jueves, octubre 28, 2021
21 C
Río Gallegos

CERRAR LA GRIETA, ES LA EXCUSA DE LOS TIBIOS

EL DIÁLOGO DE LA OPOSICIÓN EN LA PROVINCIA Y LA FOTO QUE LE SIRVE AL GOBIERNO

(Por: Rubén Lasagno) – En lo personal nunca votaría los que se presentan en las campañas electorales con el argumento de que llegan para “cerrar la grieta”. Esta frase ha pasado de ser una intención de apertura y consenso, de acercamiento inclusive a los que piensan distinto buscando atenuar las diferencias ideológicas, a una expresión neta de ocultamiento de la incapacidad para enfrentar al gobierno kirchnerista en cada una de las elecciones.

La llamada grieta no es ideológica, sino moral, por lo tanto, nadie con buenas intenciones puede acercarse a políticos o funcionarios que están procesados, condenados o sospechados de corrupción institucional o simplemente acusados de quedarse con la plata de todos los argentinos. Ningún opositor bien fundado moralmente, puede compartir espacios y opinión con los corruptos e inmorales, a riesgo de quedar identificado con lo peor de la política. Nada lo justifica y mucho menos “cerrar la grieta”; un eufemismo para dilapidar credibilidad y fusionar bajo un mismo techo al honrado y al corrupto.

Si buscar la paz, es mantener contubernio con lo peor de la política nacional/provincial, es preferible que la grieta, no solo perista, sino que se agrande. Porque nadie que se sienta honrado y decente, puede convenir nada con los indecentes.

Este mensaje está fundamentalmente orientado hacia la oposición política, tanto provincial como nacional. Lamentablemente vemos hombres y mujeres dedicados a la política, que difuminan sus buenas intenciones, en ese terreno neblinoso de “la grieta”, donde hacen de todo por cerrarla, al punto de no hablar, no criticar o en nombre de vaya a saber qué argumento de “concordancia y civilización política” circunscribir las críticas a situaciones menores, en un mar e cuestiones mucho más graves. Por ejemplo, la diputada y candidata provincial Roxana Reyes (UCR-JXC) mantuvo al menos dos reuniones con Máximo Kirchner en Buenos Aires y posteriormente mantuvo tres reuniones con el gobierno provincial: dos con la gobernadora y una con el Secretario de Seguridad Lisandro de la Torre. 

Todo puede ser explicado, pero como lo que allí se conversó es patrimonio de unos pocos y solo sabemos lo que dejan trascender (en este caso la señora Reyes nunca blanqueó las reuniones con el jefe de la bancada del PJ bonaerense), bien nos cabe la sospecha de que la oposición y el oficialismo, puede llegar a acordar una estrategia de no agresión o algún tipo de “agresión de baja intensidad” donde (y fundamentalmente) están ausentes las denuncias graves hacia el Ejecutivo, como ocurre en nuestra provincia donde no recordamos cuándo y por qué, la oposición hizo una denuncia clave en la justicia, por la corrupción K.

Cuando uno observa estas actitudes de la oposición, enciende las alarmas. Cuando una oposición es tan ligth como en Santa Cruz, donde todos parecen abonar al principio del “amor y paz en pos de la convivencia política”, la misma oposición se diluye en si misma. No basta con discursear en la Cámara, dar entrevistas en donde son comentaristas de la realidad, mientras se dejan pasar por altos delitos y cuestiones muy controversiales que lleva a cabo el Ejecutivo y el oficialismo y no ser la mano fuerte que concurra a la justicia para que se ocupen de investigar, aún cuando sepan de antemano que las causas que tocan al oficialismo duermen el sueño de los justos.

Hacer lo políticamente correcto, no es lo ideal. Tampoco le pido a la oposición que ande por los pasillos con el cuchillo entre los dientes. Si la política es consenso, lo entendemos, pero si para lograr consensos hay que capitular, dejar las convicciones de lado y hasta sus principio morales, es complicidad.

Los buenos modales en política son necesarios, en tanto esas actitudes estén balanceadas; y eso no ocurre en Santa Cruz.

Conozco tus obras: no eres frio ni caliente. ¡Ojalá fueras frío o caliente! Por eso, porque eres tibio, te vomitaré de mi boca”. (Libro de Apocalipsis 3:15-17).

Así se expresan las escrituras sobre la actitudes de los tibios, aquellos que buscan y persiguen su interés personal y transponiendo términos, lo podemos adaptar a nuestra realidad política, donde vemos con preocupación que algún atisbo de oposición aparece previo a las campañas, pero el resto del año, excepto por algunas expresiones a nivel legislativo, no son demasiado proactivos a la hora de denunciar a quienes cometen actos de corrupción o abuso de poder.

No es argumento el cierre de la grieta para justificar cierta connivencia con el poder o justificar los silencios o la falta de denuncias penales cuando ello corresponda y muchos menos cuando, con ese argumento de “buscar consensos” y “acercar posiciones” lo que está comprometido es el honor y la moral de las personas que, precisamente, deberían diferenciarse claramente de los establecido.

Por eso decimos que hablar de “cerrar la grieta” es la excusa de los tibios y a los tibios Dios lo vomita y el pueblo, suele no votarlos. (Agencia OPI Santa Cruz)

Compartir el artículo

Más Articulos

7 Comentarios

  1. Estoy absoluramente de acuerdo en no utilizar la grieta como tema. Si honestos y delincuentes. Y aqui vamos a otra frase biblica: El que este libre de pecados, que arroje la primer piedra… Habra un politico en Argentina libre de pecados ?

  2. POr todo esto que ha pasado, los ciudadanos estamos cansados , siempre se escudan en algo, para evitar malos momentos quiero que se presente un Proyecto de ley orientado A LA FICHA LIMPIA, Este instrumento legal impedira a los futuros candidatos ser de la partida para cargos electivos, como aquellos nombramientos de los ejecutivos, en concordancia de la Ley que se saco en Mendoza, esto permitira a los ciudadanos vivir en paz y, lejos de la corrupcion

  3. De que tibieza hablan, estos politicos que tenemos la desgracia de sufrir no son tibios, es más me asombra la vehemencia con la que trabajan, pero hay un problema, los objetivos y la concepción de política que tienen no es la misma que la moral y las buenas costumbres dictan, ellos son empresarios dedicados a darle prioridad solo a sus negocios personales y piensan que la política es solo eso, se creen dueños del estado y de los recursos que hay en el.
    Desconocen para que fue creado el estado y cierto grado de ignorancia de quien los sigue que les dan protección para que los señores hagan los que se les canta.
    Me alarma a los limites a los que a llegado la corrupcion en nuestra provincia, hoy los que vivimos en esta tierra Santacruceña, a los comunes me refiero, no gozamos ni si quiera la vigencia del Estado de Derecho, un Estado de Derecho, no es aquél en el cual existen leyes o reglas, sino aquél en que las leyes garantizan derechos fundamentales para la convivencia en democracia, donde no se restrinja la libertad sino en la medida en que fuere compatible con los derechos fundamentales de la persona y al interés común y acá eso no existe.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí