La Aduana incautó bienes por más de $750 millones

0
198

Según publica La Nación La Dirección General de Aduanas (DGA), que depende de la AFIP, desarticuló operaciones de contrabando por más de $750 millones durante los primeros ocho meses de 2020. Paquetes de cigarrillos, indumentaria, artículos electrónicos, motocicletas y repuestos de autos se destacan entre los bienes incautados por el personal aduanero durante los controles y fiscalizaciones. También secuestraron relojes, anteojos, perfumes y maquillajes, mayormente por delitos como el fraude marcario o el contrabando.

Según se informó, la mercadería que apunta a cubrir necesidades básicas o que por algún motivo puede resultar útil para cumplir con políticas públicas se pone a disposición de la Secretaría General de Presidencia de la Nación, que es quien luego decide el destinatario de cada donación. Si, en cambio, la mercadería incautada es de importación permitida en el país, pero no es un bien de primera necesidad, debe ser subastada. Por último, si los productos incautados son por el delito de fraude marcario deben ser destruidos.

En la lista de operativos informados por la Aduana, en un aeropuerto de la provincia de Santa Cruz se incautaron 9 motocicletas de alta gama marca Triumph, una camioneta y un trailer para motos, que fueron ingresados al país de manera irregular. Las motos, de origen brasileño, fueron declaradas para uso personal, como viaje de turismo, pero la investigación de la DGA determinó que en realidad eran utilizadas para usos comerciales, por personas que venían de Brasil para realizar recorridos turísticos en el sur del país y de Chile, quienes recogían las motos en el aeropuerto de El Calafate.

En tanto, en el paso Cristo Redentor, en Uspallata, Mendoza, la DGA secuestró 119.000 paquetes de cigarrillos. La mercadería estaba oculta en un camión que transportaba fideos secos e intentó salir del país hacia Chile.

Por último, en el puerto de Rosario, personal de la DGA secuestró repuestos y partes de motocicletas sin declarar por un valor estimado de $29 millones ocultos en un contenedor proveniente de China. El contenedor transportaba 240 puertas, marcos metálicos y 2000 envases de poliuretano. Entre la mercadería secuestrada hay 500 cilindros para motor de motos, 200 tableros digitales, 40 tanques de combustible metálicos, 120 motores eléctricos de 500 cilindradas y 9500 neumáticos para bicicletas. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí