El Gobierno volverá a emitir esta semana deuda en dólares a la astronómica tasa del 16%

0
202
Dólar, jubilaciones, impuestos, tarifas y deuda pública: las definiciones de Guzmán

Según publica Clarín Licitarán bonos por US$ 750 millones para entregarlo a fondos que quieren salir de sus colocaciones en pesos. Duras críticas del sector financiero: Guzmán dijo en el Senado que se endeuda a tasas del 5 al 7%.

Por: Gustavo Bazzan

Este martes el ministerio de Economía realizará una nueva venta de bonos en dólares regidos por ley extranjera. Emitirá en total, bajo la modalidad de canje de papeles, títulos por un valor nominal de 750 millones de dólares y los inversores los podrán pagar con papeles deuda en pesos que tengan en su poder. Es la segunda licitación de este tipo que se hace tras el canje de deuda. La primera fue a principios de noviembre. Economía quiere entregar los bonos en dólares a fondos que están queriendo hacerse de dólares en el mercado del “contado con liquidación”. Ofrecer esos bonos sería una forma de descomprimir ese mercado y mantener a raya la brecha cambiaria.

Lo interesante de esta licitación es que el Gobierno entregará a inversores privados papeles como los bonos global 2030 y 2035, que ya se negocian en el mercado secundario a un precio 39 y 35 dólares respectivamente por cada 100 de valor nominal.

Dados los plazos de vencimiento y el precio de mercado, son papeles que este viernes mostraron un retorno implícito para el comprador de 16,09% anual para el bono al 2030 y del 14,64% para el bono al 2035. Son tasas muy parecidas a las que se observaban en la primera licitación.

Las tasas se calculan cada día al cierre de la rueda de operaciones, y se publican, por ejemplo, en el informe diario que elabora el Instituto Argentino de Mercado de Capitales (IAMC).

La colocación del mes pasado y la que se hará este martes ocurren al mismo tiempo que el resto del mundo emite deuda a la tasa más baja de la historia. La deuda europea rinde 0% o menos, Perú colocó días atrás un bono a 100 años a una tasa del 3,75% y Brasil colocó tres bonos a 5, 10 y 30 años a una tasa promedio del 3%. Acá, como se ve, se pagan tasas astronómicas, más del doble, incluso, que la famosa tasa del 7% que pagó en promedio el ex Presidente Macri, denunciada como insostenible por el propio Guzmán.

Llamativamente, y contra la opinión generalizada del mercado, incluso de referentes abiertamente afines al oficialismo, para el ministro Martín Guzmán la tasa de interés que convalida Economía es mucho menor a la que calcula todo el mundo en los mercados.

Días atrás, ante una consulta concreta que le hizo el senador Esteban Bullrich (PRO), Guzmán respondió. “Esta no es una operación en la que el Estado emita bonos en dólares y a cambio obtiene dólares. Es un canje, mediante el cual el Gobierno recibe bonos en pesos y entrega bonos en dólares”.

El núcleo de la argumentación oficial es este. Dijo Guzmán: “Como es un canje, cuando se emite esa deuda hay que subastar con títulos en pesos. Lo que obtuvimos es que la tasa implícita en ningún caso es del 17%. Se entregaron dos bonos, para el AL30 la tasa fue del 5,63% porque no compraron al tipo de cambio oficial, sino que los inversores pagaron un valor cercano a los 150 pesos por dólar en promedio. Para el caso del AL35, la tasa resultó del 7,18%”. El razonamiento oficial es que como se recibió el doble de pesos que al cambio oficial, los bonos se vendieron al doble del valor de mercado.

En el mercado dicen que esas tasas de entre 5 y 7%  -ya de por sí altísimas en un mundo que tiende a tasas cercanas a cero- no tiene nada que ver con la realidad.

El economista Guido Lorenzo, de la consultora LCG, desarticuló así la argumentación oficial:

– Argentina está canjeando deuda en pesos por deuda en dólares con el objetivo de reducir la presión sobre la brecha cambiaria. Cuestionable, pero es lo que está haciendo y lo dice el Ministro abiertamente.

– Para ello realiza canje de bonos y letras en pesos y entrega títulos en dólares legislación local. El mecanismo para establecer la relación de canje es por licitación, es decir, se ‘puja’ para salir.

– Como los inversores/acreedores quieren salir de Argentina, entregan pesos por dólar en la relación del dólar libre. Por ello, en el canje del AL30, por ejemplo, pagaron $5.805 por obtener una lámina de AL30 que valía en dólares en ese momento US$ 36.95 (tipo de cambio implícito $157).

– Como se ve, el gobierno emite nueva deuda que vale en el mercado US$ 36.95 y por la cual tendrá que pagar US$ 100 más intereses a lo largo de los próximos 10 años. Esa tasa es un poco superior al 17% anual. A esa tasa se endeuda Guzmán.

– ¿Por qué Guzmán dice que es 5.6% para ese canje? Toma los $ 5.805 los divide por el tipo de cambio oficial ($79,35) y construye un precio ficticio de US$ 73,16 ($5.805/$79.35). Entonces la lógica del Ministro es: me pagaron el bono a US$ 73,16.

Argentina tendrá que pagar intereses y capital a lo largo de los próximos 10 años por US$ 100 más los intereses y “hoy me lo pagaron US$ 73.16, un retorno de 5,63%” dice Guzmán. Una mentira. No tiene ningún racional pensar que pagaron el bono a US$ 73.16, es un invento, una entelequia.

– Solo el Ministro lo ‘valúa’ así. Para que se vea el nivel de ridiculez del número. Imagínese si sale a comprar deuda el Tesoro para reducir el endeudamiento. ¿Ese título lo pagaría a US$ 73,16 cuando vale US$ 37?. Si lo hace sería bastante torpe.

– No se hace porque no hay dos precios para el mismo activo, vale US$ 37, no US$ 73. Mientras tanto, se siguen repartiendo bonos a inversores extranjeros al verdadero precio (el de mercado) de casi US$ 37, comprometiendo la sostenibilidad de la deuda.

– Aún asumiendo el número tramposo del Ministro, ¿endeudarse a una tasa entre el 5% y 8%, ahora es sostenible? El que termina haciendo negocio con la brecha es el mismo Estado.

Esta lectura crítica al relato oficial fue refrenada nada menos que por el financista Javier Timerman -hermano del ex Canciller Héctor Timerman- quien tiene una larguísima trayectoria en Wall Street. Así le respondió Timerman al economista afin al Gobierno Sergio Chouza, que defendía la postura de Guzmán: “Sergio, yo apoyo a este Gobierno pero la realidad es una. Los bonos tienen un solo valor y es el mismo para el mercado y para el Gobierno. Si yo compro el bono me rinde 17% y si lo emito, eso es lo que pago . Si me demostrás lo contrario llevate el Nobel”.

Más duro fue el ex secretario de Hacienda Pablo Guidotti. “El ministro de Economía argentino se dirige abiertamente al Congreso indicando que ha emitido deuda en dólares a una tasa del 7% cuando emitió deuda a una tasa anual del 17%. Si las autoridades mienten de esta manera, ¿cómo se restaurará la credibilidad?”

A su vez, Daniel Artana, en la misma línea que Timerman, señaló: “Si el gobierno pudiera emitir deuda al 7% como dice tendría que emitir más y rescatar bonos que cotizan a paridades inferiores al 40% de su valor facial. El mismo producto con dos precios distintos no va.”

Todo parece indicar que el Gobierno tiene un relato para hablar de la deuda que colocan otras administraciones, y otro distinto para hablar de sus propias colocaciones. En ese juego, cualquier cosa parece opinable. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí