Uno de los hijos de Jair Bolsonaro admitió que no sabe si su padre podrá recuperarse sin cirugía

0
119
Demandarán a Jair Bolsonaro por poner en riesgo a periodistas

Según publica La Nación Eduardo aseguró en un video que podría ser sometido a una intervención de emergencia; frases cruzadas con otro de sus hermanos, Flávio.

Esta mañana, cuando el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, transita su segundo día internado por una obstrucción intestinal y se somete a una serie de análisis médicos, uno de sus hijos, el diputado federal Eduardo Bolsonaro, contó en un video que aún no sabe si su padre podrá recuperarse sin otra cirugía.

“Hay que saber si se descarta una cirugía por emergencia o si se descarta porque sus intestinos volvieron a funcionar con normalidad”, dijo el congresista de acuerdo con lo publicado por el diario O Globo.

Asimismo explicó que el mandatario de derecha reporta “un pliegue o adherencia en el intestino que hace que la comida no pueda pasar”. “Esto terminó taponándose y formó acumulación de líquidos, que confluyó en el estómago”, agregó.

El malestar que siente el presidente, afectada por una crisis de hipo desde hace 10 días, ya lo había llevado al hospital el domingo por la noche, horas antes de quedar hospitalizado. Las palabras del hijo de Bolsonaro llegan en momentos en que el último parte médico de hoy asevera que evoluciona bien.

Y también luego de un mensaje de su hermano Flavio, que dio a conocer una situación distinta. Mientras que el video de Eduardo circuló de forma privada en un chat celular, en redes sociales el también funcionario afirmó que su padre se está recuperando y que si el progreso continúa no necesitará cirugía. En el final de su posteo, escribió en un hashtag “Quién mandó a matar a Bolsonaro”.

El presidente de Brasil pasó la noche en un hospital de San Pablo después de ser hospitalizado por una obstrucción intestinal, su más reciente problema de salud desde que fue apuñalado en la campaña electoral en 2018.

“Agradezco a todos por su apoyo y oraciones”, dijo el mandatario en una publicación de Facebook el miércoles poco después de que se anunciara la noticia. Junto con el mensaje, compartió una foto de sí mismo sin camisa, con los ojos cerrados y acostado en una cama de hospital cubierto de sensores y cables.

Bolsonaro fue hospitalizado varias veces por complicaciones del apuñalamiento, que le perforó el intestino y le provocó graves hemorragias internas. En las últimas semanas, aparentemente tuvo problemas para hablar en varias ocasiones y dijo que padece un hipo recurrente.

“Pido disculpas a todos los que me están escuchando porque he estado con hipo desde hace cinco días”, dijo durante una entrevista con Radio Guaiba el 7 de julio. Tras ello insinuó que la causa podría ser un medicamento que le recetaron después de una cirugía dental. “Tengo hipo las 24 horas del día”, insistió.

Al día siguiente, durante su transmisión semanal por Facebook Live, Bolsonaro volvió a disculparse por no poder hablar bien debido al hipo que le duraba ya una semana.

Al respecto de este problema el doctor Anthony Lembo, gastroenterólogo del Centro Médico Beth Israel Deaconess en Boston, indicó que el hipo crónico es generalmente una manifestación de algún otro problema de salud, como un intestino obstruido que podría ameritar cirugía, y que en algunos casos, podría ser necesario extirpar parte del intestino.

“Cada vez que hay que manipular intestinos no es una cirugía menor’’, afirmó Lembo, quien agregó que después de varias operaciones, como en el caso de Bolsonaro, las intervenciones se vuelven más complicadas. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí