El gobierno de Gildo Insfrán dice que los formoseños se movilizaron para darle un “apoyo contundente” a las restricciones

0
218
La Justicia va por Gildo Insfrán, el gobernador de Formosa

Según publica La Nación Gildo Insfrán no solo defiende las medidas de aislamiento extremas a las que somete a quienes pretenden regresar a Formosa, medidas que hoy la Corte ordenó suspender. Su gobierno afirma además que la estrategia cuenta con el “apoyo contundente” de los formoseños y que el pueblo se movilizó incluso para defender las disposiciones sanitarias ordenadas.

Todos los días, el gobierno de la provincia difunde un informe con sus números sobre la situación de la pandemia. El de hoy dio cuenta de solo 21 casos activos y 23.619 testeos realizados desde que empezaron los contagios. Siempre según el gobierno de Insfrán, los resultados de esas pruebas tuvieron un 0,84% de positividad y hasta ahora la provincia registra un solo muerto por coronavirus.

Horas antes de que la Corte ordenara habilitar el acceso a la provincia a todo aquel que lo pidió, el gobierno de Insfrán sostuvo: “Comprovincianos, en el día de ayer fuimos testigos de una histórica manifestación del pueblo formoseño que, movilizado en todo el territorio provincial, expresó en paz, con alegría, entusiasmo y respeto, su apoyo contundente a las medidas sanitarias que nos cuidan a todos, así como su respaldo a las decisiones políticas que priorizan la salud y la vida de toda la comunidad”. Lo afirmó en el parte de ayer del Consejo de Atención Integral de la Emergencia Covid-19.

“En Formosa, no se rinde nadie”, es la frase con la que cada día el gobierno de Insfrán cierra ese documento. El de hoy da cuenta, además, de 13 ingresos ilegales a la provincia que fueron “judicializados”.

Insfrán gobierna Formosa desde hace 35 años. En esta pandemia, mientras los lugares del país con menos contagios flexibilizaban las normas de aislamiento, Formosa se erigió en forma cada vez más clara como “un país aparte”.

Tal como informó LA NACION, proliferan los varados, a quienes no se autoriza a ingresar a la provincia: chicos que duermen a la intemperie en medio del campo, atacados por mosquitos o alimañas; mujeres y hombres que cazan y pescan para vivir; personas desesperadas que intentan cruzar a nado el río Bermejo. Ese fue el caso de Mauro Ledesma, el joven de 23 que murió ahogado. Estaba varado en Córdoba y había pedido varias veces la habilitación para volver a Formosa.

Según el régimen establecido por el gobierno de Insfrán, todos los que ingresan, con el permiso administrativo que da por turnos el gobierno o gracias a un hábeas corpus, son enviados a uno de los 42 centros de alojamiento preventivo (23 en la capital) para cumplir una cuarentena estricta de 14 días, con los gastos a cargo de la provincia. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí