Sin distanciamiento y en un lugar cerrado: la foto de Alberto Fernández con Evo Morales que generó polémica

0
314
Sin distanciamiento y en un lugar cerrado: la foto de Alberto Fernández con Evo Morales que generó polémica

Según publica Clarín El mandatario y su comitiva cenaron con el ex presidente boliviano en Jujuy antes de su regreso a su país sin respetar las condiciones para evitar los contagios de coronavirus.

Horas antes de emprender su regreso a Bolivia, tras la asunción de Luis Arce, el ex presidente boliviano Evo Morales cenó con Alberto Fernández y su comitiva en La Quiaca, Jujuy. Pero la velada se volvió viral en las redes por el comportamiento de los presentes: sin distanciamiento y en un lugar cerrado.

El Presidente, que arribó en la noche del domingo a Jujuy luego de participar de la asunción de Arce, estuvo acompañado por los ministros Eduardo de Pedro (Interior) y Elizabeth Gómez Alcorta (Mujeres, Géneros y Diversidad); el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz; y el secretario de Comunicación, Juan Pablo Biondi; entre otros funcionarios.

Lo llamativo de la foto, tras más de 7 meses de restricciones en el país por coronavirus, es que se podía ver a al menos 16 personas sentadas en una mesa larga, dentro de un lugar cerrado y con las ventanas sin abrir. Además, la mayoría de los presentes no tenía barbijo ni respetaba la distancia.

Tras el triunfo del MAS en Bolivia, a mediados de octubre, había ocurrido un hecho similar. Morales fue convocado a una cena en la residencia de Olivos, encuentro del que participaron además el secretario general de la Central de Trabajadores de Argentina (CTA) y diputado nacional, Hugo Yasky, y su par de bancada Eduardo Valdés, cercano tanto al Presidente como a la vice.

Todos ellos se mostraron sin barbijo ni distanciamiento, justo el día en que la Argentina llegó al millón de contagios por Covid. Horas más tarde, Fernández explicó que su foto con Evo Morales fue en el marco de una reunión de amigos que se juntaron “para festejar”.

El mandatario despedirá este lunes en La Quiaca, Jujuy, a Evo Morales, quien pondrá fin a su exilio en el país para retornar a Bolivia tras la asunción de Luis Arce.

El acto de despedida está previsto para las 10, cuando Morales inicie un viaje de dos días para arribar el miércoles próximo al Trópico de Cochabamba, su tierra natal, un año después de haber renunciado a la presidencia de su país.

Será una caravana de 800 coches que recorrerá más de 1.000 kilómetros hasta la zona cocalera de Cochabamba, donde forjó su carrera política. El viaje, que se inicia en la ciudad fronteriza de Villazón (sur), está cargado de simbolismo: el ex mandatario de izquierda (2006-2019), de 61 años, regresa a su país un día después de la investidura de su delfín político Luis Arce y horas antes de que se cumpla un año del día en que renunció a la presidencia de Bolivia. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí