Plan de vacunación: una saga de anuncios errados, cambios y replanteos

0
132
Vacuna Sputnik V en Argentina - Foto: Telam

Por: Lucila Marín

Según publica La Nación Los pronósticos vacunatorios de la Casa Rosada mostraron un nuevo giro. La secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, dijo ayer que el Gobierno estaba evaluando aplicar una sola dosis de la vacuna rusa Sputnik V contra el coronavirus a 20 millones de personas para marzo, y no las dos dosis para 10 millones de personas, como habían anunciado. Tras la polémica generada, hoy aseguró que aplicarán las dos dosis Se suma así un nuevo capítulo de incertidumbre respecto al plan de vacunación.

La vacuna rusa

“Podríamos cubrir con las dos vacunas a 10 millones de personas si todo va bien sobre finales de diciembre”, había dicho Alberto Fernández el 7 de noviembre. Fue solo uno de los presagios equivocados.

El mandatario había declarado, además, que podrían llegar en enero unas 15 millones de dosis más. Horas más tarde, el ministro de Salud, Ginés González García, debió aclarar que las vacunas alcanzarían para 12.500.000 personas, dando a entender que en la cifra mencionada por Fernández estaban incluidas ambas dosis.

El 12 de noviembre llegaron las primeras dudas desde Rusia. Denis Logunov, a cargo del equipo de desarrollo de la vacuna declaraba ante la prensa que el volumen de producción en diciembre sería 1,5 millones de dosis. Recién en enero alcanzarían entre 3 y 5 millones de dosis mensuales. En la Argentina, podrían suministrar el suero en el primer trimestre de 2021 con la previa autorización de la Anmat.

Tanto Fernández como González García comenzaron a hablar de enero como la nueva fecha para el inicio de la vacunación. “Yo calculo que, con poco volumen, vamos a empezar en la primera quincena de enero, pero eso está absolutamente subordinado a que tengamos la vacuna”, dijo el ministro de Salud al culminar una reunión del Comité de Vacunación.

La secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti

“Quisiera que al culminar febrero tengamos 10 millones de argentinos ya vacunados”, declaró el 28 de noviembre el Presidente. Febrero era el nuevo mes para cumplir su objetivo.

Finalmente, el 10 de diciembre firmaron el acuerdo con Rusia y la provisión de vacunas quedó garantizada. Fue en esa oportunidad que Fernández declaró que él sería el primero en aplicarse la vacuna rusa “para que nadie tenga miedo”. “No tengo ninguna duda de su calidad”, agregó. Además, consignó que antes de fin de año vacunarían solamente a 300.000 personas.

Cinco días más tarde, el proceso de vacunación otra vez estaba en duda. “No puedo decir si se va a vacunar este año. Estamos haciendo todo, pero hay variables que son difíciles y hay dificultades con los aviones”, dijo González García en una conferencia de prensa en Casa Rosada.

Un nuevo problema llegaría dos días después, cuando el propio presidente de Rusia, Vladimir Putin, quien tiene 68 años, declaraba que aún no se había vacunado porque la Sputnik V todavía no se recomendaba para personas mayores de 60 años.

“Estamos a la espera de esa información”, respondió Vizzotti, quien había viajado a Rusia de manera secreta. Recién el 26 de diciembre Rusia aprobó el uso para este rango etario. A pesar de que su jefe de gabinete, Santiago Cafiero, declaró que “sería bueno” que Alberto Fernández se la aplique, el Presidente aún no se vacunó.

Las 300.000 dosis llegaron a la Argentina el 24 de diciembre. El día anterior fue el Ministerio de Salud quien aprobó su uso. El tan esperado proceso de vacunación inició el 29 de ese mes.

La vacuna Pfizer

El Gobierno también estaba ilusionado con la posibilidad de inmunizar a 750.000 personas con la vacuna de Pfizer en diciembre, pero el acuerdo aún no se firmó. “Tengo la sospecha de que hay un problema de disponibilidad y no se animan a firmar un contrato que tenía que ver con una temporalidad”, declaró González García.

Este laboratorio fue el primero en hacer ensayos clínicos en Argentina, sus directivos fueron recibidos por el Presidente y fue la primera vacuna autorizada por el Anmat.

El acuerdo aparentemente está demorado por un problema en la ley pedida por Pfizer ya aprobada por el Congreso. Los laboratorios pueden tener indemnidad “excepto en casos de negligencia” de las empresas. Pfizer pidió que se quitara esa excepción pero el Gobierno no quiere modificarla por las posibles consecuencias penales.

“No entendemos por qué tienen tantas exigencias de inmunidad y prevención, es como si no le tuvieran fe a la vacuna”, sostuvo González García en la radio AM 750.

La vacuna de AstraZeneca-Oxford

En el caso de la vacuna británica, los números finalmente fueron favorables. Comenzó a fabricarse en el país en septiembre y fue aprobada por el Anmat el 31 de diciembre.

Alberto Fernández había declarado que la Argentina recibiría alrededor de 4 millones de dosis a partir del mes de marzo. El 7 de noviembre confirmaron que adquirieron 22 millones de dosis de la vacuna AstraZeneca-Universidad de Oxford. Tal como habían anunciado, estaría lista en los primeros meses de este año y quizás ayude a cumplir la “epopeya” que había prometido el presidente. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí