“Hay una presión grande” de los productores para que continúe el paro, advirtió el presidente de la Sociedad Rural

0
1084
Granos, campo - Foto:

Según publica Clarín Daniel Pellegrina volvió a acusar al Gobierno de querer “alimentar la grieta” con el sector.

En medio de la tensión por el paro del campo como protesta a la decisión del Gobierno de suspender las exportaciones de maíz, el presidente de la Sociedad Rural (SRA), Daniel Pelegrina, advirtió que los productores “están muy enojados” y presionan para continuar con la medida de fuerza que, en principio, se extendería hasta este miércoles.

“Hasta el miércoles seguimos firmes y nos reunimos para evaluar la posibilidad de que continúe o termine allí. Dependerá de varias cuestiones. Estamos escuchando mucho a los productores y hay una presión grande y están muy enojados para que esto continúe”, dijo Pelegrina.

El titular de la SRA volvió a apuntar contra el Gobierno y lo acusó de querer “alimentar la grieta”.

“El paro está firme, estamos logrando lo que queremos que es exponer el tema y hay un alto acatamiento”, precisó el dirigente rural en declaraciones a Radio Mitre.

Casi al mismo tiempo que comenzaba el paro encabezado por la Mesa de Enlace, el Gobierno reabrió parcialmente las exportaciones, pero esa decisión no descomprimió la situación porque se estableció que la exportación diaria del cereal no puede superar las 30.000 toneladas.

Pelegrina sostuvo que en el Gobierno “están siempre buscando a quién echarle la culpa, son expertos en relatos, tienen medios y son expertos en echar culpa”.

Sobre el impacto de la medida de fuerza, remarcó que “este paro no tiene que tener efectos sobre los precios, no tiene que alimentar la inflación y no tiene que haber faltantes”.

​Insistió Pelegrina en la necesidad de que el sector sea escuchado y convocado al diálogo: “Este conflicto le sirve a quienes quieren alimentar la grieta y que es muy lejos de lo que queremos hacer. Queremos que el campo sirva para salir de esta situación”, dijo.

Lo que tensó aún más la relación con los chacareros fue el tope de 30.000 toneladas diarias para exportar con el fin de que el ministerio “realice un monitoreo a fin de garantizar la disponibilidad para la demanda interna de maíz de la campaña 19/20”. Y hasta Coninagro que no adhirió al paro rechazó la medida.

Así, volvieron los fantasmas del pasado, como el sistema de ROE (Registro de Operaciones al Exterior) manejado por Ricardo Echegaray y Guillermo Moreno en la primera gestión de Cristina Kirchner para “defender” la mesa de los argentinos. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí