El PRO acelera una campaña de afiliaciones por si tiene que competir con la UCR

0
164
Reunión PRO

Según publica Clarín Patricia Bullrich, titular del partido, y el alcalde Horacio Rodríguez Larreta, dan impulso al tema. Buscan compensar la estructura territorial de los radicales.

Por: Martín Bravo

En parte por el rechazo a la “vieja política”, también porque Mauricio Macri encadenaba resultados electorales recostado en el marketing y las estrategias de Jaime Durán Barba y Marcos Peña, el PRO desestimó el desarrollo de la estructura partidaria durante más de una década. Tanto que, durante gobierno de Cambiemos, quedó al límite de perder la personería en algunos distritos. En el último tiempo hubo un cambio. Con el regreso al rol de oposición arrancó una campaña de afiliación y se aceleró en las últimas semanas: tanto su titular Patricia Bullrich como Horacio Rodríguez Larreta se propusieron darle volumen al PRO para consolidarlo como espacio político.

La incertidumbre sobre las primarias abiertas y obligatorias profundizó el plan. Pese al freno del kirchnerismo al pedido de suspensión por parte de los gobernadores, los referentes de Juntos por el Cambio se mantienen en alerta por un eventual cambio de cronograma o eliminación de las PASO este año, de acuerdo con la evolución de la pandemia y los intereses del Frente de Todos. Ante ese escenario dirigentes de la coalición opositora comenzaron a evaluar esquemas alternativos para definir las candidaturas, como internas para afiliados e independientes. En ese caso el PRO estaría en desventaja con el radicalismo, con una estructura inferior en todos los distritos.

Como muestras, en el último registro de la Cámara Nacional Electoral de 2019, el partido tenía en su bastión de la Ciudad apenas 11.412 afiliados contra 114.505 de la UCR y 95.750 del PJ; 38.305 en la provincia de Buenos Aires contra 648.037 del radicalismo y 1.284.095 del peronismo. Otro caso emblemático es Córdoba, con un electorado favorable a Macri y a Juntos por el Cambio, donde el PRO sólo suma 9.694 afiliados. Los numeros más bajos aparecen en Santa Cruz (985) y Tierra del Fuego (515). En todo el país, unos 140.000.

“Tenemos una estrategia activa de crecimiento partidario, con la idea de avanzar en todo el país y por lo menos triplicar. Hay una demanda de participación fuerte y el objetivo es pasar de ser una fuerza electoral a una fuerza social”, contó Bullrich a Clarín. Por las restricciones a partir de la pandemia hubo pedidos a la Cámara Electoral para habilitar un sistema de inscripciones on line, por el momento rechazados.

De acuerdo con los encargados de la campaña en la Ciudad -coordinada por Juan Pablo Graña, secretario general del PRO porteño- en el último tiempo duplicaron el número de afiliados. El crecimiento se aceleró después del anunció de Alberto Fernández de discutir los fondos por el traspaso de la Policía y recortar la coparticipación a la Capital, primero a través de un decreto y luego con un proyecto de ley sancionado en el Congreso.

Con esa disputa puntual Rodríguez Larreta dejó su perfil moderado, de algún modo implicó un envión a su proyecto presidencial -algo anticipado, según su mirada- y los encargados de la logística partidaria aprovecharon para promover las inscripciones con mesas instaladas en las esquinas. A su vez, por cada comuna, contactaron los voluntarios y fiscales de anteriores elecciones y a los que aceptaron los citaron en parques y plazas para que llenaran las fichas.

“Para nosotros es muy importante, y no sólo en relación a los radicales”, dijo a este diario un alto funcionario de la Ciudad, en alusión a la eventual competencia interna del PRO en ese distrito. Bullrich sugirió que buscará ser candidata al asegurar que dará “pelea por las ideas” de la coalición, aunque Rodríguez Larreta intentará que encabece un dirigente de su sector. Sin embargo Diego Santilli y Fernán Quirós, dos de los que circularon como posibles, preferirían mantenerse en sus puestos de gestión.

En la provincia de Buenos Aires podría haber otra disputa entre Elisa Carrió -anunció que se presentará en ese distrito- y Emilio Monzó, también con los intendentes del PRO con intención de tener injerencia en las listas. En Córdoba se elegirán senadores: además de la pulseada entre los radicales Mario Negri y Ramón Mestre, se anotan para esa boleta o la de diputados Héctor Baldassi, Laura Rodríguez Machado -se le vencerá el mandato este año- y el ex ministro de Turismo, Gustavo Santos. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí