Nueva cepa de coronavirus en Gran Bretaña: la UE exige levantar las prohibiciones al transporte y habría una solución este martes

0
264
Nueva cepa de coronavirus en Gran Bretaña: la UE exige levantar las prohibiciones al transporte y habría una solución este martes

Según publica Clarín “Las prohibiciones de vuelos y trenes deben suspenderse dada la necesidad de garantizar viajes esenciales y evitar interrupciones en la cadena de suministro”, sostuvo.

Por: María Laura Avignolo

Los camioneros tocan las bocinas en protesta día y noche en Dover. Los vecinos desesperados no pueden dormir y salen de sus casas a rogarles o a insultarlos. Los choferes de Europa del Este y los turcos tienen monumentales enfrentamientos con los guardias, que tratan de desviarlos hacia un viejo aeropuerto abandonado para que estacionen. La carga, especialmente de mariscos vivos como langostas y ostras, se pudre en los containers y están en juego miles de millones de euros. El cierre del borde entre Gran Bretaña y Francia, por decisión inesperada del gobierno francés a causa del coronavirus, es lo más parecido a un pandemónium.

La Unión Europea decidió por la tarde del martes intentar frenar este caos. Y solicitó a los 12 países europeos que cancelaron los vuelos a Gran Bretaña que los reinicien para permitir viajes esenciales y minimizar la interrupción del comercio.

La Comisión de la UE dijo en un comunicado que era “importante tomar medidas de precaución temporales rápidas” para limitar la propagación del COVID-19.

“Las prohibiciones de vuelos y trenes deben suspenderse dada la necesidad de garantizar viajes esenciales y evitar interrupciones en la cadena de suministro”, sostuvo.

El comisionado de Justicia de la UE, Didier Reynders, añadió que “las prohibiciones generales de viaje no deberían impedir que miles de ciudadanos de la UE y el Reino Unido regresen a sus hogares” en el período previo a la Navidad.

Test en el borde

Un acuerdo para desbloquear los viajes con Francia luego de un cierre por la nueva variante del coronavirus podría llegar más tarde este martes. Los militares británicos realizarían test anti Covid a todos los choferes para que puedan cruzar la frontera. Los resultados estarían entre 24 a 48 horas al menos si no se consiguen test inmediatos.

Pero nada se sabe sobre los preparativos para los que den positivo y deben hacer su cuarentena. Lo cierto es muchos de los 1500 camioneros que esperan pasarán la Navidad en un estacionamiento o en la ruta , si tienen suerte, pero no en su casa.El ambiente es explosivo.

La Unión Europea recomendó reactivar trenes y aviones hacia Gran Bretaña para evacuar a la gente varada por la decisión. Pero no quiere alimentar la idea de que se puede viajar al reino si no son trabajadores esenciales o varados.

Al menos 6000 tests por día

La instalación de test del Reino Unido para los camioneros estaría ubicada en el aeropuerto Manston en desuso, a 20 millas al norte de Dover, que se abrió para estacionar vehículos pesados ayer. Probablemente implicaría el uso de pruebas rápidas de “flujo lateral”, que pueden entregar resultados en aproximadamente 15 minutos.No está aun confirmado la disponibilidad.

Existen preocupaciones dentro del gobierno sobre cuánto tiempo llevaría establecer dicho sistema. Con potencialmente 6.000 conductores al día que necesitan ser examinados, el sistema podría presentar un dolor de cabeza logístico.

Más de 1.500 transportistas están haciendo cola en la M20 o estacionados en el aeropuerto Manston de Kent, luego de la decisión de Francia de detener a cualquier persona que ingrese desde el Reino Unido durante 48 horas debido a una nueva variante del coronavirus.

“Fronteras francesas cerradas” anuncia un cartel intermitente colgado en la ruta. Pero no impide que los que ya estaban en la ruta con su carga se agrupen en Kent, el área más contaminada por la nueva variante del virus, en busca de una salida del país inmediata.

El paso fronterizo francés está cerrado en la entrada de la terminal de ferry en el puerto de Dover en Kent, sureste de Inglaterra.

Más de 40 países han cancelado los vuelos a Gran Bretaña a causa de la mutación del Covid. Francia fue un paso más allá que la mayoría de los países y prohibió el paso de los camiones por el Canal de la Mancha.

El gobierno británico sostiene que solo incluye el 20 por ciento de la carga total del país y no habrá desabastecimiento. La crisis sorprendió a los británicos en medio de las negociaciones por el Brexit.

El primer ministro Boris Johnson y el presidente francés Emmanuel Macron, confinado por estar con coronavirus, mantuvieron una cumbre telefónica de emergencia el lunes y Macron exigió los test como pre condición. Boris insistió que los choferes van en sus camiones sin contacto con nadie. No lo convenció al jefe de estado francés.

El miedo al desabastecimiento

“¡La lechuga!” fue el grito de guerra de los consumidores en Gran Bretaña. Frente a la ola de camiones y la Navidad próxima desvalijaron los supermercados en un “shopping de pánico”. A pesar de los llamados a la calma del gobierno, asegurando que no habría falta de productos frescos en la mesa de las fiestas.

Las cadenas de suministro de alimentos se han visto afectadas en todo el Reino Unido. Sainsbury’s advirtió ayer que algunos productos frescos podrían agotarse “en los próximos días”. Incluían hojas de ensalada, coliflores, brócoli y cítricos.

Ian Wright, director ejecutivo de la Federación de Alimentos y Bebidas, dijo que si bien los compradores “no deben preocuparse por los suministros de alimentos durante la Navidad”. Las consecuencias podrían sentirse poco después.

“Los impactos sobre la disponibilidad local en los estantes de ciertos alimentos frescos parecen ser probables a partir de la próxima semana”, advirtió. “Se están estropeando cargas de camiones por valor de millones de libras” dijo. “Para la mayoría, el seguro no cubrirá estas pérdidas, que deben ser compensadas” insistió.

Instó al gobierno “a actuar rápidamente ante la situación grave y el efecto que podría tener sobre las importaciones”.

¿Navidad en la cabina?

Los camioneros se prepararon en el campo, en las calles, en las pequeñas rutas y en la autoruta en Kent y en Dover para resistir una larga espera. Una casi segura Navidad en el camión y durmiendo en su cabina.

Desayunaban en la ruta, violaban cada una de las regulaciones británicas, estacionaban en doble fila, alteraban la vida de un área apacible, donde el silencio es sagrado y respetado. Los choferes turcos cocinaban al borde del camino, para horror de los británicos.

El secretario de Transporte, Grant Shapps, instó a quienes intentaran cruzar el Canal a evitar el área.

“Por favor, no viaje a Kent, ya que no podrá cruzar y puede quedarse atascado por más tiempo”.

Solución europea consensuada

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia dijo que la prohibición de 48 horas era “una medida de emergencia, que nos permite proporcionar una solución práctica e intercambiar puntos de vista con nuestros socios europeos”. Francia espera que una solución se “formalice durante el día”, en coordinación con Europa.

Nadie espera una fluidez en los puertos británicos al menos hasta Navidad, a pesar del inicio de los test por parte de los militares hoy o mañana.El caos va a continuar.

El panorama está amenazado por una decisión británica :podría colocar a todo el país en absoluto “lockdown” ante el aumento del nuevo virus mutante y debe resolver el borde cuanto antes.

La embajada francesa en Londres dijo que el martes podría haber una “reapertura segura” de la frontera, como parte de una respuesta a la crisis en toda la UE. Boris Johnson insistió el lunes en que los transportistas “solitarios” eran un grupo de bajo riesgo y deberían estar exentos de una prohibición de viaje más amplia impuesta para contener el virus.

Priti Patel, la secretaria del Interior, dijo que el gobierno estaba “trabajando para conseguir una resolución” mientras continúan las conversaciones con Francia este martes.

“Estamos trabajando para lograr una resolución. Creo que es muy importante poner esto en contexto. Nos interesa a ambos, a ambos países, asegurarnos de que tenemos flujo.Por supuesto, hay transportistas europeos en este momento que quieren volver a casa.Francamente, a ambos nos interesa continuar esas discusiones y negociaciones, y lo haremos” dijo la ministra del interior Prety Patel a Sky News.

Johnson fue acusado el lunes de intentar restar importancia a la crisis, al afirmar que solo 174 camiones hacían cola en la M20. Más de 1500 camiones esperan cruzar y siguen llegando.

Un drama logístico

Andrew Opie, director de alimentación y sostenibilidad del British Retail Consortium, explicó que “las fronteras realmente deben funcionar con bastante libertad a partir de mañana para asegurarnos que no habrá ninguna interrupción”. En declaraciones a BBC Radio 4’s Today admitió que “hay un problema potencialmente directamente después de Navidad. Es realmente en los productos frescos. Estamos hablando aquí de ensaladas, verduras, frutas frescas, de las cuales la gran mayoría provienen de Europa en este momento” dijo .

“El problema en realidad son los camiones vacíos.Ahora están atascados en Kent. Necesitan regresar a lugares como España para recoger el próximo envío de frambuesas y fresas y deben regresar al día siguiente más o menos. De lo contrario veremos interrupciones” admitió.

Highways England admitió en la noche del lunes que la interrupción podría durar “varios días”.

Rachel Reeves, la ministra en la sombra laborista de la Oficina del Gabinete, dijo que los ministros debían dejar de “vacilar” y tomar medidas para hacer frente al “caos”. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí