EL COLMO KIRCHNERISTA: CAMPAÑA SIN MOSTRAR NADA, PERO MINTIENDO EN LA CARA DE TODO EL MUNDO, ENGAÑANDO QUE ESTAMOS BIEN Y VAMOS MEJOR…

Fotos de campaña, tan falsas como las “propuestas” y los discursos

(Por Rubén Lasagno) – Hace rato lo dije: cuando arrancara la campaña aparecerían como hongos las promesas siempre devaluadas, pero nunca abandonadas por el kirchnerismo: la usina de 240, YCRT, la zona franca, las represas y la vacunación. Y eso está pasando, al unísono con el gobierno nacional.

Sobre la vergonzosa corrupción con las vacunas, desde el vacunatorio VIP (provincial y nacional), pasando por la falta de vacunas y el ocultamiento de más de 20 mil dosis en el caso de Santa Cruz y se habla de más de 2 millones de dosis ocultas a nivel nacional, el Frente Para la Victoria no cede en su empeño por decirle a la gente, las mismas mentiras que despliegan en sus discursos políticos en los últimos 20 o 25 años, con alguna modificaciones adaptativa a los tiempos que corren, la más paradigmática, por ejemplo, el “lavadero de lana” en Santa Cruz. Obvio, han destruido hasta la ganadería en la provincia, por lo tanto, aquel argumento esperanzador de 90 los de instalar un mega lavadero en Santa Cruz, además de haber sido una mentira, hoy es una utopía.

Problemas por incapacidad

El dicho popular de “las mentiras tienen patas cortas”, se relaciona con lo efímero de una falacia y lo pronto que será descubierto el mentiroso. En política a pesar de que es cada vez mayor la cantidad de mentirosos, gracias a Dios, cada vez son más cortas las patas de las mentiras y nos damos cuenta rápidamente del engaño público ejercido desde el poder, especialmente cuando quienes pretenden llegar a un cargo electivo, no dudan en mentir de manera lúdica con la esperanza de la gente y cuando llegan hacen exactamente todo lo contrario y sobran ejemplos: Alberto Fernández, Mauricio Macri, Cristina Fernández, Sergio Massa, Axel Kiscillof, Máximo Kirchner, Alicia Kirchner, solo por nombrar los más representativos mentirosos políticos argentinos, aunque se multiplican por cientos.

Vamos a enumerar cuáles promesas anunciamos que iba a resurgir, cuáles  realmente aparecieron en la agenda pública y cuáles no pueden ser capitalizadas por el  fracaso propio de las mentiras oficiales, respecto de su instrumentación fallida.

A nivel nacional y provincial se usó la pandemia desde el primer momento. Se utilizó para hacer negociados multimillonarios (corrupción explícita) y se edificó una estrategia que, en virtud del horrible plan de compra de vacunas que nunca llegaron, de acuerdo a lo prometido por Alberto y Ginés, consistió en demorar la vacunación el tiempo suficiente como para largar una “vacunación masiva”, en los dos/tres meses previos a las elecciones nacionales. Así está ocurriendo.

Vacunas

Eso, por ejemplo, llevó a que en Santa Cruz haya unas 25 mil dosis que nadie sabe dónde están. El gobierno, cuando publicamos ese dato, aludió a una “demora en el cómputo de datos entre lo que manda nación y lo que se aplica en la provincia”. Ese “error de tipeo”, tan característico del kirchnerismo, nunca se arregló. Pero, en proximidad de la campaña, la vacunación pasó a ser más fluida, lo que corrobora nuestra teoría de las vacunas reservadas para la campaña. Esto no sería serio si por esa demora, no muriera gente, como ocurre: 90 mil fallecidos en la Argentina y casi 900 en Santa Cruz.

Como si esto no fuera suficiente, Alicia Kirchner encendió un semáforo con luces que andan muy mal, con indicadores maliciosamente manipulados, más o menos al igual que el INDEC, quien volvió a las andanzas y empezó a dibujar la inflación que el votante siente en el bolsillo, no en los medios que intentan convencerlos que de que son pobres, pero no tanto.

YCRT

Una herramienta de campaña obvia, tanto a nivel provincial como nacional. No es casualidad que los sindicatos, la Intervención, la provincia, los medios oficialistas y el intendente de Río Turbio, salieran fuertemente a desplegar una campaña a favor del yacimiento. Incluyendo una producción en video de parte de la televisión argentina. Eso tiene tres ejes y una misma falacia: la empresa fue destruida por Macri, el FPV vino para reconstruirla y “Entre todos la vamos a poner en marcha”.

A casi dos años de estar en el poder el FPV, YCRT sigue sin producir, aumentó 11 mil veces sus presupuesto, en relación con 2019 y ni siquiera en estos dos años, ha podido cumplir con la demanda de carbón para los sectores más carenciados de la provincia, que necesitan el mineral para calefaccionarse en invierno.

Hasta 2019 embarcaba cabrón rumbo a Brasil, con mucha dificultad por acción de los sindicatos que trababan todo por razones estrictamente políticas, pero al menos la empresa cumplía algún objetivo productivo de mínima

Desde las PASO del 2019 a la actualidad, YCRT fue abandonada por los sindicatos y la intervención de Aníbal Fernández, solo la sostiene en el discurso y en los fondos, pero productivamente la empresa sigue en deuda.

El discurso es pura pirotecnia verbal, sin sustento ni anclaje con la realidad.

Usina

La usina 240Mw de Río Turbio es otra “perla de campaña”. Lo fue desde que Néstor tiró el proyecto al ruedo, allá por el 2009. En todas y cada una de las campañas fue usado para mostrarle “al pueblo y a la gente”, el avance en “la matriz energética nacional” y “la solución de los problemas energéticos de la provincia”. Fue materia de campaña de Cristina, Peralta, Alicia y Alberto. Nunca cumplieron nada.

La obra nunca estuvo en condiciones ni siquiera de aguantar una “inauguración trucha”, como la realizada por Cristina Fernández en el 2015. Durante los 4 años de Macri ni siquiera se preocuparon por activar la obra. Lo construido allí sufrió el paso del tiempo y cientos de millones de dólares siguen inertes, rehenes de la corrupción, la inoperancia y la mentira.

La “reactivación de los trabajos”, tal como lo presentan las actuales autoridades, responde a la urgencia de abrir los negocios, tal como viene ocurriendo desde hace algunos meses y la facturación descontrolada que sigue engordando bolsillos y acumulando fondos para campañas políticas de los mismos de siempre.

La Megausina de Río Turbio – Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz

El discurso que vierten en medios de “la cadena del ánimo y la alegría” (ergo: oficialistas) va en sentido de abonar las mentiras de siempre, vendiendo ahora la “esperanza” de que “con la vuelta de los mismos”, vamos a lograr cosas distintas.

La proyección indica que cuando llegue el 2023, todo va a seguir igual, con algún maquillaje de oportunidad, algún “avance” para la vista pública y en beneficio de la campaña a la presidencia, pero la obra en si, el corazón del proyecto, que es la generación de energía a cabrón, estará como hoy, muy lejos de la realidad.

Zona franca (Río Gallegos-Caleta Olivia)

Este proyecto nación/provincia lo sostienen hace muchos años como llamador de votos con el discurso de generar una burbuja impositiva que permita a los santacruceños, importar con beneficios fiscales, como en Tierra del Fuego. La idea era atractiva. Inicialmente fue un boom electoral, pero con el tiempo fue decayendo en importancia, a la vez que la gente fue viendo la falacia política y el uso del proyecto en cada campaña.

Para matizar la mentira, el FPV dijo que el macrismo trabó todo. Pero lamentablemente, ellos estuvieron 12 años con poder pleno en la década anterior y nunca destrabaron oficialmente el tema. Macri lo dejó a media agua, no avanzó pero tampoco lo desestimó. Se hizo la obra civil, en el 2019 asumió el kirchnerismo con mayoría en el Congreso y en Santa Cruz y a casi dos años de volver al podernunca destrabó el proyecto ni aplicó la zona franca en Santa Cruz.

A pesar de todo y como lo había dicho hace meses atrás en otra columna, esta campaña de medio tiempo, arrancó con “zona franca” como promesa de campaña, ayudado, claro está, por medios que no cuestionan, no preguntan, ni tienen archivo.

Cuando la gobernadora y sus funcionarios que no funcionan, hablan de la “zona franca”, lo primero que deberían preguntarle los periodistas mudos que la coronan es ¿Por qué en el 2021 siguen hablando de una iniciativa que nunca hicieron realidad, teniendo en las manos todo el poder como tuvieron y tienen? ¿Será, acaso, para mantener abierta una promesa electoral permanente?.

Represas

La mega obra hidroeléctrica sobre el río Santa Cruz, era la “joyita” de la abuela. Cóndor Cliff y la Barrancosa, asomaban como la mayor promesa de avance energético en el país y por supuesto era la luz, la compensación material de tanto tiempo de incertidumbre y necesidad de energía, que venía a resolver “la matriz energética” de una argentina devaluada y quebrada en el concierto público internacional.

Pero la obra a cargo de la UTE Represas Patagoniahoy no puede ser mostrada como logro en ningún aspecto de su desarrollo. Lleva casi una década de proyecto y construcción, solo el 20% de su desarrollo, ha insumido miles de millones de dólares improductivos, asoma como una obra emblema de la corrupción K, superior inclusive a Yaciretá, que al menos genera energía y en este momento pasa por la mayor crisis financiera, es objeto de un paro que lleva más de una semana, está inundada de deudas, no paga a las tercerizadas, los servicios, los hoteles, transporte y hasta adeuda los hisopados a los laboratorios que cortaron servicios, sufre un colpaso financiero, padece un piquete en la Barrancosa y peligra la continuidad del proyecto, al menos en el corto tiempo.

Sin pudor: Cristina Fernández junto a Gerardo Ferreira en Cóndor Cliff. Se confirmó nuestro adelanto de ayer

Si a todo esto le agregamos que hace un año no pueden certificar en Cóndor Cliff, proyecto que debió entrar en veda obligatoriamente, debido a una falla geológica que les impide seguir la construcción de las bases y por ende seguir con las certificaciones abandonadas hace más de 8 meses; estamos ante un panorama muy oscuro que complica significativamente cualquier discurso alrededor de los logros obtenidos en tanto tiempo y con tan magro resultado. Por eso, de represas, nadie habla.

Represas es un tema muy difícil de utilizar políticamente con éxito para las campañas, debido, especialmente, al material publicado por esta Agencia, con respecto al fracaso empresarial, a la corrupción generada en el proyecto, las falencias estructurales y ambientales y el sumidero de fondos públicos en el cual lo han transformado.

Concluyendo: si el kirchnerismo irremediable, que campaña tras campaña vende espejitos de colores y vende humo año a año, vuelve a convencer a algún votante que todo lo que dijimos anteriormente es posible, evidentemente el problema no es de ellos, es de la sociedad. Y en ese caso, nadie más que todos nosotros como pueblo, podemos hacer algo. Existen solo dos posibilidades: retirarles el voto o seguir haciendo lo mismo, para que ellos logren el mismo resultado: permanecer.

Escrito por Miguel de Cervantes Saavedra, hace cinco siglos:

Querido Sancho, compruebo con pesar, cómo los palacios son ocupados por gañanes y las chozas por sabios. Nunca fui defensor de reyes, pero peores son aquellos que engañan al pueblo con trucos y mentiras, prometiendo lo que saben que nunca le darán. País éste, querido Sancho que destronan a Reyes y coronan piratas, pensando que el oro del Rey va a ser repartido entre el pueblo, sin saber que los piratas, solo reparten entre piratas”.

(Agencia OPI Santa Cruz)

Compartir el artículo

Más Articulos

7 COMENTARIOS

  1. Y los descerebrados kirchneristas LE CREEN TODO ¡TANTO QUE LOS VOLVERÍAN A VOTAR!
    Lo malo y realmente extraño que VAYA A SABER POR CUANTAS RAZONES, en el Norte de Santa Fe
    hay Profesionales que defienden la basura kirchnerista.

  2. dijo Anibal Fernandez que pronto viene la figura juridica o no se que pero es todo para la gilada ganan tiempo y dinero lo mismo en rio gallegos dijeron que la zona franca ya esta lista siempre fueron los mismos mentirosos de siempre

  3. UN ESTUDIO MUESTRA QUE UNA FAMILIA Y 3 HIJOS GANAN 70 LUCAS CON LOS PLANES…..ESOS NO LABURAN NI EN PED..0 Y SEGUIRAN VOTANDO A LOS k.
    GENTE SIN CONSIENSIA NI DICNIDAD…ASI NOS VA

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí