jueves, octubre 28, 2021
21 C
Río Gallegos

Alberto Fernández arranca una gira de cinco días en busca de oxígeno político y apoyo a la negociación con el FMI

El presidente Alberto Fernández

Según publica Clarín El Presidente irá a Portugal, España, Francia e Italia. El cierre será con el Papa Francisco. El rol de Martín Guzmán.

Por: Federico Mayol

Tras una semana de internas furiosas y del caliente debate en torno al rumbo de la gestión económica, Alberto Fernández iniciará este domingo una intensa gira de cinco días por Lisboa, Madrid, París y Roma para tratar de conseguir apoyo a la renegociación con el Fondo Monetario y el Club de París, y en busca de una oxigenación política de su liderazgo, cascoteado por el kirchnerismo, el sector más hostil de la coalición.

El viaje, que terminó de oficializarse al filo por la compleja situación sanitaria del país a raíz de la pandemia global, culminará con una cucarda que Fernández podrá exhibir de nuevo en menos de un año y medio de gestión: el segundo encuentro con el Papa Francisco, programado para el jueves.

Acompañado por la primera dama y el canciller, Felipe Solá; el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello; el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz, y el secretario de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi, Fernández aterrizará este domingo al mediodía en Europa.

El vuelo alquilado a Aerolíneas Argentinas tendrá también entre sus pasajeros a Martín Guzmán, el ministro de Economía que en la última semana fue vapuleado por todo el kirchnerismo, un ataque artero al corazón del programa económico de la Casa Rosada.

Fernández y Guzmán buscarán el apoyo de parte de la Unión Europea a la renegociación con el FMI y el Club de París, dos frentes abiertos de la gestión del ministro que en los últimos tiempos empezó a encontrar resistencia en el sector más duro de la coalición, preocupado mucho más por el calendario electoral que por los desequilibrios macroeconómicos.

Este jueves, por caso, la Cámara alta consiguió dictamen al proyecto de Oscar Parrilli, mano derecha de Cristina Kirchner en el Senado, que plantea darle un uso para “paliar la pandemia”, y no para pagar “deuda o intereses”, a los US$ 4.300 en Derechos de Giros que el FMI enviará a la Argentina como uno de sus países miembro.

Francisco y Kristalina

Roma será, en ese sentido, una parada crucial de la gira: además del cónclave con Francisco -el primero había tenido lugar a fines de enero del 2020, antes del estallido de la pandemia en el mundo occidental-, a quien Fernández ya le manifestó en reiteradas oportunidades el agradecimiento por su apoyo a la renegociación de la deuda soberana, Guzmán compartirá una actividad con Kristalina Georgieva, la directora del FMI, en la Pontificia Academia de las Ciencias del Vaticano, antes de subir al avión de vuelta.

El miércoles, en su habitual conferencia de prensa, Gerry Rice, el director de Comunicaciones del Fondo, le dedicó una declaración de respaldo al jefe del Palacio de Hacienda, cuestionado localmente: “Estamos plenamente implicados en las conversaciones con el ministro Guzmán”.

El ministro, que hacia el verano terminó de perder la transitoria confianza que había cosechado por parte de Cristina Kirchner, quedó la última semana en el centro de la tormenta por su fallida decisión de renunciar al subsecretario de Energía, el ahora célebre Federico Basualdo, un funcionario que reporta al kirchnerismo.

Guzmán intentó desplazarlo hace dos viernes sin avisarle al Instituto Patria, con el objetivo de avanzar en un aumento tarifario de dos dígitos en el abono de los clientes de Edenor y Edesur en la Ciudad y en el Gran Buenos aires, el epicentro del voto K.

Por ahora, la Casa Rosada instrumentó un incremento del 9%: el tope que, por ejemplo, pidió el gobernador Axel Kicillof, cuya injerencia en el área económica empezó a causar zozobra en los mercados.

Antes de subir al avión, sin embargo, el ministro subió la apuesta: “Tenemos que ser autocríticos, los subsidios energéticos son pro-ricos en un país con un 57% pobreza infantil”, disparó sentado a metros del Presidente.

La agenda

Con ese contexto local, Fernández y su comitiva llegarán a la primavera europea, una gira en la que la Casa Rosada tiene una importante expectativa. Primero Lisboa, donde el jefe de Estado se verá con su par Marcelo Rebelo de Sousa y compartirá un almuerzo con el primer ministro, Antonio Costa.

Después en Madrid, convulsionada por el triunfo de la derecha española: un encuentro con el Rey Felipe VI en el Palacio de la Zarzuela y una comida ofrecida en honor de la comitiva por Pedro Sánchez, de muy buena sintonía con el Presidente.

Después será el turno de París, que empieza de a poco a levantar las medidas de confinamiento por el coronavirus: en agenda figuran una reunión con empresarios en la embajada argentina en la ciudad gala, y una conversación con Emmanuel Macron en el Eliseo.

Fernández y Macron hablaron por teléfono el 5 de febrero pasado. Conversaron un buen rato sobre la escasez mundial de vacunas contra el COVID. En esa oportunidad, el francés manifestó su apoyo a la renegociación del país con el FMI.

El Gobierno busca, en esa línea, un respaldo extra para cerrar el capítulo con el Fondo por los US$ 44.000 millones que el organismo le prestó a la administración de Mauricio Macri, y con el Club de París. Para este último, la Argentina necesita sí o sí llegar a un acuerdo con el FMI. Es parte de la discusión interna entre los socios de la coalición, cuya posición el mandatario tratará de consolidar en esta gira.

En Italia, en tanto, Fernández mantendrá un almuerzo con su par Sergio Mattarella en el Palacio del Quirinale, y luego una reunión de trabajo con Mario Draghi, presidente del Consejo de Ministros. El rol de Draghi, que asumió este año con una coalición multipartidaria, puede ser relevante: conocido como “Super Mario”, este economista septuagenario presidió el Banco Central europeo y tuvo un paso destacado por la banca privada internacional. Tiene vínculos más que aceitados en la región. (Clarín)

1 Comentario

  1. Los argentinos eligieron votar conocidos Korruptos a sabiendas de que vendían el futuro de sus hijos, los cuales llevan en algunas provincias hasta 3 anos sin clases: pero a los padres no les mueve mucho el amperímetro….. Ahora esta delegación de mitómanos y cleptómanos quiere ir a convencer o mejor dicho chamullar a algunos presidentes de Europa y al Papa Francisco que el FMI debe seguir prestando plata para que los argentinos sigan viviendo de prestado, mientras gastan en un trimestre 3 veces mas en subsidio que lo que destinan a la pandemia. Bien merecido tenemos lo que nos pasa, cada dia somos un poco mas venezuela, los siguientes pasos serán para instaurar la dictadura chavista, aunque no se como haran para seguir con la Lavanderia de los Casinos y contratos con un pais sin valores, sin palabra, sin vergüenza (pues los padres no podrán mirar a sus hijos… con lo que han hecho del pais)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más Artículos