Amado Boudou dio su curso en la UBA y habló de una “democracia condicionada”

0
117
Amado Boudou

Según publica Clarín El vicepresidente, condenado a prisión por corrupción en el caso Ciccone, se refirió a los efectos de esa teoría del lawfare que impulsa el kirchnerismo, crítica con el Poder Judicial. “Qué sentido tenía sacarme con un chaleco y un casco”, se quejó sobre su detención en 2017.

Por: Bernardo Vázquez

Amado Boudou participó este lunes de un seminario organizado por la Universidad de Buenos Aires, desde la Facultad de Ciencias Sociales, en el que se refirió al lawfare, la teoría que impulsa el kirchnerismo sobre la presunta persecución del Poder Judicial a funcionarios.

El ex vicepresidente, condenado por corrupción, comenzó preguntándose: “¿De qué hablamos cuándo hablamos de lawfare?. “Es un dispositivo de control social, hablamos de la democracia condicionada”, reflexionó. Y agregó: “No es una conspiración de diarios y jueces. Es un dispositivo disciplinario”.

“Qué sentido tenía sacarme a mí a las seis de la mañana con un chaleco y un casco. Me hubieran llamado por teléfono e iba tranquilamente a donde me indicaban. Fui sin discutir un segundo, siendo vicepresidente de la Nación. Qué sentido tenía hacer eso. Eso es el lawfare, el cástigo espectáculo, la sombría fiesta punitiva”, dijo Boudou sobre el momento en el que fue detenido por primera vez, el 3 de noviembre 2017, cuando ya había dejado su cargo de vicepresidente.

Boudou hizo referencias críticas a la oposición, en lo que pareció una referencia directa al gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. “A los que tanto les importa la educación, discontinuaron la entrega de netbooks para nuestros chicos y chicas”, dijo, mezclando la discusión sobre las clases presenciales en la charla, que tenía como eje central el lawfare y de la que participó también su abogada, Graciana Peñafort.

Cada vez que hay una elección y pierden por la voluntad popular, surge del propio sistema político la frase “lo vamos a judicializar”, sostuvo en cuestionamiento a diferentes denuncias en su contra y de otros funcionarios del kirchnerismo surgidas desde dirigentes de la oposición.

“Guerra jurídica y noticias falsas”. Así se denominó el seminario en el que disertó el ex vicepresidente, invitado especial del evento, que se transmitió por YouTube y que organizó la Facultad de Ciencias de Comunicación de la Universidad de Buenos Aires.

Se trata del taller que comenzó el 15 de marzo pasado y que se titula “El periodismo argentino en su laberinto: guerra mediática y jurídica, operaciones políticas, noticias falsas y otras delicias de la independencia”. Boudou, como antes el jurista Eugenio Zaffaroni y la titular de la AFI, Cristina Caamaño, fue invitado para conversar sobre la teoría del lawfare, que impulsa el kirchnerismo, por ser considerado por los organizadores como uno de los dirigentes que “sufrió y sufre la persecución jurídica y mediática en carne propia”.

El ex vicepresidente tiene una condena firme en su contra por corrupción en el caso de la ex calcográfica Ciccone, por cinco años y diez meses de cárcel efectiva. Aun habiéndose revocado la prisión domiciliaria, Boudou se mantiene en su domicilio, una casa que alquila en Avellaneda. El fallo de la Justicia de Ejecución Penal, surgido desde el juzgado de Ricardo Basílico, debe ser validado por la Cámara Federal de Casación Penal. Hasta entonces, el también ex ministro de Economía podrá mantener la reclusión domiciliaria.

La charla estuvo coordinada por los profesores Gustavo Bulla y Daniel Rosso, quienes dialogaron con Boudou a partir de las 14.30, en un encuentro que fue transmitido por YouTube y vía Zoom a estudiantes de la carrera, que depende de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA.

La presencia de Boudou en el encuentro fue cuestionada durante el último mes por estudiantes, egresados y profesores de la UBA, que juntaron miles de firmas en repudio a la clase que brindó el ex vicepresidente.

“Los abajo firmantes, estudiantes, graduados, profesores y ex profesores de la Universidad de Buenos Aires (UBA), lamentamos profundamente que una de las Facultades que componen nuestra prestigiosa Universidad brinde su tribuna a una persona que ha sido condenada por los delitos de cohecho y negociaciones incompatibles con la función pública en todas las instancias hasta llegar a la propia Corte Suprema de la Nación, a una pena de cinco años y diez meses de prisión”, iniciaba la Carta Abierta, que sumó miles de adhesiones. En paralelo, vía Change, casi 54.000 personas firmaron para que “No se permita a Boudou ser profesor en la UBA”. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí