El kirchnerismo duro redobló su presión sobre la Justicia y pidió un indulto o amnistía para los condenados por corrupción

0
55

Según publica Clarín Zaffaroni solicitó al Congreso que cree una “comisión de la Verdad del lawfare” y después sanciones una amnistía. Y una asesora de Cristina pidió un indulto presidencial para Milagro Sala..

Por: Daniel Santoro

El kirchnerismo duro redobló ayer su ofensiva sobre la Justicia con cuatro pasos y reavivó la interna en el Frente de Todos por un eventual indulto o amnistía.

Por un lado, el ex juez de la Corte y asesor de Cristina Kirchner, Eugenio Zaffaroni, pidió al Congreso una “ley de amnistía” para ex funcionarios K condenados por corrupción, después de poner en marcha “una comisión de la Verdad del lawfare”.

Y por primera vez, Zaffaroni amenazó al máximo tribunal con una marcha de un millón de personas sobre el palacio de Justicia si sigue confirmando condenadas como las del ex vicepresidente Amado Boudou en el caso Ciccone.

Dijo que la Corte intentó “mojarle la oreja al Presidente Alberto Fernández, con la confirmación de una condena por amenazas a Sala”.

Por otro, la directora de Asuntos Jurídicos del Senado de Cristina, Graciana Peñafort, solicitó a Fernández que “indulte, en el caso muy puntual, a Milagro Sala”.

Como tercera medida, el abogado de la vicepresidenta, Carlos Beraldi, presentará mañana miércoles un recurso extraordinario a la Cámara Federal de Casación Penal.

Beraldi, también abogado del empresario K Cristóbal López, quiere que la Corte anule la decisión de mandar las causas por supuesto espionaje ilegal macrista de los tribunales de Lomas de Zamora a Comodoro Py.

Y en cuarto término, el senador y alter ego de Cristina, Oscar Parrilli” trató de “cómplices del macrismo” a “legisladores aliados nuestros que hasta ahora no dan el ok para sancionar” la reforma judicial. La alusión fue para el bloque de diputados que responde al ex ministro de Economía Roberto Lavagna

En las sesiones extraordinarias, los K también quieren que se aprueben los cambios en la ley del ministerio público fiscal para echar al jefe de los fiscales.

Beraldi advirtió que si no se lo aceptarán pedirá el juicio político de todos los jueces de Casación que se lo rechacen. Y anunció que, por otro lado, recusará a la jueza federal María Eugenia Capuchetti y al fiscal Carlos Stornelli que se quedarían con esas causas.

Con esas causas, Cristina quiere demostrar su teoría del lawfare. No quiere, un indulto o una amnistía porque significaría aceptar que es culpable, sino ser declarada inocente.

Desde la oposición, el presidente del bloque de Juntos por el Cambio, Mario Negri contestó: “Unos kirchneristas piden el indulto para los políticos presos por robar (que no son presos políticos), otros piden una ley de amnistía”.

“En el kirchnerismo no se ponen de acuerdo en la herramienta pero todos quieren impunidad”, sintetizó así la situación el legislador cordobés.

El pedido de indulto a la líder de la Tupac Amaru y otros K el presidente Fernández, ya la rechazó a principios de enero cuando dijo que “es una rémora monárquica que quedo en la Constitución”.

Aunque solo podría indultar a Sala en causas de la justicia federal, como la llamada “Pibes Villeros”. Pero no por las condenas de la justicia provincial.

Zaffaroni, que es juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, explicó que su estrategia supone “sacarle de encima la responsabilidad al Presidente (Alberto Fernández)” con un indulto.

Entonces, reiteró que diputados K deberían proponer la creación de “una comisión de la Verdad” que revise las causas por corrupción y determine si “hubo corrupción o lawfare”.

Después, en base “a las características generales del lawfare aplicadas a cada causa hay que hacer una ley de amnistía”.

Sin embargo, hasta el viernes pasado ningún diputado K había presentado proyecto alguno en sentido sentido ante la secretaria Parlamentaria, informaron fuentes legislativas. Es más, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, dijo el mes pasado al diario El País de España que “una amnistía para los casos de corrupción sería absurdo y un gran error”.

Con tono crítico, Zaffaroni avisó que “la táctica del Gobierno respecto del Poder Judicial es peligrosa. Me da la sensación de que lo está dejando actuar hasta que esto produzca una reacción pública masiva”.

Estimó que el Gobierno espera que “se produzca una reacción pública por el escándalo, que no tiene precedentes” en la democracia.

“Esto hace mella en la opinión pública. Así como un día con el 2×1 salieron un millón de personas a la calle, probablemente salga otro millón de personas en algún momento”, advirtió.

Se refirió al caso del ex represor Muiña a quien la Corte en septiembre de 2017 le aplicó el beneficio de 2 años de cárcel por 1 por buen comportamiento. Después de una masiva protesta, el congreso cambió la ley y la Corte revisó el fallo.

El ex juez de la Corte Suprema apuntó directamente contra los integrantes del máximo tribunal y los comparó con la década infame y el menemismo.

“Aquella Corte de la década infame tenía una coherencia política y era previsible por más que uno la critique por oligarca. La Corte menemista también era previsible por más que uno se pare en la vereda de enfrente. En esta Corte el único previsible es Rosenkrantz, el resto no sé”, sentenció. Lo hizo en línea con la carta pública de Cristina de diciembre en que destrató a cada uno de los miembros del máximo tribunal.

Al pedir el indulto para Sala, Peñafort comentó que “hay determinadas situaciones donde la Corte maneja la impunidad, el indulto sería una manera de ver cómo sigue. Como restablecimiento del valor justicia”.

“Si no, estamos aceptando como legítimos los fallos de una Corte que no lo son”, afirmó Peñafort. Para la directora de Asuntos Jurídicos del Senado los fallos de la Corte no son legítimos. Y siguió: “En el caso muy puntual de Milagro Sala, Alberto debería indultarla”.

En la lista para ser indultados están los ex funcionarios Amado Boudou, Luis D’Elía, Ricardo Jaime, entre otros dirigentes K condenados por causas de corrupción en la Justicia. Incluir a los procesados en un eventual indulto abriría otro debate judicial.

“Si quieren indultar gente que está procesada, no existe ese instituto, eso es una amnistía y depende del Congreso, no depende de mí. Para que haya indulto, tiene que haber alguien condenado”, dijo Peñafort.

El lunes, Milagro Sala había pedido que el Presidente indultara a ella y a sus compañeros presos, luego de que la Corte Suprema dejara firme la condena a dos años de prisión por amenazas a policías, en el marco del caso conocido como “Causa de las Bombachas”.

La dirigente social, presa desde 2016, pidió que Alberto Fernández la indulte. “No solo a mí, sino a todos los compañeros”, remarcó Sala.

En las últimas horas, a ella se sumó Luis D’Elía dijo que “soy una víctima de la mesa Judicial de Cambiemos. Indulto ya para todxs los presos políticos, compañero Alberto Fernández”. Lo escribió el líder piquetero en su cuenta de Twitter.

D’Elia cumple una condena a tres años y nueve meses de prisión por la toma de la comisaría 24 de La Boca, ocurrida en 2004 y por agredir a un productor agropecuario. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí