Alberto Fernández aprovechó la causa contra Lula da Silva para volver a apuntar contra la Justicia

0
158
El presidente Alberto Fernández -

Según publica Clarín El Presidente publicó un mensaje para apoyar al ex mandatario de Brasil, al cumplirse tres años de su detención.

El presidente Alberto Fernández envió su apoyo al ex mandatario brasileño Lula Da Silva, al cumplirse tres años de su detención por la causa Lava Jato, y volvió a disparar contra la Justicia al reclamar el fin de las “arbitrariedades judiciales” en la región.

“Hace tres años Lula da Silva se entregaba a la policía por una causa armada y manipulada para impedirle participar del proceso electoral”, comienza el mensaje de Fernández desde su cuenta de Twitter.

“Por eso tuvo y tiene mi apoyo y mi compromiso para terminar con las arbitrariedades judiciales que condicionan las democracias de la región”, agregó.

Lula había destacado semanas atrás que fue Alberto Fernández “la primera persona” que lo llamó cuando se conoció la anulación de su condena, por lo cual les agradeció a él y “al pueblo solidario de la Argentina”.

Luiz Inácio Lula da Silva recuperó en marzo sus derechos políticos y podrá ser candidato en 2022, luego que el juez Edson Fachin, del Supremo Tribunal Federal, anulara todas sus condenas por corrupción de la operación Lava Jato.

En conclusión, el juez de la Corte remitió las causas a Brasilia, donde el tribunal regional de la capital deberá decidir si la causa pasa a un juez de primera instancia y todo el proceso comienza de cero, lo que daría suficiente tiempo a Lula para presentar su candidatura presidencial el año próximo si así lo desea.

Lula pasó 580 días preso por una condena emitida por el juez Sergio Moro en una cárcel en la ciudad de Curitiba, en el estado de Paraná, y quedó fuera de la elección de 2018, pese a ser uno de los favoritos en las encuestas. Su lugar fue ocupado por Fernando Haddad, quien perdió el balotaje con Jair Bolsonaro.

Fernández aprovechó la causa del ex presidente brasileño para volver a apuntar contra el Poder Judicial, una presión que vienen ejerciendo distintos funcionarios y dirigentes cercanos al Gobierno con el propósito de anular las causas de corrupción contra la vicepresidenta Cristina Kirchner.

El propio Presidente había sido duro en su discurso durante la apertura de sesiones ordinarias en el Congreso, donde criticó a la Justicia y habló de “condenas mediáticas” y “discrecionalidad” de los magistrados.

“Vivimos tiempos de judicialización de la política y politización de la justicia, que terminan dañando a la democracia y a la confianza ciudadana porque todo se trastoca. Asistimos a condenas mediáticas instantáneas y sin posibilidades serias de revisión. Sufrimos la discrecionalidad de los jueces expresada en demoras inadmisibles de procesos judiciales que afianzan el clima de impunidad”, había remarcado.

En tanto, el flamante ministro de Justicia de la Nación, Martín Soria, dio un nuevo paso en la ofensiva kirchnerista y apuntó directamente a la Corte Suprema. “Los cambios que debemos hacer tienen mucho que ver con la Corte Suprema”, expresó durante un reportaje que se publicó el domingo en el diario Perfil. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí