martes, enero 19, 2021
20 C
Río Gallegos

ASÍ LICUARON EN EL 2015, A ESPALDAS DE LA GENTE, 13 MILLONES DE PESOS (ENTRE OTROS) PÉREZ OSUNA Y LA EMPRESA ÍNDIGO SA DE PÉREZ CIMOLAI

Con fondos de Santa Cruz tapan la corrupción de los Pabellones de Río Turbio y asignan 18 millones de pesos, tras los desaparecidos 13 millones que se robaron

Ayer hicimos un informe donde señalábamos que el actual intendente de Río Turbio Darío Menna, recibió de manos del gobierno provincial un cheque de 18 millones de pesos para arreglar el Pabellón 10, un inmueble abandonado por la empresa Isolux Corsán, YCRT y la municipalidad, cuando en el año 2015, con el mismo propósito que ahora se reflota en esta oportunidad, pero con un nuevo cheque millonario.

La estafa

Durante la intendencia de Matías Mazú, con Julio De Vido en Planificación, Atanasio Pérez Osuna en YCRT y Goycohea en la presidencia de Isolux Corsán, se armó desde nación el “Programa de Responsabilidad Social Empresaria” que firmó Mazú Con Isolux y dentro de ello se planificó la remodelación del Pabellón 10, donde se iban a alojar trabajadores de Isolux e YCRT, el tramo de acceso de la Av. YCF (judicializada luego y condenado De Vido y Osuna) y la construcción de 500 vivienda.

Cuando Matías Mazú le pasó la intendencia a Atanasio Pérez Osuna, votado en el año 2015 le hizo entrega de las obras en un Acta donde certifican (ambos intendentes, el saliente y el entrante) que se transfiere una acreencia de  12,9 millones de pesos

Posteriormente, el 29 de abril de 2016 y tal como consta en la documentación a la que tuvo acceso OPI, el propio Pérez Osuna firma un acta con Jesús José Rodriguez Cimolai, representante de la firma INDIGO SA un “Acata de Recisión de Mutuo Acuerdo”, en la cual ambas parte, la municipalidad con Osuna y la empresa con Cimolai en la cláusula primera rescinden de mutuo consentimiento “las obras denominadas REFACCIÓN EDILICIA PABELLON Nº 10” y el documento agrega “…en el estado en que se encuentra y con la provisión de materiales detallados en anexo adjunto, conforme a la certificación de obra elaborada por el área de Obras Públicas del Municipio,  que forma parte integrante de la presente, reconociendo el CONTRATISTA que no existen reclamos económicos a realizar en el futuro a la MUNICIPALIDAD por esta obra, quedando finalizadas las obligaciones contractuales que unía a las partes”.

De esta manera, el entonces intendente Atanasio Pérez Osuna trazó una línea donde el municipio no le debe nada a INDIGO SA y ésta no podría reclamarle nada al municipio, entregándole las obra “en el estado que se encuentra”, el cual no se especifica en el Acta y lo deja expresado en “las certificaciones del municipio” y anulando la posibilidad de reclamar a futuro.

Hasta aquí parece que todo hubiera sido bien protocolizado, excepto por un problema: El Pabellón 10 al 18 de diciembre de 2020 sigue igual (o peor) que en el 2009, que en el 2013 cuando estaba Mazú, que en el 2015 cuando asumió Osuna y que en el 2016 cuando el intendente Pérez Osuna aceptó que INDIGO SA había cumplido el contrato y que existía ningún reclamo para hacer.

En la cláusula segunda del referido documento, siguen el mismo temperamento con las obras denominadas “CONSTRUCCIÓN PLAZA GÜEMES” y “CONSTRUCCIÓN PLATEA EN EL PASEO COMERCIAL Bº LOS PINOS EN RÍO TURBIO” y más abajo INDIGO SA aclara que “quedan pendiente la liquidación final de los certificados de las obras mencionadas en cláusula 3º…”; es decir, hasta ese momento, le debían plata.

Teniendo en cuenta los datos aportados, la documentación en nuestro poder y la realidad que se demuestra fácticamente en el estado de abandono del Pabellón Nº 10 y la plata que ha desaparecido, porque es obvio que nada de esos 13 millones de pesos se usaron para acondicionar el inmueble, es lógico pensar que se han robado el dinero y nadie, absolutamente nadie en la provincia de Santa Cruz (incluyendo al oposición) ha observado y/o denunciado este ilícito. O al menos pedir que se investigue para clarificar dónde se invirtió la suma, por qué la empresa adjudicada incumplió con el contrato de obras y en base a qué Pérez Osuna firmó un documento rescisorio, donde dice que no hay obligaciones de parte de la contratista cuando no existe ningún trabajo realizado.

Estado interno del Pabellón 10

El uso de la mentira como método recaudatorio

La obra de remodelación del Pabellón 10, que se anunció con bombos y platillos en el año 2015, implicaba todo lo necesario para que los articuladores de la trama (De Vido, Mazú, Osuna) pudieran fundamentar los argumentosque, finalmente, liberarían los fondos por casi 13 millones de pesos desde Planificación

De acuerdo a la documentación en poder de OPI, el programa constaba de la remodelación de dos plantas con un total de 840 metros cuadrados, donde se dispondrían 17 habitaciones para albergue de pasajeros, con baños y vestuarios fuera de las habitaciones; un salón de usos múltiples, oficinas administrativas, sanitarios junto al salón y una cocina.

Estaba previsto realizarle las conexiones de los servicios, energía, gas, cloacas y agua y el proyecto contemplaba el sistema de calefacción, la instalación de sanitarios y aberturas y ventajas. Desde el exterior, contemplaba que el mismo guardara el “aspecto patagónico” tradicional, pero adaptada con elementos de modernidad, se preveía accesos amplios, zócalos de piedra y revestimiento de siding e fibrocemento y techos de chapa nueva.

Que el lector vea las fotos 2020 que acá se publican y a simple vista diga si la fachada del edificio demuestra que algo de todo esto se hizo?.

Los primeros días del mes de febrero de 2015, Atanasio Pérez Ozuna, como Interventor de YCRT, en nombre y representación del Ministerio de Planificación y Matías Mazú como Intendente de Río Turbio, firmaron este convenio, en el marco de otros “convenio marco”, para la reparación del denominado “Pabellón 10”, acción iniciada por Expdte Nº 7.465/15 ref 190 del registro de la Municipalidad de Río Turbio.

La obra entonces, no se licitó, sino que fue preadjudicada por “compulsa de precios” a la empresa Árbol Servicios de Javier Iván Brizic, ante lo cual YCRT hizo un “anticipo” del 10% de la obra valuada en un total de $ 12.970.164,24. El resto se presumía realizarlo en 12 etapas, supeditadas a los avances en las certificaciones de obra y se presumía terminarlo para los primeros meses del 2016.

Para recibir los fondos de manos de YCRT, que a su vez iba a abonar a la empresa Arbol Servicios, la Municipalidad de Río Turbio dispuso la cuenta corriente del Banco de la Nación Argentina Nº 00850000347197.

Sin embargo por motivos que nunca Osuna ni Mazú ni nadie explicó, Arbol Servicios le pasó la obra a otra empresa, en este caso a otra inédita, sin experiencia comprobable y dudosa existencia real llamada INDIGO SA, la misma con la que Osuna en el año 2016, firmó el contrato de recisión de obra.

Lo que no se dice ni nadie explica, es cómo luego de pagar casi 13 millones de pesos, la obra no solo no fue llevada a cabo, sino que el Pabellón 10 está en las mismas pésimas condiciones que en el año 2015, cuando constan los Certificados de Obras pagados, de que se estaban realizando las remodelaciones.

Las pruebas que constan

OPI tiene en su poder copia de la documentación certificada por el municipio sobre lo que deberían haber sido obras realizadas por la empresa constructora en el Pabellón 10, que en la práctica no se han podido corroborar.

Por el Certificado de Obra Nº 2 que la empresa INDIGO SA presentó al Municipio de Río Turbio, a partir de lo cual el Intendente Matías Mazú, a través de su departamento de Obras Públicas tenía la obligación de “constatar” el avance de los trabajos y liberar el pedido a YCRT para efectuar el pago, constan “los trabajos realizados” en el periodo de ejecución Julio/agosto 2015 por la realización del 12,28% (del total de la obra), cobrando la suma de $ 1.593.168,81 restando $ 10.079.663,10 para cancelar el contrato, documento que lleva las firmas de Jesús Rodríguez Cimolai como presidente de INDIGO SA, Paulino Rodríguez, Secretario de Obras Públicas del municipio y Horacio Matías Mazú, como Intendente, que dio el visto bueno.

El Certificado de Obra Nº 3 data de fecha 15 sept 2015 por trabajos ejecutados entre agosto/sept 2015 por la suma de $ 1.746.902,36 restando invertir en ese momento, de la suma total de casi 13 millones de pesos, la cantidad de $ 8.332.660,74.

El último Certificado de Obra (Nº 4) al que tuvimos acceso, data de fecha 21 sept 15 –periodo: sep/2015 y está generado por un total de $ 3.199.323,25 , apuntándose en el documento que el monto restante de certificación es de $ 5.133.334,40.

Desde ese momento, no se sabe qué pasó realmente con los fondos remanentes. Algunas fuentes aseguran que dicho dinero “se cobró” o “se gastó”, pero no se ha podido detectar el modo, la forma ni el momento de dicha inversión.

En el cumpleaños de Río Turbio de la semana pasada, el intendente Menna recibió alegremente y con muchos elogios de su parte, un cheque por 18 millones de pesos de manos del IDUV para afectar a la Remodelación del Pabellón Nº 10.

La misma historia que ya vimos, investigamos, contamos y demostramos, pero que nadie ha tomado en sus manos para pedir explicaciones y denunciar a los responsables, pero que en OPI venimos informando desde el año 2016. (Agencia OPI Santa Cruz)

ASÍ LICUARON EN EL 2015, A … by OPISantaCruz

Si Ud considera que OPI Santa Cruz le brinda un servicio informativo distinto y de calidad, lo invitamos a sumarse al listado de colaboradores adhiriendo a la Membresía del medio. Su colaboración ayudará a sostener este proyecto que nació sin dependencia del oficialismo ni la oposición y transita desde hace 16 años remando en el esfuerzo, el trabajo diario y la dedicación por el periodismo libre e independiente es una provincia donde no hacer periodismo complaciente, significa trabajar en soledad. Muchas gracias.

11 Comentarios

  1. La Empresa Indigo S.A. se encuentra legalmente inscripta en el Registro Público de Comercio del Juzgado Provincial de Primera instancia en lo Comercial Laboral y de Mineria N° 1 con asiento en Río Gallegos. Posee inscripción en AFIP como contribuyente. Posee Declaraciones Juradas en Impuesto al Valor Agregado, donde figuran las facturas debidamente declaradas
    Ingresos Brutos y Ganancias. Los fondos percibidos por trabajos realizados fueron cobrados mediante transferencia bancaria. No sé cobraron remanentes de ningún tipo. Toda la documentación relacionada con estas obras se encuentra presentada en el Juzgafo Federal 18 a cargo del Dr. Luis Rodriguez, Capitdl Federal. OPi con su publicación maliciosa confunde a la opinión pública. En razón de encontrarse el Sr. Jesús José Rodriguez Cimolai (hijo) ausente, me reservo el derecho de accionar judicialmente por las calumnias publicadas. Fdo. Dora Haydee De Meo DNI 5.200.408

  2. Creo que hay que saber bien como fueron las cosas. Antes de manchar un apellido. Pero bueno lo correcto es informar las cosas como fueron. Ya del vamos la noticia que dieron no es correcta. No fue ni es asi. Y están intentando vincular gente de laburo.

  3. Históricamente y por trayectoria CHORROS SIEMPRE CHORROS,y la ciudadanía por acción ( los compañía con el voto) u omisión ( no se compromete con su voto a cambiar de modelo) somos cómplices de esta banda de corruptos disfrazados de peronistas …ASQUEROZAMENTE Y SIMPLEMENTE C H O R R O S…!!!!!!!!!!!!!!

  4. publicaciones maliciosas,…confundir a la opinion publica…..jajajajajaaaa……me suena ese discurso….muy K…muy de la porota…pero digan lo que digan los k SON CHORROS y mas la abogada exitosa jajajajajajajajajajajajaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Más Noticias