Diputados: el oficialismo admite que aun no tiene los votos para designar al Procurador como quiere Cristina Kirchner

0
222
Fracasó el simulacro en Diputados y se posterga la sesión remota - Foto: Telam

Según publica Clarín Necesita sumar aliados, y hay dudas en los dos interbloques más chicos que son decisivos. En el Senado, en cambio, habría media sanción esta semana.

Por: Guido Braslavsky

El plan de Cristina Kirchner de imponer a un jefe de los fiscales nacionales propio -un cargo llamado a ser de los más poderosos del país cuando se pase al sistema acusatorio- tambalea en la Cámara de Diputados. El oficialismo del Frente de Todos reconoce que no cuenta al día de hoy con mayoría para convertir en ley el proyecto que propugna bajar el número de votos necesarios en el Senado para elegir al Procurador General de la Nación, es decir, de dos tercios de los miembros presentes (48 si están todos en sus bancas) a la mayoría absoluta (37) de los senadores.

El proyecto que ya tiene dictamen de la Comisión de Justicia que encabeza el cristinista Oscar Parrilli debería votarse en el Senado en los próximos días, sin problemas para su aprobación. Hasta ahora no hay fecha puesta de sesión pero podría convocarse para el viernes o el lunes próximo.

En Diputados quedaría así para el período de sesiones extraordinarias, cuyo temario lo decide el Presidente al convocarlas. Alberto Fernández tendría el desafío de incluir -o no- el proyecto, sabiendo que si lo hace va en contra de su propio objetivo de designar en el cargo al juez federal Daniel Rafecas, porque le da aire a la iniciativa de Cristina.

Como sea, los números que hace el oficialismo no son favorables a la ofensiva cristinista para flexibilizar la elección del titular del Ministerio Público Fiscal. El Frente de Todos con el presidente de la Cámara Sergio Massa a la cabeza, encara una negociación difícil, aunque no imposible.

Fuentes del oficialismo consideran que si el lavagnismo con Graciela Camaño a la cabeza se oponen, y a ese rechazo se suman los cuatro cordobeses que responden al gobernador Juan Schiaretti y otros integrantes de ese interbloque de 11 miembros que preside Eduardo Bali Bucca, no se conseguirá el número para aprobarlo. Pero van a la pesca en ese interbloque donde pocas veces han votado todos unificados.

Camaño, que es una referencia de peso en temas judiciales, ya le dijo este domingo a Clarín que se opondrá porque la elección por dos tercios es una condición que garantiza la “independencia” del Procurador. Pero los otros dos diputados lavagnistas aún no tienen posición definitiva. Alejandro “Topo” Rodríguez, por caso, dice que lo tiene en estudio y que aun hay tiempo porque el Senado ni siquiera le dio media sanción.

Las cuentas que hacen en el Frente de Todos es que partiendo de su bloque de 117 diputados, pueden llegar a 123 si los apoya el interbloque (6) del mendocino José Luis Ramón, que viene funcionando como aliado. Y esperarían sumar a la neuquina Alma “Chani” Sapag (que rechazó con dureza, por ejemplo, el impuesto a las grandes fortunas) y dos más del bloque Acción Federal del riojano Felipe Alvarez (ex cambiemita) y del santacruceño Antonio Carambia (ex “ramones”). Así llegarían a los 126. Hasta aquí, a 3 votos de los 129, con lo cual los 4 cordobeses podrían ser decisivos.

En el interbloque de Ramón, de todos modos, hay dudas y admiten que no todos piensan igual sobre el proyecto, según pudo sondear Clarín. Por caso: el rionegrino Luis Di Giacomo de Juntos Somos Río Negro es un voto “cantado” a favor porque el proyecto que se discute fue presentado en el Senado por Alberto Weretilneck. Son el mismo espacio (Di Giacomo fue ministro de gobierno provincial de Weretilneck, gobernador hasta diciembre pasado). Como fuerza provincial JSRN viene jugando aliada al oficialismo.

Pero el propio Ramón tiene dudas, en su entorno dicen que le parece incluso “inconstitucional” tras una primera lectura, y convocó a reunión de interbloque para intentar unificar una posición.

Más allá de lo técnico o las valoraciones sobre qué es lo más conveniente en estabilidad, mecanismos de remoción y designación para un cargo de tal magnitud como el Procurador, este proyecto está atravesado por la política, empezando por las propias tensiones entre Cristina Kirchner y Alberto Fernández, que es quien ha postulado a Rafecas. Rafecas lograría incluso los dos tercios en el Senado -con apoyos públicos de referentes opositores como Elisa Carrió- que pide la ley actual. Pero el cristinismo nunca empujó por Rafecas y decidió seguir adelante con su propia iniciativa con el objetivo de poder designar tropa propia, parte de la operación a gran escala para mejorar la situación judicial -ahora y a futuro- de la vicepresidenta.

Las próxima sesión del Senado que dará aprobación a este proyecto incluiría también temas como los ascensos al grado inmediato superior de los máximos jefes de las Fuerzas Armadas (ya dictaminado) y el proyecto de endeudamiento con aval parlamentario. Más otros temas de “cierre” del año ordinario parlamentario, sino, deberán enlistarse en extraordinarias, o esperar a marzo. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí