El fiscal Eduardo Taiano llamó a declarar a testigos por la denuncia del Vacunatorio VIP en El Calafate

Según publica Clarín Pidió citar al titular del Hospital Posadas, Alberto Maceira; a otro médico y a la tripulación de Aerolíneas que trasladó 60 dosis.

El fiscal Eduardo Taiano avanzó este miércoles con un pedido de declaración testimonial para involucrados en la investigación que intenta  determinar si también en El Calafate operó un “vacunatorio VIP”, para el cual se habrían enviado 60 dosis de la medicación contra el coronavirus.

Para ello, le elevó su requerimiento a la jueza María Eugenia Capuchetti, que lleva adelante la causa en la que se investiga a Ginés González García, a quien echaron del Ministerio de Salud, tras la revelación de Clarín.

La causa abierta apunta a la vacunaciones de privilegio en el Hospital Posadas y en el Ministerio de Salud. Sin embargo, Taiano amplió el objeto de investigación para constatar la denuncia de la diputada Graciela Ocaña, que aportó sus sospechas sobre el funcionamiento de otro “vacunatorio VIP” en Santa Cruz, con vacunas enviadas por avión.

Por ello, el fiscal le pidió a la jueza Capuchetti que cite a testimoniar a Alberto Alejandro Maceira, director del Hospital Nacional Posadas -quien ya declarara por los hechos en el ministerio-, y a Gustavo Javier Bahut, jefe de monitoreo de ese centro de salud.

Taiano quiere que Maceira indique “si tomó conocimiento del traslado hacia la ciudad de El Calafate de una partida de 60 dosis adjudicadas al Hospital Nacional Posadas”.

En el expediente figura que un funcionario de esa dependencia sanitaria viajó con esa partida de vacunas hacia la ciudad patagónica, en enero pasado, en un vuelo de Aerolíneas Argentinas.

“En caso afirmativo, deberá proporcionar toda la información que posea sobre el evento, como así también especificar si resulta una práctica habitual entre hospitales nacionales”, planteó el fiscal en su requerimiento.

En otras palabras, esa fue el argumento oficial que surgió desde el entorno de la actual ministra Carla Vizzotti, cuando se supo de la denuncia de Ocaña.

También se requirió informar si el jefe de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, José Glinski, el “23 de enero de 2021 recibió algún tipo de orden para demorar el despegue de un vuelo comercial de Aerolíneas Argentinas que partía desde el Aeropuerto Internacional de Ezeiza hacia la ciudad de El Calafate” y que la empresa de bandera “informe todos los datos que registre en relación con ese vuelo”.

Por último Taiano pidió la declaración de los tripulantes de ese vuelo  con el “objeto de verificar quién hizo entrega de las dosis, quién tuvo a su cargo la custodia durante el trayecto y quién las recibió en la ciudad de El Calafate”.

En su presentación, el letrado recordó que en la causa constan elementos que indican que se le aplicó la vacuna a personas “incumpliendo los criterios de prioridad epidemiológicos y el esquema de etapas previamente establecidos, y/o consignando una categoría falsa de trabajadores sanitarios en los formularios pertinentes”.

El escándalo del Vacunatorio VIP

El escándalo del Vacunatorio VIP se constató cuando el periodista Horacio Verbitsky confesó que había sido inmunizado sin turno y el despecho ministerial del entonces ministro de Salud Ginés González García, información dada a la luz a raíz de un investigación en marcha de Clarín que publicaría los beneficiados con ese privilegio.

La última salida de Ginés González García del Ministerio de Salud, tras ser echado por el Vacunatorio VIP. Foto Enrique García Medina

La última salida de Ginés González García del Ministerio de Salud, tras ser echado por el Vacunatorio VIP. Foto Enrique García Medina

El listado total de vacunados vip, luego difundido por el propio Gobierno, registró 70 personas, entre funcionarios, amigos del poder y algunas personas aún sin identificar. Tal como había publicado Clarín, entre ellas estaban el diputado Eduardo Valdés y el senador Jorge Taiana.

El escándalo derivó en la renuncia de Ginés y de su entorno más próximo.

Pero la investigación no terminó allí. El fiscal también llamó a declarar a la ensayista Beatriz Sarlo, por sus declaraciones públicas previas, quien revelara que el ofrecimiento de vacunarse que le llegó por interpósita persona, había surgido de Soledad Quereilhac, la esposa del gobernador bonaerense Axel Kicillof.

La denuncia de Ocaña sumó otro capítulo, con la vista puesta en El Calafate, el “lugar en el mundo” de la vicepresidenta Cristina Kirchner. (Clarín)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más Artículos