domingo, mayo 16, 2021
7 C
Río Gallegos

El reclamo de CAPROMISA en Santa Cruz, desnuda la mentira de las promesas del gobierno de Chubut, detrás de la megaminería en el macizo central

El gobernador de Chubut Mariano Arcioni - Foto:

(Por: Giuliano Ventura para OPI Chubut) – En Chubut el gobierno provincial, la Cámara minera, las empresas del sector, legisladores, el sindicato AOMA, Camioneros, UTA, sectores del FPV y el propio Mariano Arcioni junto con intendentes del interior, llevan a cabo una profundización del lobby minero para barrer con todas las prohibiciones que no permiten el ejercicio de la minería a cielo abierto en esta provincia y van por el trofeo más difícil, la “licencia social”, esa bala de plata que les abrirá las puertas definitivamente a la actividad en la provincia.

Uno de los caballitos de batalla de este lobby que se hace con la máscara del denominado “Debate minero”, es el desarrollo económico de la provincia y las distintas regiones de Chubut, a partir de los capitales que se van a volcar en el desarrollo de la industria y el comercio provincial, como beneficio directo del gasto que harán los capitales transnacionales para desarrollar la actividad minera en nuestro suelo.

Sin embargo y tal como lo hemos señalado en otra oportunidad, cuando en minería se habla de “grandes inversiones”, se trata en realidad de los capitales que las multinacionales traen para instalar la infraestructura en tareas exploratorias y de explotación, pero no significa ello que esos fondos vayan a repartirse entre la población, como por ahí algunos distraídos intentan filtrar en discursos falaces que dibujan un promisorio futuro que una vez instalados, demuestran no ser tales.

- Advertisement -

La prueba más concreta la tenemos acá cerca, en Santa Cruz, donde cada empresa minera que se asentó lo hizo bajos parámetros similares a los de Chubut, solo que allí la población es muy pasiva y no repara en los negociados, las mentiras oficiales, los engaños gubernamentales, las manipulaciones gremiales generadas previo a la instalación de las operadoras y por lo tanto, las empresas gozan de un permiso perpetuo para hacer lo que quieran y cómo quieran. Se llevan todos los recursos no renovables (oro y plata), dejan el pasivo ambiental y mínimamente se derrama un ínfimo porcentaje de la danza de millones que se mueve alrededor. Mucho de ello llega en beneficios al gobernador, a algunos intendentes y muchos empresarios amigos.

Ayer la Cámara de Proveedores Mineros de Santa Cruz (CAPROMISA), se quejó públicamente por medio de un comunicado y nota al gobierno provincial, porque las operadoras mineras de la provincia explotan los recursos de Santa cruz, realizan contrataciones millonarias y no dejan un solo peso en el comercio interno.

La expresión que se me ocurre, acudiendo a un viejo cliché que le oía a mi padre, cuando quería restregarme una verdad en Perogrullo en la cara, es “Chocolate por la noticia”. Lo que dice CAPROMISA hoy en lo que hemos dicho decenas de veces tanto en OPI  Santa Cruz como en OPI Chubut sobre la falacia engañosa de la propaganda política necesaria para el asentamiento de la actividad minera en una provincia y la realidad que luego se revela: ínfima mano de obra local (en santa Cruz el 85 o 90% es foránea), el “compre local” que instaló la provincia vecina es solo un título, las empresas traen todo (o lo más importante) de afuera y solo queda reducido el servicio a algunas empresas (en Santa Cruz una de las proveedoras es de Leonardo Álvarez, Ministro de Alicia Kirchner) y lo que se consuma en el mercado interno, especialmente referido a cosas básicas y de urgencia.

Dice CAPROMISA en parte de su documento que le exige acciones concretas al gobierno “para garantizar el cumplimiento del compre local en la industria debido a contrataciones millonarias realizadas a empresas que no son de Santa Cruz”. 

“Hemos constatado cómo, emprendedores locales fueron desplazados sin justificación por Newmont de la contratación para llevar adelante obras importantes y destacadas como Dique de cola, para permitir el ingreso de empresas que no son de la provincia”, continuá diciendo la Cámara y luego habla de una extranjerización del personal jerárquico, el cual no reside en la zona resaltando que “las firmas de Santa Cruz fueron desplazadas sin argumentos dejando a cientos de vecinos sin oportunidades de trabajo”. “Acudiremos al Ministerio de la producción que nos ofreció oportunamente su intervención en aras de la aplicación de la ley local del RUPAE y que algunas operadoras ignoran perjudicando, no solo a los emprendedoras locales, sino a toda una provincia que recibió a la minería con los brazos abiertos en pro de lograr un desarrollo económico, sustentable para que sus resultados se vean reflejados en esta tierra”, se quejó formalmente Capromisa, quien se queja porque señala que hablar del compre local y proveedores locales es lo “políticamente correcto”, pero termina siendo una falsa expectativa que una vez instalada la operadora incumple descaradamente y lo peor, nadie controla ni le exije, en relación a la falta de autoridad del gobierno, en esta caso de Santa Cruz, pero que podemos sustituir por el de Chubut, si acaso se avanza en el mismo sentido para embaucar a la sociedad sobre beneficios que jamás llegará al bolsillo de los chubutenses, con la instalación de la megaminería en esta provincia. (Agencia OPI Chubut)

1 Comentario

  1. esa provincia es la muestra de lo que es Formosa ,funcionan por que el estado nacioonal le gira fondos,esa mujer no puede manejar ni la economia familiar es lo mas en falta de idoneidad,esta ahi por que cometio fraude con la ley de Lemas

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Más Artículos