viernes, enero 22, 2021
14 C
Río Gallegos

Santa Cruz sin aviones. Silencio oficial, una danza de millones, reparaciones dudosas, dos aviones inutilizados y los detalles, solo en nuestros informes

El 8 de diciembre de 2019 publicamos un informe con el video facilitado por el canal TV2 (Córdoba) donde se muestra y se ve el aterrizaje de emergencia del Cessna Citation matrícula LV WLS, uno de los dos aviones sanitario de Santa Cruz, en la localidad cordobesa de Río Cuarto, cuando regresaba de la capital cordobesa, después de dejar un paciente.

El inusual vuelo, nunca fue reportado por el gobierno provincial debidamente, informando el motivo y dando detalles de lo sucedido. Solo un escueto y vago comunicado que no aportó nada más de lo poco que sabía la gente, fue el máximo intento por “informar” y después de ello, desde la gobernación se tendió un manto de silencio sobre el problema que tuvo la máquina, las evaluaciones posteriores, la reparación, costo, tiempo estimado, etc.

El avión sanitario de Santa Cruz aterrizó de emergencia en Córdoba, iba con médicos a un destinos “inusual” y no ha trascendido el motivo

Esto nos obligó a poner el ojo en lo sucedido y recabar detalles con nuestras fuentes en Córdoba, más el agregado de la historia reciente de esos aviones en los últimos años, los cuales aparentemente (porque a la vista de los resultados nos aparecen las dudas) habían sido sometidos a escalones de mantenimiento, que como informamos oportunamente, le requirió al estado provincial varios millones de pesos, abundante pago de viáticos, gastos con Aviaser SA y también con talleres técnicos en EEUU. Sin embargo y a pesar de todo lo invertido, Santa Cruz no cuenta con ningún avión operativo.

Como dijimos el Cessna quedó fuera de servicio el día 8 de diciembre cuando aterrizó con una rotura en el interior de la turbina izquierda y pérdida de aceite lo cual obligó a parar el motor en vuelo y bajar con la turbina derecha.

En tanto, el Beechcraft 350, el otro avión bimotor con que cuenta Santa Cruz, está en San Fernando con pronóstico reservado de acuerdo a las fuentes, no tiene fecha de puesta en servicio con serios problemas mecánicos, tal como hemos podido determinar. Nunca, el gobierno de Santa Cruz, informó públicamente que el avión más pequeño de la flota estaba fuera de servicio y las razones del mismo.

Detalles que muestran defectos

De acuerdo a datos recabados por esta Agencia, desde hace varios meses el Cessna Citation venía protagonizando una cadena de incidentes, que en este contexto se pueden leer como una señal que adelantaba la emergencia que tuvo en vuelo la máquina. Esto es parte de las críticas alrededor de cómo el cuerpo de pilotos de la provincia maneja la preservación de las máquinas y lo mal que se controlan los servicios técnicos, si es que en realidad se hacen los servicios por los que se paga en dólares, importantes facturas que ya hemos publicado en OPI.

Gente muy relacionada con la aviación que analizó el video al momento del aterrizaje, nos mostró un detalle no menor, a la hora de señalar el grado de responsabilidad con el cual la Dirección de aeronáutica de la provincia, maneja el ordenamiento interno de sus pilotos y la responsabilidad civil que parecen vulnerarse ante aspectos aparentemente mínimos, pero como éste, no lo son.

El Cessna Citation LV WLS está registrado con carácter de “Evacuación sanitaria” y la máquina tiene asignado como piloto a Edward Duca (Jefe de pilotos de la provincia) y de copiloto a Gonzalo Riestra. Este orden de jerarquía no es aparente ni simplemente una decisión burocrática, sino que  implica una cuestión de responsabilidad civil y profesional, ante cualquier problema en el que se incurra con la máquina, el pasaje o una emergencia en vuelo. Es, comparativamente y salvando las distancias, comparable con la jerarquía del capitán de un barco, con respecto al resto de la tripulación. Todas las decisiones que tome el piloto sobre la seguridad de la nave, repercuten directamente en las consecuencias que se deriven de ellas.

En la imagen al momento del aterrizaje del Cessna Citation en Río Cuarto, se ve a Eduard Duca (piloto) a la derecha y a Gonzalo Riestra (copiloto) a la izquierda

La observación que recibimos es que cuando el Cessna se detiene en la pista del aeropuerto de Río Cuarto, quien va al comando de la nave es el copiloto Gonzalo Riestra, hecho y detalle que a nosotros no solo se nos pasó por alto sino que nos pareció irrelevante. Sin embargo nuestra fuente lo consideró una falta grave que en situaciones normales (donde desde el Estado las cosas funcionen), podría generar la renuncia del piloto.

El copiloto, en este tipo de aviones – dijo  nuestra fuente –  en este caso el señor Riestradebe volar a la derecha, en la cabina. Si lo hace a la izquierda, como lo vimos en el video, está en falta y ni hablar en una emergencia como la que se vivía en ese momento en el jet provincial. Así está pautado por protocolo y solo en caso que el piloto, en el caso del avión provincial el señor Duccaesté con problemas de salud o impedimento para ocupar su lugar original en la cabina, el lado izquierdo es del piloto oficial; y esto que parece una cuestión irrisoria, tiene mucho peso si se considera que cualquier seguro aeronáutico queda sin efecto solo por incumplir esta regla y el responsable directo es el piloto de la máquina”, señaló.

Efectivamente, repasado el video se ve claramente que quien aterriza el avión es Gonzalo Riestra, el cual ocupa el lado izquierdo de la cabina y el piloto Edward Duca viaja en el lugar del copiloto.

Gonzalo Riestra (copiloto) se apresta a bajar de la máquina, luego que el piloto ya había abandonado la cabina de mando.

El silencio de los NO inocentes

A esta altura, después de haber informado por tanto tiempo las desventuras de los aviones provinciales y la cantidad de fondos que se fueron en su “mantenimiento”, nos generó mucho ruido esta situación en la cual, luego de la salida de servicio del jet oficial, Santa Cruz se haya quedado otra vez (y van…) por mucho tiempo sin aviones sanitarios y nuevamente el Estado tenga que recurrir al alquiler de máquinas, cuya logística es muy cara y los problemas de la flota de gobierno, sigue sin resolverse, el gobierno sigue poniendo plata e inclusive, como demostramos en informes anteriores, el valor de las reparaciones, especialmente en el bimotor, supera con creces lo que sería la compra de una máquina de similares prestaciones pero mejor aviónica, más moderna y con prestaciones superiores al actual Beechcraft 350.

Estamos en condiciones de afirmar que al Cessna Citation V ULTRA LV-WLS de la gobernación que tuvo el incidente en vuelo y debió aterrizar en Río Cuarto (Córdoba) se le rompió la turbina izquierda Pratt & Winter PCE 500028, la misma que en teoría, fuera reparada en Aviaser SA, según nuestro informe del día 8 de enero de 2018, donde revelamos que la máquina oficial de la provincia, volaba con un motor alquilado y un certificado de aeronavegabilidad de la ANAC trucho, razón por lo cual, después de nuestro primer informe sobre el tema, la ANAC (Agencia Nacional de Aviación Civil) desautorizó el vuelo de la máquina, hasta que el motor original fue reparado y vuelto a colocar en su lugar. Esa turbina reparada, precisamente, fue la que volvió a fallar.

Certificado de la ANAC trucha con el cual el Cessna era volado con motor alquilado

Así se generó todo

Todo lo que vamos a expresar a continuación, fue publicado por OPI el 8 de enero de 2018

A mediados de 2015 el Cessna Citation de la provincia fue enviado a Buenos Aires para una reparación/mantenimiento en la empresa AVIASER SA, representante de Textron Aviation Service – Repair Station CNQ-891 4134 Bear Road- Orlando, Florida, USA. Estando en hangar de la firma argentina, la máquina sufrió la “aspiración” de un cuerpo metálico en el motor izquierdo Nº de serie PCE 500028. La rotura de la turbina, obligó a enviar la misma a Cessna Textron en Orlando EEUU, para lo cual AVIASER le colocó al Cessna, una turbina alquilada y el viaje se concretó a finales de agosto del año 2016, previendo que en febrero de 2017, el Cessna de la provincia, estaría de vuelta y operativo en Santa Cruz.

Recién el 27 de julio de 2017 EEUU liberó el servicio de la máquina, pero la turbina original del Cessna, quedó en la Textron para culminar los trabajos y las pruebas, debido a fallas que se presentaron. Ante eso, el jet de la provincia viajó a la Argentina con turbina (motor izquierdo) alquilada y el último mes, la turbina reparada llegó al país desde Orlando, estuvo retenida dos semanas en la Aduana y finalmente, ya liberada, se informó al gobierno de la provincia que lleven el Citation para que en AVIASER, le coloquen el motor original.

Hasta aquí no habría ningún motivo para alarmarse, excepto los tiempos, ya que el avión estuvo en el hangar de AVIASER casi un año (2015/2016) y en Orlando prácticamente otro año (2016/2017), pero todo esto será parte de otro informe que OPI publicará en breve.

El problema, es que el Citation de Santa Cruz fue liberado del Estado de la Florida en EEUU con una turbina alquilada sin que figure en el Certificado de Aeronavegabilidad y la ANAC (Administración Nacional de Aviación Civil) en Argentina, autorizó el vuelo de la máquina, la cual se encuentra prestando servicio en la provincia y habría realizado más de 80 horas de vuelo, emitiendo un Certificado de Aeronavegabilidad apócrifo, por cuanto, en ese formulario consta que la aeronave se está moviendo con dos turbinas Pratt y Winter JT15D-5D, describiendo este documento al que tuvo acceso OPI, en la columna “Nº de Series”, los motores: Izquierdo, PCE 500028 y el derecho PCE 50050.

La irregularidad consiste en que la máquina vuela con un motor distinto al que figura en los papeles y por lo tanto, la póliza de seguros del Cessna a cargo de Seguros Nación, en caso de un siniestro, no cubriría los daños o la destrucción que pudiera sufrir la nave y sus ocupantes.

La información a la que accedió OPI y la documentación con la que se pudo convalidar los datos que aquí se expresan de manera sintética y evitando las explicaciones técnicas, admiten que el avión se encuentra volando con un motor alquilado, mientras en los papeles figura que lo hace con los dos originales.

En el curso de esta semana, precisamente, el Cessna Citation de la gobernación será llevado a Buenos Aires, para la colocación de la turbina reparada (PCE 500028). La anormalidad en la que opera esta máquina, es equivalente (en términos más conocidos para todos los lectores) a que cualquiera de nosotros circulemos en nuestro auto con otro motor, de serie numerada distinta al que figura en la tarjeta verde y sin los correspondientes papeles que salven la situación. Un auto en ese caso, es secuestrado inmediatamente por las autoridades; en el caso de un avión, directamente no puede volar y tenemos conocimiento también que esta irregularidad fue oficialmente informada a la ANAC, sin que hasta el momento las autoridades hayan tomado alguna iniciativa al respecto.

Certificación de la atención del Cessna Citation de la provincia en la firma TEXTRON de EEUU

Valores y trabajos

Vamos a dejar para otras notas, las enormes irregularidades económicas, financieras y técnicas que se produjeron en las escalas de mantenimiento de las dos máquinas afectadas al servicio aéreo en Santa Cruz, pero para contextualizar este informe, le vamos a brindar al lector una idea exacta del gasto y los trabajos que se realizaron en el Cessna Citation 560, de acuerdo al documento elaborado a pedido de la provincia de Santa Cruz, por la firma AVIASER SA a su casa central en Orlando.

  • El 25 de noviembre de 2015 se elevó presupuesto 15-485-3 (HSI-USA) a Textron Company donde se incluye un pedido de “Inspección de zona caliente de ambos motores” (PCE 500028 y 500050) con un costo de U$S 188.700,00.
  • En el caso del motor PCE 500028 (que, recordemos, había resultado dañado en el hangar de Aviaser) “se deberá contemplar el reemplazo del FAN dañado por la ingestión (FOD), señala el prespuesto, por la suma de U$S 395.500,00, aunque se estima que dicha suma se incrementó entre un 15 o 20% debido a que todo estaba sujeto a las novedades que pudieran surgir en el desarmado.
  • Provisión de motor en alquiler U$S 191.700,00
  • Mano de obra por desmontaje del motor que presenta FOD (500028) y montaje de motor alquilado U$S 62.600,00
  • Reemplazo por actualización de equipo, sistema de manejo de vuelo (FSM) U$S 340.460,00
  • Instalación de equipamiento para internet a bordo U$S 261.700,00
  • Cumplimiento de Boletines de Servicio y Mantenimiento adicional U$U 11.730,00
  • Entrenamiento de tripulación U$S 94.818,00
  • Traslado de aeronave en vuelo ferry, servicio internacional de asistencia U$U 156.950,00
  • Despacho de aeronave U$S 25.000,00

Total de lo presupuestado: U$S 2.835.948,00

Sin embargo, no se debe perder de vista que estos importes datan del 14 de diciembre de 2015, cuando el Citation fue llevado a Buenos Aires y de ahí AVIASER decide enviarlo a Orlando. Después de ello, pasaron dos años y hay que sumarle todos los “extras” que encontraron en TEXTRON, cuando desarmaron los motores y readaptaron el nuevo servicio.

Ahora bien, el avión llegó a Santa Cruz hace un poco más de un mes. Desde ese momento la provincia le hizo 80 horas de vuelo con un motor alquilado no registrado en el Formulario 337 (Certificado de Aeronavegabilidad) y en poco tiempo más, la máquina deberá volver a EEUU para realizar el escalón de mantenimiento denominado “Fase 5”, ya que las fuentes sostienen que claramente el avión se encuentra “como estaba” con un gran deterioro en su célula, falta de pintura y un aspecto ciertamente que no transmite tranquilidad.

El Cessna Citation V ULTRA, operativo en Santa Cruz es una máquina con 11.880 horas de vuelo, que data del año 1995, técnicamente comparable con jets similares como el “Bravo” o el “Encore”, sin embargo su aviónica y tecnología está ampliamente superada en el mercado aeronáutico nacional.

Una máquina de este tipo, en muy buenas condiciones operativas, de acuerdo a las averiguaciones practicadas con especialistas en la venta de aviones usados en el país y menos de 10 mil horas no se debiera pagar más de 2,5 millones de dólares. Solo por la reparación y/o actualización, sin contar con el escalón de “Fase 5” que deberán aplicar en breve, Santa Cruz lleva gastado (a grandes rasgos) 3 millones de dólares.

Los argentinos solemos quejarnos y asombrarnos cuando vemos los resultados nefastos detrás de las acciones de corrupción de los gobiernos. Sin duda, la tragedia del ARA San Juan, aún no ha demostrado a nuestros funcionarios que deben despertarse, ser más responsables, menos codiciosos y más austeros con el manejo de los fondos públicos. La provincia de Santa Cruz “está quebrada”, según palabras de Alicia kirchner.

Esto escribíamos en aquel informe del año 2018. Sigamos.

¿Y dónde está el piloto (y los millones gastados)?

El 27 de junio de 2018, unos 5 meses después de la nota anterior, publicamos un segundo informe donde anunciábamos que al Cessna Citation de la gobernación, que en ese momento llevaba parado 6 meses, el gobierno había decidido hacerle un escalón de mantenimiento denominado “Fase 5” por su integralidad y minuciosidad en el recorrido de la máquina por parte de los técnicos, para lo cual la máquina fue llevada a EEUU.

En apariencia (nos reservamos la duda razonable) la máquina fue sometida al escalón de mantenimiento más grande, minucioso y costoso que se le realiza a un avión, denominado técnicamente “Fase 5”, motivo fundamental con el cual se lo llevó a EEUU en el 2016 e incomprensiblemente, después de un año, volvieron a traer la máquina sin este servicio realizado, redactamos en nuestro informe anterior.

Es decir, el avión hace dos años y medio que no vuela (excepto los dos meses que anduvo en la provincia con motor trucho) a pesar de todos los millonarios gastos generados: alrededor de 3 millones de dólares (unos 80 millones de pesos) y todavía está pendiente esta revisión total de la máquina que incluye un repaso general desde la célula, pasando por los sistemas hidráulicos, electrónicos (aviónica), motores, tren de aterrizaje, circuitos, sistema eléctrico, etc que normalmente y por la complejidad del trabajo, siempre se realizó en EEUU.

En esa nota del día 27 de junio de 2018, señalábamos: “Ahora bien, con lo que la provincia lleva gastado en la máquina, entre las reparaciones que se hicieron en AVIASER (Bs As), Textron (EEUU), alquiler de motores, pasajes, viáticos por un año de pilotos, etc, se podría haber comprado una máquina igual, con prestaciones mejoradas, pocas horas de vuelo y a un precio mucho menor. Pero ahora hay que sumarle a todo lo gastado la millonaria suma que deberán invertir para hacerle la “Fase 5”. ¿Cuánto terminará costando el viejo Cessna?”.

Llamativamente, el 8 de diciembre de 2019 el mismo motor izquierdo del Cessna Citation de la provincia que fuera reparadovolvió a generar una falla grave y el avión está fuera de servicio. ¿Casualidad o causalidad?. El secretismo del gobierno al respecto, la falta de información pública y la reserva con que se manejan los gastos públicos alrededor de estas “inversiones” no permiten calcular cuánto en realidad gasta el Estado para hacer estas simulaciones de mantenimiento y cuánto es solo un relato mientras alrededor de la flota aérea inactiva de la provincia, se enjuagan millones de pesos/dólares sin que haya transparencia ni manejo responsable de los recursos y por supuesto, ningún organismo de contralor que pida rendición de cuentas y mucho menos que haga una denuncia penal para que se investigue. (Agencia OPI Santa Cruz)

Si Ud considera que OPI Santa Cruz le brinda un servicio informativo distinto y de calidad, lo invitamos a sumarse al listado de colaboradores adhiriendo a la Membresía del medio. Su colaboración ayudará a sostener este proyecto que nació sin dependencia del oficialismo ni la oposición y transita desde hace 16 años remando en el esfuerzo, el trabajo diario y la dedicación por el periodismo libre e independiente es una provincia donde no hacer periodismo complaciente, significa trabajar en soledad. Muchas gracias.

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Más Noticias