El Gobierno suspendió las exportaciones de maíz hasta marzo: la cadena del cultivo criticó la medida

0
201
Maíz

Según publica Clarín Argumentan que se busca asegurar el abastecimiento, de 4,27 millones de toneladas, para quienes transforman este grano en carnes. Desde Maizar hablan de una decisión equivocada.

El ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación suspendió este miércoles el registro de exportaciones de maíz con embarques que se programen antes del 1° de marzo, con el argumento de “garantizar el abastecimiento para quienes transforman este grano en carnes y huevos”.

En la comunicación oficial, el Ministerio de Agricultura indicó que “el objetivo de la medida es que las 4,27 millones de toneladas restantes queden disponibles para el consumo interno, con el objeto de asegurar el abastecimiento durante los meses del verano cuando la oferta de cereal tiende a escasear”.

La medida formal es la “suspensión temporaria” de la registración de Declaraciones Juradas de Venta al Exterior (DJVE) para el producto maíz cuya fecha de inicio de embarque sea anterior al 1 de marzo de 2021, cuando arranca formalmente la nueva campaña 2020/21 del cereal”. Aclararon que queda exceptuado el producto Maíz Pisingallo.

Afirmaron que “esta decisión se basa en la necesidad de asegurar el abastecimiento del grano para los sectores que lo utilizan como materia prima en sus procesos de transformación, básicamente la producción de proteína animal como carne de cerdo, pollo, huevos, leche y feedlot, donde el cereal representa un componente significativo de sus costos de producción”.

La cartera a cargo de Luis Basterra precisó que “hasta el presente, se autorizó la exportación de 34,23 millones de toneladas de maíz de la campaña 2019/20, sobre un total teórico exportable de 38,50 millones de toneladas, es decir que se ha cumplido con el 89% del mismo”.

Y señalaron que “eventualmente y en función de cómo evolucione la oferta y la demanda, así como de las perspectivas de la cosecha de maíz 2020/21, esta cartera evaluará la reapertura del registro.

Esta medida generó rechazo por parte de la agroindustria. “Estamos en contra”, dijo Alberto Morelli, presidente de Maizar, la cadena del cereal, a Clarín Rural manifestando su sorpresa ante la medida oficial. “Es volver al pasado y la verdad no es el camino”.

Según Morelli, dentro de la cadena que presiden nunca se había hablado de este tipo de medidas. “Nunca faltó maíz en la Argentina”, reaccionó agregando que el mercado de maíz está abastecido.

“Tenemos que volver a pensar en el largo plazo, y para eso debemos tener un horizonte claro, donde podamos conocer las reglas de juego y a su vez terminar con las falsas antinomias entre abastecer el mercado interno o exportar, cuando sabemos a ciencia cierta que nos sobran recursos para hacer las dos cosas a la vez”, dijo Maizar luego en un comunicado.

“Es parte del cepo exportador a los granos y reafirma la empobrecedora política oficial que viene llevando a cabo el Gobierno Nacional de destruir los mercados en beneficio de unas pocas empresas y en perjuicio de 30 mil productores de maíz, a los que se les deprime artificialmente el precio que reciben”, remarcó Jorge Chemes, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas.

El ex ministro de Agricultura, Luis Etchevehere, también reprobó la decisión oficial. “Cerraron la exportación de maíz. Otro gravísimo error del gobierno que perjudica a toda la cadena. El populismo otra vez daña al interior productivo. La intervención lleva a la escasez. Retrocedemos años en un cultivo clave. Con el agravante de zonas con sequía”, dijo en su cuenta de twitter.

Fernando Storni, gerente general de la Cámara Argentina de Feedlot, dijo que “no sé qué efecto puede tener esta medida porque los productores de maíz tuvieron relativamente buenos precios y hay que ver qué necesidad de venta tienen ya con la campaña casi terminada”.

Según sus cuentas, el precio del maíz a los feedloteros se incrementó en un 78% en este año. “Hoy está a 16.000 pesos por tonelada pero a este valor hoy no se consigue, hay que pagar un poco más”, agregó.

Storni explicó que los feedloteros venían trabajando a pérdida, perdiendo entre 7.000 a 8.000 pesos por animal desde hace unos meses. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí