viernes, enero 22, 2021
12 C
Río Gallegos

Después de las confesiones de los diputados coimeros de Chubut, ¿Hay alguna duda que detrás de la minería, la corrupción es la regla?

Diputado de Chubut aparece en un video pidiendo “100 lucas” para avanzar en el tema minero

(Por: Rubén Lasagno) – Desde hace muchos años desde OPI venimos sosteniendo un discurso que en opinión de muchos es “antiminero” y nada más lejos de la realidad, es anticorrupción. No estamos parados en una nube y de allí evaluamos con el criterio del ojo tapado (teoría que permite contar la realidad de un solo lado), vamos más allá y pretendemos abrirle los dos ojos al pueblo, sobre la actitud de los gobernantes, las empresas nacionales y multinacionales y el gremio minero, cuando básicamente decimos que “cuando la limosna es grande, hasta el santo desconfía” y  en el tema minero, la limosna prometida es bastante atrayente, pero el río de plata que corre debajo en lobbys y corruptelas, es 100 veces superior y llena los bolsillos de muchos corruptos y sinvergüenzas.

En medio de la avanzada política impulsada desde nación y el gobierno de Mariano Arcioni para habilitar la megaminería en Chubut, aparecieron dos casos emblemáticos de cómo la clase política, independientemente de los partidos en los que milite, se alinea para sacar provecho del poder de voto y/o veto, para llenarse los bolsillos a costillas del pueblo, mintiéndole a la gente y solo por dinero, haciendo que su discurso sea pro o contra la minería, tal como pinte la billetera de las multinacionales o los gobiernos intervinientes. Toda plata en negro, todo corrupción, todo un robo de los bienes del Estado y ninguno de ellos sin el mínimo interés social por preservar los recursos naturales y justipreciarlos en el valor que corresponde.

Entre estos sinvergüenzas se difundió el video del diputado provincial por Juntos por el Cambio de Chubut, Sebastián López, quien aparece negociado su gestión lobista con las mineras a cambio de dinero. Complementando ese video, se conoció un audio de WhatsApp de la diputada Leila Lloyd Jones (FPV/PJ- Chubut), en el cual la legisladora haba de presunta coimas de 10 millones de pesos que se distribuyeron entre diputados para lograr la aprobación minera.

- Publicidad -

Sin dar nombres y argumentando que asistirá a la Justicia si es citada, Lloyd Jones recibió una catarata de críticas por sus expresiones y la Procuración General solicitó de oficio un requerimiento a la legisladora, para que ratifique la autoría del trascendido.

Por confesión (López) o por reconocimiento (Lloyd), la realidad se pinta claramente ante los ojos del ciudadano común: Los diputados son tentados, pagados o “doblados” por los dineros espurios, para torcer su voluntad y votar el favor del sector minero; sean estas las empresas o los gobiernos. Ésta es la única realidad y en OPI hace muchos años que lo venimos sosteniendo. Es una constante en Santa Cruz, donde la minería ha hecho rico a muchísima gente que trafica influencias, desde su posición dominante. Hoy, ante lo irrefutable de las pruebas, el pueblo debe saber a qué y a quiénes se enfrenta: corruptos con máscaras de gente interesada en “sacar adelante” a Chubut, cuando en realidad se trata de acomodar su futuro personal y familiar.

Sin la mínima posibilidad de explicar semejante pruebas tan contundentes y demostrable de lo bajo que son, quienes rodean a estos dos diputados de Chubut salieron a decir que “son archivos de viejas conversaciones privadas, no son actuales”, transformando a quienes los justifican en meros cómplices o sucios legisladores, políticos o sindicalistas que no solo avalan estas prácticas, sino las promueven.

La idea es que, como esos archivos no son sobre la situación actual de la minería en Chubut, no se le puede imputar a los diputados y al gobierno de estar teniendo el mismo comportamiento, cuando en realidad, en esta oportunidad no es igual, claro, es peor.

Hoy en Chubut hay una fuerte sinergia entre el gobierno nacional, el gobierno provincial, intendentes, diputados, senadores, empresas mineras y AOMA, por instalar la zonificación minera, suprimir la ley 5001 y cuanto antes, comenzar a explotar la megaminería por lixiviación de cianuro, lo cual, de aprobarse, será el principio del fin para aquellos pueblos que compran la esperanza de desarrolarse alrededor de esta actividad.

Solo basta que miren a Perito Moreno, Gobernador Gregores, Puerto San Julián, solo por nombrar algunas localidades santacruceñas que “viven de la minería” desde hace 20 años o más y en algunos casos son prácticamente pueblos retrasados en tecnología y servicios y el día que un yacimiento cierre, prácticamente van a desaparecer, quedándose en su lugar con todo el ambiente circundante y los acuíferos, contaminados por la explotación intensiva que los va a dejar sin recursos naturales.

En Chubut es cierto que la conciencia sobre la megaminería es distinta. Hay un pueblo con fuerte retracción a la explotación intensiva y sin control. No quieren la minería de bajo coste para las empresas y gran costo para la población. Ahora, con el agravante de que se enteran que a sus espaldas, sinvergüenzas como los diputados se llenan los bolsillos negociando su bienestar como ciudadanos, solo con fines personales y haciendo posible descubrir claramente en qué punto estos politiqueros de cuarta pasan a darle forma al dicho que con gran exactitud define a la argentina como un país con políticos millonarios y un pueblo pobre.

Esta lacra lobista de Chubut, no es la única ni la excepción. Es una metodología adoptada por quienes llegan mintiéndole a la gente a una instancia de poder que les permite, no solo robarles el dinero y los recursos, sino las esperanzas. (Agencia OPI Santa Cruz)

Si Ud considera que OPI Santa Cruz le brinda un servicio informativo distinto y de calidad, lo invitamos a sumarse al listado de colaboradores adhiriendo a la Membresía del medio. Su colaboración ayudará a sostener este proyecto que nació sin dependencia del oficialismo ni la oposición y transita desde hace 16 años remando en el esfuerzo, el trabajo diario y la dedicación por el periodismo libre e independiente es una provincia donde no hacer periodismo complaciente, significa trabajar en soledad. Muchas gracias.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí