Cuarentena: más de 40% de los hogares se endeudó o usó sus ahorros para sobrellevar la crisis

0
82

Según publica La Nación El dato surge de un informe publicado hoy por el Indec; en el Gran Buenos Aires, un 49,3% ya había declarado pérdida de ingresos entre agosto y octubre.

Por: Francisco Jueguen

Mientras crece el desempleo y la pobreza en la Argentina como consecuencia de la pandemia, las medidas restrictivas del Gobierno para contenerla y la crisis económica, más de un 40% de los hogares del Gran Buenos Aires -la Ciudad y el conurbano bonaerense- tuvo que recurrir a sus ahorros o endeudarse para sobrellevar las cuarentenas estrictas que impactaron directamente en sus ingresos.

El segundo “Estudio sobre el impacto de la Covid-19 en los hogares del Gran Buenos Aires”, publicado esta tarde por el Indec, se focalizó en cuatro dimensiones: hábitos, educación, empleo e ingresos y estrategias de los hogares para surfear la pandemia del coronavirus entre agosto y octubre pasado. Entre las definiciones más importantes reafirma que quienes tenían un trabajo de calidad -con aportes- y un vínculo formal pudieron sostener más sus ingresos, mientras que la mayoría de los informales e independientes sin aportes debieron recibir asistencia del Estado para enfrentar la crisis.

Entre los hallazgos de la encuesta realizada por el organismo estadístico está que más del 40% de los hogares del Gran Buenos Aires tuvieron que endeudarse o usar sus ahorro para hacer frente a la crisis. Más precisamente, un 47% recurrió al uso de ahorros o venta de pertenencias para enfrentar las dificultades económicas de la pandemia, independientemente de haber implementado o no otras estrategias complementarias. Además, el 41,5% recurrió directamente al endeudamiento. Un 70,6% dice haber recurrido a alguna estrategia alternativa para poder sobrellevar el momento de crisis.

La primera encuesta, de mediados de diciembre, había señalado que entre agosto y octubre de 2020, el 49,3% de los hogares consultados tuvo una reducción en su ingreso total. Entonces, un 40,3% contaba con al menos un miembro con problemas laborales, sean de despido, suspensión o disminución de ingresos. Y un 33,8% redujo el consumo de al menos un alimento (carne vacuna, otras carnes, verduras frescas o leche).

El trabajo formal y de calidad fue, frente a la pandemia, una gema. Tanto que el 68,3% de los hogares con jefe o jefa asalariado no registrado recibió prestaciones implementadas a partir de la pandemia; ese porcentaje fue de 63,9% de los hogares con jefe o jefa independiente sin aportes. Según el segundo relevamiento del Indec, el 81,1% de los asalariados mantuvo su ingreso laboral.

La semana pasada, el Indec informó que a fines de 2020 la pobreza alcanzó un 42% (19 millones de pobres en todo el país). En un año, cayeron bajo la línea de pobreza 3 millones de personas. Los partidos del conurbano bonaerense estuvieron entre los más afectados: allí un 51% de las personas está en la pobreza. Un 57,7 de los menores de 14 años, unos 6,3 millones, viven bajo la línea de pobreza.

Gran parte de la nueva pobreza se debió a la caída en la tasa de empleo (ocupados) durante el año pasado, que mostró que 2020 terminó con 1,1 millones de ocupados menos que un año atrás (de esos, sólo 360.000 se registraron como desocupados y el resto como inactivos). La economía en la Argentina cayó 9,9% el año pasado. Se trató de la peor baja regional del PBI detrás de Perú y Venezuela.

La segunda encuesta del Indec también analiza los cambios que se registraron en los hábitos de los hogares. Por caso, el 45,5% de quienes contestaron dejó o disminuyó la práctica de actividad física a partir de la pandemia, mientras que un 14,9% comenzó o intensificó dicha actividad. Un 93% de los respondentes manifestó haber incorporado el uso de barbijo o tapabocas para salir de su casa y el lavado de manos con jabón con más frecuencia que antes. En tanto, un 33,5% mencionó tener más dificultades para dormir.

Con relación al ítem Educación y tecnología relevado por el Indec, 97,7% de los hogares con niños y niñas que asisten a escuela primaria y el 95% de los adolescentes que asisten a una secundaria realizaron tareas escolares la semana anterior a la encuesta; un 76,9% de hogares con niños y niñas que asistían a nivel primario y cuentan con PC, notebook o tablet realizaron clases virtuales la semana anterior a ser encuestados; y solo el 37,1% de los hogares sin equipamiento participaron en clases virtuales.

Un 75,9% de los hogares con adolescentes que asistían al secundario y cuentan con PC, notebook o tablet realizaron clases virtuales la semana anterior a ser encuestados y solo el 39,8% de los hogares sin equipamiento participaron en clases virtuales; un 75,5% de hogares con niños y niñas en escuela primaria y el 72,4% de hogares con adolescentes en secundaria aumentaron el tiempo frente a las pantallas (TV, PC, notebook, tablet y celular) desde el inicio de la pandemia, por fuera del tiempo dedicado para la tarea. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí