del rebote que el PBI había registrado en el tercer trimestre (de +10,2 a +10,5%) aunque a la vez coincidieron en pronosticar una fuerte desaceleración en la tasa de crecimiento de la actividad para el cuarto trimestre, al estimar que será del 1,8 al 2,9 por ciento.

Para la lectura del BCRA estas estimaciones denotan que “el período de mayor impacto de la pandemia se concentró en los dos primeros trimestres de 2020 (-4,2% y -16,2%, respectivamente).

La pérdida de fuerza en la recuperación los llevó a proyectar que la tasa de crecimiento del año próximo sería del 4,5%, medio punto por debajo de la expectativa que tenían hasta el mes pasado, básicamente porque arrancaría con una expansión muy baja (que estiman sería del 0,7 al 1,2%) en el primer trimestre de 2021.

El relevamiento muestra además que los analistas tomaron nota de las señales de austeridad que comenzó a dar en las últimas semanas el Gobierno, por lo que estiman que el déficit fiscal primario este año se ubicaría en $1,949 billones, cifra $51.000 millones menor al relevamiento anterior. Pero a la vez, no creen mucho que pueda sostenerse durante 2021 (año electoral), lo que los llevó a recalcular al alza la presión de déficit primario, que estiman para entonces en $1,787.2 billones en términos nominales. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí