Coronavirus: el martes arranca la vacunación, pero recién en enero se publicará la información científica de Sputnik V

0
329
Coronavirus: el martes arranca la vacunación, pero recién en enero se publicará la información científica de Sputnik V

Según publica Clarín La demora en la difusión de los papers genera incertidumbre. “Nos gustaría tener más datos, pero nos la vamos a dar igual”, dicen los gremios de la salud.

Por: Paula Galinsky

Con las primeras 300 mil dosis de la Sputnik V en el país, este martes empieza la vacunación contra el coronavirus al personal de salud argentino. Entre los científicos, médicos y enfermeros sigue habiendo dudas. En gran medida porque aún no se publicaron los detalles de la vacuna en una revista científica, algo que, según confirmaron a Clarín desde el Fondo Ruso de Inversión Directa, está previsto recién para principios de enero. Referentes de diferentes asociaciones y gremios de la Salud coinciden sobre la falta de información aunque aseguran que, a pesar de eso, van a aplicársela.

“¿Si hay dudas? Sí. Algunas certezas, también. En el análisis costo-beneficio resolvemos que hay que aplicársela. Nos gustaría tener más información pero nos la vamos a dar igual”, afirma Jorge Girardi, presidente de la Asociación de Médicos Municipales de la Ciudad y médico del Hospital Piñero.

En esta misma línea, se expresa Marta Márquez, presidenta de Cicop, la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires. “Entendemos que la coyuntura es particular. Nos parece que deberíamos recibir información, más allá de la que proporcionan los medios, pero somos profesionales de la salud y nuestra postura es que hay que vacunarse”, sostiene Márquez.

Aclara que no realizaron un relevamiento al respecto pero que entiende que es lo que hará la gran mayoría. Por último, se lamenta porque “los trabajadores no fueron convocados para hablar sobre el plan de vacunación”.

“Tenemos el espíritu de vacunarnos. El nivel de información no es el correcto, nos gustaría saber más. Pero igual nos la vamos a dar”, se suma Emilio Borlenghi, jefe de residentes del Hospital Manuel Roca de Floresta y delegado de la Facultad de Medicina de la Asociación Gremial Docente (AGD) de la UBA.

Dice que deberían tener más datos sobre la eficacia: “Porque tampoco es que te vacunás y ya está. Debe quedar claro eso, que el personal de salud tiene que seguir con los cuidados y el equipamiento adecuado”.

“Además, es clave que se vigile si hay contagios entre los vacunados. Faltan protocolos para todo eso”, advierte Borlenghi, que además es miembro de la comisión de Seguridad e Higiene de la Asamblea de Residentes de CABA. Tiene 37 años y trabaja con personas que deben rehabilitarse luego de sufrir un ACV o una lesión medular. “Mis pacientes son de riesgo así que estoy dentro del grupo de personas que va a recibir la vacuna. Yo me la voy a dar”, cuenta.

Héctor Ortíz, enfermero de los hospitales Pedro Elizalde y Durand y titular del Frente Salud de hospitales de la Ciudad nucleados en ATE, la Asociación de Trabajadores del Estado, resalta que “esperan ansiosos la llegada de la vacuna”. “Estamos preocupados por la segunda ola y tenemos personal con enfermedades preexistentes”, señala.

“Información precisa no hay, muchos de los datos que tenemos son de los medios. Creo que tendría que haber una reunión con los sindicatos. Igualmente, la mayoría se la quiere aplicar”, aporta Ortíz.

Y comenta: “Hay un porcentaje mínimo que tiene dudas, pero seguro se termine vacunando”.

El hecho de que la ANMAT solo recomendara la Sputnik V para que luego el Ministerio de Salud de la Nación se ocupara de autorizarla frente a la emergencia fue uno de los puntos que llamó la atención. Más que nada teniendo en cuenta que el procedimiento fue diferente para el registro solicitado por Pfizer-BioNtech.

Sin embargo, el tema central sigue siendo la falta de información compartida con la comunidad científica. Si bien, por ejemplo, la efectividad es del 91,4%, según lo declarado por los representantes del Centro Gamaleya y el Fondo Ruso de Inversión Directa, dichos datos no están asentados en publicaciones científicas revisadas por pares.

Consultados sobre este tema, hace una semana desde el Fondo Ruso habían contestado que el plan era “publicar los resultados en diciembre de 2020”. Sin embargo, este domingo, informaron a Clarín que la publicación en una revista científica está prevista para “principios de enero”.

Adolfo Rubinstein, ex ministro de Salud de la Nación, es uno de los que viene advirtiendo sobre las “desprolijidades” vinculadas a la Sputnik V. “Lo primero raro que ocurrió fue el anuncio, en agosto, del Gobierno ruso antes de que se publicara nada. Vladimir Putin dijo que tenía una vacuna efectiva cuando ni siquiera había comenzado la fase 3 del ensayo. Ahí se subió el Gobierno argentino”, destacó a este diario el jueves pasado.

Según Rubinstein, que es doctor en Medicina y magister en Epidemiología Clínica, también “hubo idas y vueltas con el número de dosis, y pareciera dominar una necesidad imperiosa de vacunar testimonialmente antes de fin de año, aunque implique meter un procedimiento alternativo que está amparado por la ley pero establece una forma de autorización menos rigurosa”. Y sumó: “Seguramente no va pasar nada y la vacuna rusa va ser eficaz. El asunto es cómo se hacen las cosas”.

La farmacéutica y biotecnóloga del CONICET, Sandra Pitta, quien fue noticia luego de protagonizar un cruce con el Alberto Fernández a mediados de 2019, se mostró aún más dura con respecto a la vacuna rusa. Dijo que no tiene información al respecto y que todo lo que rodea a la Sputnik V “es muy poco transparente”. Por esto sostuvo que ella no se vacunaría “jamás”.

“No hay datos, la bibliografía es escasísima”, remarcó. A su vez, advirtió sobre efectos adversos de otras vacunas basadas en vectores virales como la rusa, y cuestionó que no se haga referencia a posibles contraindicaciones. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí