General Motors espera un repunte de las ventas a Brasil

0
399
El presidente de General Motors para América del Sur, Carlos Zarlenga

Según publica Clarín Las exportaciones de vehículos argentinos al país vecino podrían incrementarse al menos 25% por encima de lo ya proyectado.

Por: Luis Ceriotto

El presidente de General Motors para América del Sur, Carlos Zarlenga, afirmó que las exportaciones de vehículos argentinos a Brasil podrían incrementarse al menos un 25% durante el año próximo, como consecuencia del fuerte repunte de la demanda en el mercado vecino.

Brasil es el principal destino de las anémicas exportaciones de vehículos. Para este año, según proyecciones de la Secretaría de Industria, las terminales agrupadas en la Asociación de Fabricantes de Automotores (ADEFA), exportarán alrededor de 135.000 unidades, un 40% por debajo del año pasado.

“Hace algunos meses habíamos proyectado para 2021 un mercado interno en Brasil de 2,1 millones de unidades”, dijo Zarlenga, quien es argentino y reside en San Pablo. “Pero con el fuerte repunte de la demanda que se observó en septiembre, octubre y noviembre, ahora estamos proyectando un mercado en Brasil de al menos 2,6 millones de unidades, y quizás más. Esa diferencia, del orden del 25%, va a trasladarse a la demanda de vehículos argentinos”, estimó.

“Nosotros ya estamos programando en nuestras fábricas de Brasil una producción para el primer trimestre del año próximo acorde con un mercado de 2,6 millones de unidades. Y la experiencia demuestra que la venta de vehículos argentinos acompaña la tendencia del mercado brasileño. Este año las exportaciones argentinas están cayendo en una proporción muy similar al mercado de Brasil. Ahora esperamos que se pueda acompañar el crecimiento”, agregó el ejecutivo a Clarín, en una entrevista por zoom, desde su oficina en la fábrica paulista de San Caetano.

Los números que proyectaron para 2021 las terminales de ADEFA indican un repunte en la producción del 30%, hasta las 440.000 unidades. Pero esa cifra no contempla una suba de las exportaciones en la misma proporción, ya que esperan vender una creciente cantidad de vehículos de producción local en el mercado interno.

Ese desplazamiento se fue viendo sobre todo en la segunda mitad del año, cuando las terminales retomaron la producción luego de la pandemia. y las concesionarias se encontraron con un “stock” de vehículos que iba bajando a la par que subían las ventas, estimuladas por la brecha del dólar. Como las fábricas de Brasil permanecieron cerradas incluso algunos días más que las de Argentina, la reposición en las concesionarias comenzó a hacerse con una creciente participación de los vehículos locales. Ocho de los 15 modelos más vendidos de los últimos meses son de producción local.

En ese contexto, Zarlenga calculó que el repunte brasileño le podría agregar un “plus” a la producción local. “Yo creo que la demanda desde Brasil va a repercutir en números de exportación más importantes que los que se estaban viendo hasta ahora. Más ventas de pick ups, de sedanes Clase C, o de utilitarios”, dijo. Según cifras de ADEFA, de cada diez vehículos que exporta la Argentina, entre siete y ocho tienen como destino Brasil.

General Motors está concretando una inversión de 300 millones de dólares en su planta de General Alvear, en las afueras de Rosario, para comenzar a producir un nuevo vehículo tipo SUV. Según dijo Zarlenga, la mayor parte de esa inversión ya había sido ejecutada antes de la pandemia, cuando en la automotriz estadounidense decidieron frenar todos los proyectos. Los trabajos en la planta de General Alvear fueron retomados en octubre.

“Vamos a tener lista la inversión para la segunda mitad del año próximo, tras un parate de ocho meses. El nuevo modelo estará listo para vender en las concesionarias a comienzos del año próximo”, agregó el directivo.

A mediados de año, la secretaría de Industria eliminó las retenciones a las exportaciones “incrementales” de vehículos fuera del Mercosur. Si bien desde ADEFA el reclamo es la eliminación total de las retenciones, Zarlenga consideró que con ese paso pueden entrar a mercados de la región. “La verdad es que en el intercambio de vehículos entre Argentina y Brasil, el tema de las retenciones queda compensado. Pero con la eliminación de ese gravamen para países por fuera del Mercosur podemos vender vehículos a Chile, Colombia o Perú. En América del Sur, por afuera del Mercosur, hay un mercado de un millón de vehículos por año”, afirmó.  (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí