El Gobierno buscará mantener el congelamiento, pero con cambios

0
219
También suben fuerte los precios de los alimentos “sin IVA”

Por: Francisco Jueguen

Paula Español se movía entre tiburones en un océano que no era el suyo. Luego de atender un llamado, entró a la vieja sala de degustación de la fábrica de Quilmes convertida en el VIP de los empresarios para el cierre de la 26ª Conferencia Industrial de la UIA. La primera cara que vio fue la de Daniel Funes de Rioja, vicepresidente de la entidad fabril y presidente de la poderosa Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal), con la que la secretaria de Comercio Interior mantiene una tensión que promete seguir creciendo.

“Relación entre nosotros siempre hay”, dijo Español, luego de saludar a Funes, ladeado por Miguel Acevedo, David Uriburu y Eduardo Eurnekian. “Nos mandamos varios Whatsapp por día”, le respondió el industrial, rebajando las rispideces que vienen de semanas de duras negociaciones entre la industria alimenticia por los precios de sus productos.

Ese ruido no terminará. El Gobierno pretende mantener vivo el congelamiento de precios luego del 31 de enero próximo, fecha de vencimiento de los llamados Precios Máximos, que hoy mantiene inamovibles los valores de unos 100.000 productos.

Fuentes oficiales confirmaron a LA NACION que renovarán Precios Máximos con dos cambios o señales a la industria. La primera implica “desenlistar” aún más productos. La segunda, en tanto, otorgará nuevos aumentos a los productos que siguen “enlistados”. Está claro que tales cambios no conformarán a las empresas que tienen costos debajo de la alfombra con crecimientos -dicen- en torno al 20% o 30%, lo que comenzó a afectar su rentabilidad.

Al mismo tiempo continuarán las arduas negociaciones que vienen dándose en la Secretaría de Comercio Interior entre las firmas del sector y Español con el objetivo de delinear una ampliación de la canasta de Precios Cuidados, que actualmente tiene 401 productos. Todavía no hay un número definido para esa ampliación. La idea es que crezcan sustancialmente las referencias de precios en las góndolas del programa creado por Axel Kicillof.

“El desenlistamiento es lento y trabajoso. Esperamos otro ritmo de la Secretaría, porque el desfasaje entre costos y precios es serio”, afirmó a LA NACION Funes de Rioja. “Entendemos la idea de ampliar Precios Cuidados, pero siempre y cuando tenga un límite. Además, el punto de partida no puede ser un precio congelado”, agregó el abogado, que dijo que la industria alimenticia entiende que el desfasaje existente entre los aumentos de los costos vinculados al tipo de cambio, las paritarias y el impacto de la pandemia no puede recuperarse en 24 horas, pero que agregó que crecen las “tensiones recíprocas” entre el Gobierno y empresarios.

“El problema de que exista una persona que desinlista es que también puede enlistar. No hay precios libres. Por otro lado, el tiempo que llevan los precios congelados también es un problema”, agregó Funes, sobre el 6 de marzo de este año. El Gobierno abrió dos ventanas de alzas que fueron aprobadas por el Ministerio de Desarrollo Productivo, de Matías Kulfas.

“Cómo termina es un problema. Pero sabemos que va a terminar en una liberación de precios. El principal problema es cuándo. Es probable que haya un esquema de transición que sirva de maquillaje ante el Fondo Monetario Internacional (FMI)”, explicó Funes.

“¿Cómo viene el desenlistamiento?”, preguntó LA NACION en una empresa masiva que participa recurrentemente de las reuniones en Comercio Interior con Paula Español. “Lento como General Alais”, bromeó un directivo. “No tenemos claro timing entre Precios Máximos y Precios Cuidados. Piden para Precios Cuidados, pero no dan certezas para salida de los Máximos. Nosotros estamos evaluando qué hacer”, completó.

“Las empresas presentan propuestas para la salida de Precios Máximos, que está sujeto a lo que ellos piden de Precios Cuidados. No hay feedback”, dijeron en otra firma en la que recibieron un listado de productos requeridos dentro del nuevo Precios Cuidados. “Da la impresión de que quieren tener disponible el congelamiento. Pero no se puede producir con márgenes negativos. Los costos siguen subiendo y los precios no. Es inviables”, cerraron.

A mediados de noviembre, la Secretaría de Comercio anunció que comenzaría un proceso de descongelamiento de los Precios Máximos de manera gradual, ordenada y administrada. En una primera etapa alcanzaría a categorías entre los que figuraban bebidas alcohólicas -blancas, whiskys, licores, aperitivos y variedades de vinos-, las isotónicas y energizantes, los jugos de fruta 100% natural, arroz integral, golosinas, barras de cereales, café en cápsulas, leches condensados, pizzas congeladas, puré instantáneo, cremas para peinar, limpia metales; y pomadas para limpieza de calzado.

Se advirtió entonces, en la misma resolución oficial, que “los productos de primera necesidad seguirán alcanzados por los Precios Máximos”. Todo pese a que, desde el primer momento, el Gobierno había asegurado que esta política de precios era transitoria. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí