El consumo masivo cayó 9,1% en abril por el desplome en los comercios de barrio

0
140

Según publica Clarín En cambio, las grandes cadenas de supermercados crecieron 4,2%. Lo adjudican a la diferencia de precios entre los distintos canales.

Por: Natalia Muscatelli

En abril, el consumo masivo tuvo una caida del 9,1% en promedio y acumula, en forma interanual, una merma del 9,6%, según los datos que maneja la consultora Scentia. Sin embargo, la baja es resultado de un comportamiento dispar entre los distintos canales de comercialización.

Mientras que los autoservicios (chinos y comercios de cercanía) sufrieron una caída de 18,6%, las grandes cadenas de supermercados se comportaron de manera positiva con un crecimiento de 4,2%.

“Esta diferencia puede explicarse -según cuenta Osvaldo del Rio, titular de la consultora- en parte por las bases de comparación, dado que, en abril del año pasado, los autoservicios crecieron 8,2%, las cadenas cayeron 1,2%”, dice.

Por otra parte, un dato no menor es que “continúa ensanchándose la diferencia de precios entre estos canales”. En marzo esa diferencia en los valores de los productos entre un canal y otro, llegó a los 20 puntos. “Y otra situación que puede afectar al autoservicio es la restricción horaria que en muchos casos comienza a las 19”, explicó el analista.

Para evaluar el dato global del mes pasado, también es necesario tener en cuenta que abril de 2020 tuvo un comportamiento positivo de 4,1%, por lo tanto era esperable una caída en los volúmenes de venta durante el mes pasado, aunque “tal vez no tan acentuada”, aclara el analista.

En el mes, la única recuperación que se registró a nivel global fue en las bebidas, que venían cayendo fuerte en meses anteriores y en abril repuntaron a un ritmo del 7% en todas las bocas de expendio.

Sin embargo, el resto de la oferta del consumo masivo no corrió la misma suerte. Los autoservicios sufrieron caídas en todas las canastas y las cadenas de supermercados solo en dos: en los alimentos (artículos de almacén) y en los productos congelados.

Según Scentia, el deterioro de las ventas se vio más acentuado en el Area Metropolitana (AMBA (-10,3%) que en el interior del país, donde los volúmenes cayeron un promedio del 8,1%. Y la misma tendencia se dio en todos los canales de venta en ambas zonas.

Un efecto clave en la desaceleración del consumo es el deterioro de los salarios frente a una inflación que, solo en el primer cuatrimestre del año, acumula 17,6%. Precisamente el dato del índice de Precios al Consumidor (IPC) mostró un avance del 4,1% el mes pasado, según el INDEC, resultando el abril más alto desde la salida de la Convertibilidad.

También según los registros de Scentia, ”el precio promedio ponderado que, hasta enero, traía una tendencia de desaceleración de varios meses, continúa en aumento llegando a abril a 37,3%”.

Según Damián Di Pace director de la Consultora Focus Market, “el bolsillo de los consumidores presenta gran dificultad para adquirir las categorías básicas frente a una inflación interanual del 46,3% y una evolución de los salarios del 32,7%. En especial, la situación es más delicada para los cuentapropistas, monotributistas y autónomos ya que muchos de ellos no tienen ingresos constantes y otros lo han perdido” analizó.

En cuanto al gasto en las compras, la consultora Scanntech que mide las ventas en los autoservicios (chicos, regionales y chinos) agrega que el ticket promedio fue de $ 570 incluyendo 5,6 unidades en cada compra. Esto refleja una reducción de dos ítems respecto del ticket promedio de hace un año, cuando incluía 7,8 unidades. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí