miércoles, abril 14, 2021
8 C
Río Gallegos

Argentina COVID-19

2,579,000
Casos Positivos
Updated on 14 April, 2021 9:58 am
58,174
Total muertes
Updated on 14 April, 2021 9:58 am
257,951
Casos Activos
Updated on 14 April, 2021 9:58 am

En abril/2020 OPI anunció el aumento de sueldos del 125% que Fernando Cotillo, sus funcionarios, planta política y ñoquis de la municipalidad, acaban de darse

Municipalidad de Caleta Olivia

El día 14 de abril de 2020 OPI Santa Cruz publicó un informe bajo el título “El descaro de Pablo Grasso, las mentiras de Fernando Cotillo y el oportunismo de Fernando Españón. Tres intendentes K y varios denominadores comunes”. Allí hacíamos comparaciones entre tres intendentes del Frente Para la Victoria y la coincidente forma de manejar con mentiras, promesas y corrupción institucional, de cada uno de esos municipios.

Fernando Cotillo, intendente de Caleta Olivia, le dedicamos un lugar especial a partir de haber tenido acceso a información que daba cuenta de un aumento salarial del 100%  decidido por el jefe comunal, para lo cual había enviado un proyecto al Concejo Deliberante que fue aprobado “a mano alzada” por sus concejales. A partir que dimos a conocer la noticia, el escándalo fue tal, que debieron dejar el suspenso el mismo, hasta hoy.

Aquel aumento aprobado por el CD de Caleta Olivia, no pudo ser efectivizado hasta hoy, cuando el municipio hizo efectiva la segunda cuota del Acuerdo Salarial firmado en diciembre del año 2020 y que se completará en marzo/2021, con la novedad de que Cotillo y sus colaboradores municipales y políticos al final del proceso, verán incrementado sus salarios en un 125%.

De acuerdo a las fuentes municipales de Hacienda, consultadas en off por esta Agencia, el sueldo final del intendente superará los 200 mil pesos y un cargo político común que ganaba aproximadamente 80 mil pesos, pasa a ganar entre 170 y 180 mil pesos mensuales, es decir, dos veces más que un Director de escuela de la provincia de Santa Cruz.

Muchos de estos cargos políticos, como también reveló OPI en investigaciones anteriores, no trabajan, no cumplen funciones de ningún tipo y ni siquiera viven en Caleta Olivia. Son ñoquis del sistema municipal, donde están “prendidos” amigos del poder, favorecedores del propio intendente y gente vinculada al FPV.

Lo relevante y vergonzoso de lo que hace el intendente Cotillo, aumentando 125% del salario propio y de la planta política en Caleta Olivia, es que cualquiera de los ñoquis del municipio pasa a ganar el doble que un médico de primera línea, afectado a la lucha contra el Covid-19 en la provincia.

Lo dijimos y lo desmintió

Luego de nuestro informe de abril del 2020, Fernando Cotillo salió por todos los medios pagos de zona norte y de Río Gallegos, a desmentir la información, pero en su proyecto aprobado entre gallos y medianoche por los concejales k, con la oposición del Edil Murúa de la UCR, se establecía que el incremento “será equivalente a 5 veces el sueldo bruto del Módulo 1, integrado por el sueldo básico, adicional dedicación funcionar y adicional por zona“. 

Ante la escandalosa revelación organizaciones sociales y sectores comerciales/empresariales de Caleta Olivia, a quienes “constantemente les piden esfuerzos tributarios, de hecho Cotillo acaba de inventar otro impuesto para afectar a infraestructura vial, se justificó diciendo que el aumento era porque “con su sueldo no podía vivir”, haciendo alusión a los casi 90 mil pesos que cobraba ni bien asumió en diciembre del año pasado.

La dirigente radical Paula Obaya le exigió dar marcha atrás, la plataforma virtual Change.org también le reclamó la supresión del proyecto, la agrupación social local Manos de Esperanza emitió un comunicado pidiendo a Cotillo y sus funcionarios que bajen la medida considerando que era una burla ante la sociedad a la cual se le pide un esfuerzo y en el marco de una emergencia global como la que se vivía en ese momento, cuando aún no había arreciado la pandemia.

Tal como lo referimos en ese momento, a partir de allí se generaron tantas presiones a días de haber asumido, que el intendente Cotillo salió a aclarar que “dejaba sin efecto el proyecto”, pero eso fue solo para lograr que la prensa para-oficialista replicara una falacia, en realidad en ningún momento la Ordenanza aprobada por los 4 concejales K autorizando el aumento, fue derogada; siempre estuvo vigente, de hecho lo que informamos hoy con la aplicación del aumento luego de aquel Acuerdo Salarial de diciembre, lo demuestra. 

Cotillo buscó “enfriar el tema”, ocultarlo todo en medio de la agitación que producía la pandemia en sus inicios, con la esperanza de que el tema saliera rápidamente de la agenda pública, mientras (como ya ha sucedido) el intendente y sus funcionarios, cobraban la gran diferencia salarial que se autoimpusieron y que se completa en un 125% de sus salarios iniciales, en marzo de este año 2021.

Pero el tema no se olvidó, especialmente para los sectores sociales de Caleta Olivia. Por este motivo, Fernando Cotillo, entonces, decidió inventar una excusa para nada original: dijo que ese aumento salarial que se dieron él y los integrantes de su gestión, aprobado por el CD de la ciudad, iría a parar al Comité de Emergencia Municipal (COE), un invento del intendente para colaborar socialmente en la pandemia, donde (como sabemos, ha ocurrido siempre) son títulos que se ponen a pseudorganizaciones donde los fondos que recalan para ayudas, carecen de transparencias. Recordar los 5 millones de pesos que Alicia Kirchner (como funcionaria nacional) le dio a la Fundación Pensar Santa Cruz, de Cotillo y Pablo González, fondos que nunca más se supo a dónde fueron a parar.

Un detalle no menor, en el tema de los salarios del intendente en los primeros meses de este año, que resaltamos en aquel informe de abril/21, es que la única constancia de que el aumento salarial fuera a parar al COE, fue la palabra de Fernando Cotillo, que a estas alturas de la vida sabemos, no es de confiar. El Concejo Deliberante no recibió ningún proyecto, pedido ni constancia de que esa iniciativa se fuera a formalizar y hasta ese momento (mes de abril/21) el Cuerpo de concejales lo aprobó como aumento de sueldo no como partida presupuestaria para el funcionamiento del COE.

Ahora en la última semana del mes de febrero del 2021, no enteramos que nada de aquello fue cierto, Cotillo mintió (una vez más) y el jueves pasado se terminaron de pagar los salarios con los aumentos informados por este diario, mientras en Caleta Olivia el intendente pretende iniciar un bacheo de la ciudad para lo cual compró escasas 30 toneladas de cemento y la promesa de comprar otras 30 toneladas cuando éstas se acaben. Un ingeniero local consultado por OPI y que nos acercó una ecuación simple dudó mucho de la planificación urbana de Cotillo y su verdadera vocación por arreglar las destruidas calles de Caleta Olivia, que hacen que cada habitante, cuando las transita, se acuerde de él y su familia “Con 6 bolsas de cemento se cubre 1,3 m2. Una cuenta rápida te indica que 30 toneladas de cemento, corresponde a una 600 bolsas de cemento (50 kms c/u) aproximadamente unos 420m2 de superficie a reparar. Si piensan reparar los verdaderos cráteres de Caleta Olivia con esa cantidad de material, no va a ser una obra, va a ser un milagro”, señaló la fuente. (Agencia OPI Santa Cruz)

Destacadas

4 Comentarios

  1. Hola Gente, gracias por el canal.
    Me preguntaba, con relación aafijarla fijar el sueldo a un equivalente de 5 sueldos (parecido a una ley en la Pcia de Buenos Aires, creo), de aquellos ingresos de la categoría más baja, que contempla en este caso: Básico + Dedicación funcional + Zona….; si es aplicable el considerar la dedicación funcional, ya que es inherente a la función misma. Pero no se.
    Verdaderamente.
    Y ¿cuando debe ganar un Intendente?, tal el caso de Caleta; tampoco lo sé.
    Pero quería considerar (la publicación objetiva distinto); otra mirada. Resaltar en vuestra nota, una parte implícita en ella.
    Lo ya sabido.
    Si sabemos, cuanto gana la categoría más baja. ¿No?. Por eso estas líneas. Quería acercar una consideración.
    Antes -me licencio- datos concretos.
    Hace casi 5 años atrás (un último aumento también, en septiembre 2015), dejó los ingresos por estos mismos ítems: Basico + Dedicación + Zona (de la categoría más baja: Módulo1), comparados con la línea de pobreza de ese mes y año – nivel nacional -; los ingresos decía, la superaban en más de un: 50%. Resumiendo: El modulo 1 superaba por estos ítems, en más del 50% la línea de pobreza. (análisis a disposición por si estoy equivocado). Fuente: Fiel entre otras.
    En abril de este año, cuando finalice el último aumento, “ninguna” categoría (misma comparación y tendencia inflacionaria actual), tendrá ingresos por sobre de la línea de pobreza (Canasta Familiar o canasta básica total: CBT – INDEC).
    Tal vez la mirada, podría ser nutricia. Entre otra considerables más, que convergen claro.
    Pero arrogarse corregir desajustes salariales, si correspondiera cuspidalmente por supuesto; una cosmo visión de aflicción, consideraría “al mismo tiempo”, la observancia de los de más abajo también.
    Bueno. Eso.
    Espero sirva, misma moneda otra cara.
    Y me despido.
    Un saludo cordial.

  2. Estimado Sergio, creo que el el análisis objetivo que se obtiene comparando los datos que surgen de las estadísticas, son de por si necesarios, pero creo (personalmente) que el análisis objetivo se debe nutrir de la realidad objetiva que es por cierto, mucho mas amplia, pero totalmente necesaria a la hora de tomar decisiones, esta realidad objetiva (valga la redundancia) no es ni mas ni menos que mucha gente la esta pasando muy mal y es justo allí donde se deben tener en cuenta algunos principios que son fundamentales que, parece que muchas políticos no lo tienen incorporado en su diccionario personal, tales conceptos son: la ética, la empatia por el prójimo y el sentido común, que hoy parece ser el menos común de los sentidos.
    Me resulta muy difícil de asimilar que a esta altura de las circunstancias tengamos que soportar este tipo de conductas desaprensivas, que lo único que logran es desalentar a las personas comunes, que son la base y sostén de este sistema democrático del cual se nutren.
    Creo que todos debemos tener una justa remuneraciòn por nuestro trabajo pero es necesario considerar cual es el contexto en el que estamos viviendo, los que toman decisiones se deben preguntar, hemos solucionado los problemas básicos de la gente?, que por cierto son gravìsimos y por sobre todo eso, pensar en la gente.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbite a nuestro Newsletter

Suscríbite a nuestro Newsletter

* Información Requerida

Más Articulos