Diputados volvería a sesionar el 20 de enero, pero la reforma judicial sigue en duda

0
242
Sesión Cámara de Diputados

Según publica Clarín Es un proyecto clave para el Ejecutivo, pero no logra reunir los votos. Se tratará la prórroga a la Ley de Biocombustibles, y esperan por la reforma tributaria.

Por: Jazmín Bullorini

Después de un año cargado de actividad legislativa, el Congreso entró en receso estival durante las primeras semanas de enero. En Diputados, los bloques ya acordaron tratar a fin de mes la prórroga de la Ley de Biocombustibles, que deberá ser incluida al temario de extraordinarias enviado por el Ejecutivo. La Reforma Judicial, la tributaria y la suspensión de las PASO todavía son una incógnita.

El período de sesiones ordinarias venció el domingo. Por eso, a partir de ahora, y hasta marzo, ambas Cámaras solo pueden debatir los proyectos seleccionados por el presidente Alberto Fernández.

La prórroga de la Ley de Biocombustibles –que fija beneficios impositivos para los productores de las 54 plantas existentes y vence en mayo- no figura en el decreto de extraordinarias publicado por el Gobierno, pero el presidente de Diputados, Sergio Massa, prometió que será incluida en una ampliación y que se tratará, junto a otros temas, en la sesión prevista para el 20 de enero.

Esa iniciativa tuvo media sanción del Senado en octubre, pero Diputados lo dilató, y generó fuertes críticas del sector que denuncia una crisis por los cambios en las fórmulas de determinación del precio oficial.

El propio presidente de la comisión de Energía, el oficialista Omar Félix, planteó reparos al texto y fuentes parlamentarias no descartan que sufra modificaciones y deba volver al Senado. “Dependerá de la decisión del Ejecutivo”, aseguran.

“La vigencia del régimen de promoción para biocombustibles es fundamental para la producción federal. Es importante que en el Congreso trabajemos para renovar la Ley y mejorarla, pero no hay que permitir bloqueos”, advirtió el titular del bloque Consenso Federal, Alejandro “Topo” Rodríguez.

Lo cierto es que las iniciativas más pesadas y controvertidas del temario de extraordinarias ya fueron tratadas: la legalización del aborto, la nueva fórmula de movilidad jubilatoria, el recorte a la coparticipación de la Ciudad y el impuesto a las grandes fortunas, entre otros, ya se convirtieron en ley.

Pero la Reforma Judicial, que tuvo media sanción en el Senado en agosto, sigue pendiente. Figura entre los temas propuestos por el Presidente, pero sin números suficientes para aprobarla en el recinto, hay dudas sobre cuándo podría empezar a ser tratada en Diputados. Algunos oficialistas barajan febrero.

Por otra parte, la mencionada Reforma Tributaria, en la que se sabe que el ministro de Economía Martín Guzmán trabaja hace meses -aunque no se conoce en qué consistirá-, no figura en el temario, a pesar de que fuentes oficialistas hace tiempo aseguran que es “inminente”.

En caso de que el Ejecutivo la envíe finalmente al Congreso, para tratarlo en enero o febrero también será necesario que el Presidente amplíe el temario de extraordinarias.

Lo mismo debería ocurrir si la coalición oficialista se pone de acuerdo y decide avanzar con la suspensión de las PASO solicitada por los gobernadores. Esa iniciativa había cobrado peso el mes pasado por el pedido conjunto de los mandatarios. Incluso se llegó a presentar un proyecto en esa línea. Sin embargo, quedó congelada por el rechazo de sectores dentro del propio oficialismo –entre ellos el cristinismo- y en Diputados aseguran que hoy “no está en agenda”.

Por lo pronto, hay un paquete de temas económicos impulsados por Guzmán que son los primeros en la lista a tratar.

Entre ellos se encuentran dos proyectos aliados: uno para ayudar a reactivar la industria de la construcción – que incluye un blanqueo impositivo para quienes tengan dólares no declarados en el pais o en el exterior y quieran invertirlos en obras- y otro que busca promocionar nuevos créditos hipotecarios para construcción de viviendas, compra de viviendas a estrenar, refacciones o adquisición o cambio de vivienda única.

Otra iniciativa pendiente enviada por el Ejecutivo es la que estipula exenciones a los impuestos a las Ganancias y Bienes Personales para impulsar el ahorro y la inversión en pesos.

También debe pasar por el Congreso el nuevo Consenso Fiscal acordado con los gobernadores, el proyecto que le otorga un beneficio por única vez a los familiares de los tripulantes del ARA San Juan, y la ley para incrementar el financiamiento del Sistema de Ciencia y Tecnología que prevé llevar la inversión en ese sector a un punto del PBI para 2023. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí