Tras el aumento, la cuota de una prepaga de segmento medio alto arrancará en los $17.000 por grupo familiar

0
756
Prepagas - foto:

Según publica La Nación El precio más básico parte en los $6615 en empresas más económicas

Por: Natalia Muscatelli

Después de 10 meses sin aumentos, el Gobierno autorizó un incremento del 10% en las cuotas de las empresas de medicina privada desde el 1° de diciembre. Es decir, cinco puntos porcentuales menos respecto de lo que se había anunciado la semana pasada.

Un relevamiento de precios a cargo del sitio especializado MiObraSocial estimó a cuánto ascenderían los valores de las cuotas incluyendo la inminente nueva suba. El abanico de precios abarca desde coberturas en prepagas más económicas, con una mínima cobertura de servicios, hasta las de prepagas de un segmento más alto. En todos los casos, el cálculo se aplica para una familia tipo (matrimonio de entre 36 y 42 años con dos hijos entre 6 y 12 años.

El piso de esa cobertura de salud para el grupo familiar insumirá desde $6615 para acceder a las opciones de medicina prepaga más económicas (caso Hominis, del Sanatorio Güemes, Premedic, entre otras), que por lo general, brindan coberturas con foco regional.

“Las prepagas económicas son una excelente opción para quienes buscan una cobertura regional. Brindan todo lo que la ley establece para el PMO e incluso prestaciones superadoras por aproximadamente la mitad de precio que opciones de más renombre”, afirma Ignacio Cámpora, socio fundador de MiObraSocial.

Si, en cambio, la familia pensara en una cobertura a nivel nacional en una empresa de segmento medio (como Sancor Salud, Avalian, entre otras), la cuota inicial que pagará desde diciembre será de aproximadamente $11900.

Y si se quiere pensar en alguna de las prepagas de segmento medio alto y alto las cuotas de los planes más bajos (como Osde 210, Galeno 220, etc) parten en los $17000.

“Siempre sugerimos comparar precios de varias empresas y de varias fuentes para contar con información verídica y útil para tomar una mejor decisión”, recomienda Cámpora. Entre otras cosas, hay que chequear si los planes tienen copagos y/o períodos de carencia, por ejemplo.

Todos los cálculos de este informe privado consideran que al menos uno de los adultos se encuentre en relación de dependencia, y los importes no consideran descuento de aportes.

Los aumentos en las cuotas de la medicina privada suceden en un contexto en el que la inflación acumulada anual a diciembre se estima en el 25% pero el costo de insumos de salud al menos duplicaría ese porcentaje. Por ese motivo, las empresas afirman que este ajuste lejos está de ayudar a paliar la crisis del sector.

El último ajuste del sector – que fijó una suba de las cuotas del 10%- se dio a conocer la Resolución 1787/2020 del Ministerio de Salud. Y sorprendió a las empresas, quienes habían pedido autorización al Gobierno para aumentar 15% en diciembre y otro 10% en febrero.

Según publicó Clarín,  un factor clave que habría llevado a la anulación del incremento más alto es que si bien las entidades prepagas tuvieron aumentos en las costos, por otro lado, desde marzo pasado a través del decreto 300/2020 el Estado redujo en un 95% las contribuciones patronales de las empresas del sector con destino al Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), al tiempo que se les fijó una menor alícuota en el pago del impuesto a los débitos y créditos. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí