Oscar Parrilli planteó que los jueces “sean elegidos por el voto popular”

0
381
Oscar Parrilli Senador

Según publica Clarín Además insistió con poner límites a los poderes mediáticos. Fue durante el debate por los cambios en la elección del Procurador.

Por: Alejandro Alfie

La discusión en el Congreso de los proyectos para modificar la Ley del Ministerio Público Fiscal (MPF) generó un áspero debate entre el senador cristinista Oscar Parrilli y el constitucionalista Roberto Gargarella, sobre el rol del Procurador general y del Poder Judicial.

El senador Parrilli planteó que lo importante no es garantizar “la independencia” del Poder Judicial, sino evitar la “arbitrariedad”. Por eso, el presidente de la Comisión de Justicia del Senado sostuvo que, “a lo mejor, en algún momento, tendremos que ir a que los jueces sean designados por el voto popular”. Además insistió con la idea de poner límites a los “poderes mediáticos”, tal como ya planteó en su proyecto de reforma judicial.

Por el contrario, el constitucionalista Gargarella destacó el valor de la independencia del Ministerio Público Fiscal (MPF), garantizado en la mayoría especial de dos tercios para la elección y remoción del procurador general de la Nación.”No es un tema menor cómo se asegura la independencia. Si uno afloja, como está en algunos proyectos, ambos lados, uno elimina la posibilidad de la independencia, tal como se la entendió desde hace 200 años. Tiene que ver con ese punto de entrada y de salida” del procurador, dijo Gargarella.

Ahí fue cuando Parrilli le planteó a Gargarella que “la independencia que usted habla de la política nosotros la hemos debatido también en otras leyes y de lo que se trata es de la independencia de todos los poderes, fundamentalmente los poderes económicos. Y yo creo que más que independencia, hay que tratar de evitar la arbitrariedad de quienes ejercen los poderes. Y sobre todo cuando se trata del Poder Judicial. Se transforman en dueños de la vida y los bienes de todos los ciudadanos”.

“Cuando hablamos de independencia, no es solamente independencia de los representantes populares, porque a mí me votó el pueblo, a todos los senadores los votaron el pueblo, a los diputados también. Al presidente Alberto Fernández lo votó la gente. Cuando él propone a un fiscal, a un defensor, lo propone en un mecanismo indirecto. A lo mejor, en algún momento, tendremos que ir -el juicio por jurados va a ser un avance- a que los jueces sean designados por el voto popular”, argumentó Parrilli.

El senador cristinista recordó que el kirchnerismo había intentado avanzar con un proyecto de reforma de la Justicia que buscaba elegir por el “voto popular” a los integrantes del Consejo de la Magistratura. Pero la Corte lo frenó y, en 2013, lo declaró inconstitucional. “Pareciera que hay algunos sectores que consideran que todo lo que es voto popular es inconstitucional”, agregó Parrilli.

Por el contrario, en su presentación, el constitucionalista Gargarella dijo que, “a la luz de nuestra Constitución Nacional, algunos de los proyectos resultan inconcebibles. Les pediría de rodillas, si pudiera, que nos ahorren otra batalla judicial que se perderá otra vez en los Tribunales. Que busquen honrar, en lugar de socavar, los principios constitucionales”.

Parrilli encabezó este lunes la reunión de la Comisión de Justicia, con la exposición de siete especialistas, durante poco más de tres horas, quienes plantearon su posición respecto a los tres proyectos presentados por los senadores Martín Lousteau, Lucila Crexell y Alberto Weretilneck para modificar la normativa que regula el Ministerio Público Fiscal.

El senador Weretilneck explicó los puntos principales de su proyecto, que presentó la semana pasada y que cuenta con respaldo cristinista para reducir los requisitos de un amplio consenso de dos tercios en el Senado para la designación del procurador general de la Nación, así como para eliminar la perpetuidad en el plazo de duración del cargo.

Además de Gargarella, también expusieron los especialistas Nicolás Becerra, Guido Risso, Fernando Díaz Cantón, Mónica Cuñarro, Mario Villar y Horacio Erbes. La mayoría de los expositores -excepto Erbes y Risso- se opuso este lunes al proyecto de Weretilneck y propuso mantener la necesidad de dos tercios en el Senado para designar y remover al procurador general; aunque se mostró dispuesto a aceptar la eliminación de la perpetuidad en la cargo, por un plazo de duración de 5 ó 6 años, con una única reelección.

El debate sobre la modificación de la normativa del MPF se inició en la Comisión del Senado el 23 de octubre pasado, cuando Parrilli propuso analizar los dos proyectos que habían presentado anteriormente Lousteau y Crexell, pese a que ambos senadores opositores pidieron retirar sus proyectos, ya que los habían presentado en otro contexto, cuando el kirchnerismo no pretendía usar su poder para echar al procurador interino Eduardo Casal ni para designar al procurador general sin los requisitos de dos tercios del Senado.

Parrilli aseguró que el oficialismo hará su propio proyecto después de que la Comisión Asesora Presidencial presente sus recomendaciones sobre el Ministerio Público Fiscal, algo que ocurrirá probablemente esta semana. El objetivo del cristinismo es primero modificar esa normativa, para recién después comenzar a analizar la propuesta que en marzo pasado envió el presidente Alberto Fernández al Senado, para designar al juez federal Daniel Rafecas como procurador general de la Nación. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí