Supermercados: se desacelera la caída de ventas y crece la modalidad on line

0
231
Las nuevas reglas que deberán cumplir los supermercados

Según publica Clarín Las principales cadenas de supermercados vendieron 2,3% en setiembre menos que en el mismo mes del año pasado. Pero en agosto la baja había llegado a 5,6%. Las ventas por la web crecieron casi 300%.

Por: Natalia Muscatelli

Las estadísticas del consumo volvieron a mostrar caídas durante el mes de septiembre. Las ventas de los supermercados bajaron 2,3% respecto del mismo mes del año pasado. Esa caída es inferior al 5,6% que habían caído las ventas en agosto.

En cuanto a los shoppings, ese mes todavía estaban bajo las restricciones por el aislamiento en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires, las ventas a precios constantes mostraron una disminución interanual del 81,4%, según informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).Los datos relevados por el organismo estadístico mostraron que la facturación total en las principales cadenas de supermercados sumaron $77.125,8 millones a precios corrientes, es decir un 33,1% más que el mismo mes del año anterior. Sin embargo descontando el efecto de la inflación (37,2% a octubre) puede notarse la merma en las cantidades vendidas.

La caída del consumo masivo, si bien fue menor a la registrada en agosto (-5,6%), se enlaza con la caída del poder adquisitivo de los consumidores, quienes no pudieron compensar sus ingresos desgastados por la inflación con paritarias que cierran por debajo del indice de precios.

Las ventas “presenciales” de los supermercados (las que realizan los consumidores en el salón de venta) representaron el 94,9% de las ventas totales, según el INDEC. Mientras que las ventas a precios corrientes por el canal online -que se dispararon durante la pandemia ante los temores de contagio- representaron el 5,1% de las ventas totales pero con un incremento del 295,4% respecto al mismo mes del año anterior.

En cuanto a las formas de pagar sus compras, la mayor parte de los clientes en las cadenas, optó por pagar con dinero efectivo. Esta forma de pago concentró el 31,5% de las ventas totales y mostró un aumento del 24% respecto a septiembre de 2019. Por su parte, los tickets de los supermercados abonados con tarjetas de débito representaron el 26,7% y aquellas con tarjeta de crédito sumaron un total de $27.789.563 miles ,lo que representa un 36,0% de las ventas totales.

Los grupos de artículos con los aumentos más significativos en las ventas respecto al mismo mes del año anterior fueron los “Electrónicos y artículos para el hogar” (75,7%); ; “Verdulería y frutería”,( 50,4%); “Otros”, (41,1%) y “Almacén” (34%).

Los datos privados de la consultora Scentia mostraron que la caída del consumo masivo continuó en octubre y promedió el 2%. Con todo, a nivel interanual, los datos todavía arrojan un número positivo: 0,4%, gracias al repunte importante que hubo en todos los canales al comienzo de la cuarentena. Específicamente, las grandes cadenas de supermercados cayeron 2,2% según esta consultora, en tanto los autoservicios independientes lo hicieron en un 1,8%.

Otro de los canales monitoreados por el INDEC es el de los autoservicios mayoristas donde se proveen muchos comerciantes minoristas y también consumidores finales. Las ventas a precios constantes durante septiembre, en este canal, sumaron $ 3.788,5 millones, lo que representa un aumento de 4,9% respecto de septiembre de 2019.

Finalmente, en los shoppings, que tanto insistieron en poder abrir sus puertas en los últimos meses, los efectos de la pandemia dieron por resultado, una caída de 71,4% respecto al mismo mes del año anterior, a precios corrientes. Y del 81,4% si la comparación se realiza a precios constantes. De acuerdo con la encuesta del organismo que conduce el economista Marco Lavagna, en los grandes centros comerciales, hubo un promedio de ventas de $6316 por metro cuadrado y de $988 por cada local comercial. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí