Alarmada por la variante delta, Italia pone en marcha el pase sanitario obligatorio

0
92
Italia variante delta

Según publica La Nación La nueva medida, que se implementará a partir del 6 de agosto, es para evitar futuros nuevos cierres en vista del aumento de los contagios por la variante delta y para incentivar la vacunación.

Por: Elisabetta Piqué

Para incentivar la vacunación y evitar futuros cierres de actividades y confinamientos, tal como se esperaba el gobierno italiano aprobó hoy un nuevo decreto que impone a partir del 6 de agosto un pase sanitario para ingresar en espacios cerrados de restaurantes y bares, en cines, teatros, museos, ferias, congresos, salas de juego, gimnasios, piletas, espectáculos y eventos deportivos.

El denominado “green pass” se consigue con al menos una dosis de vacuna o un test de hisopado negativo realizado 48 horas antes por mayores de 12 años, indicó el nuevo decreto del gobierno de Mario Draghi, que por otro lado mantuvo el cierre de las discotecas –cuyos dueños serán resarcidos- y extendió hasta el 31 de diciembre el estado de emergencia vigente en Italia desde el inicio de la pandemia, en marzo de 2020.

“La variante delta es una amenaza, otros países europeos ya nos superan en los contagios, pero hemos aprendido que sin reaccionar enseguida lo que vemos que está pasando en Francia, en España o en el Reino Unido, debemos imaginar que podrá repetirse en Italia en ausencia de medidas. Y el certificado verde no es un capricho, sino que es una condición para mantener abiertas actividades económicas”, explicó Draghi en una conferencia de prensa.

La semana pasada el presidente francés, Emmanuel Macron, también anunció la implementación de un pase sanitario, en vigor desde ayer en Francia.

En momentos en que también en Italia está subiendo la curva epidemiológica, Draghi reivindicó la campaña masiva de vacunación que hubo hasta ahora en Italia, que permitió una paulatina vuelta a cierta normalidad y lo que definió una “recuperación” del país.

“La economía italiana va bien, es un momento favorable, pero para que siga así hay que actuar en el frente Covid”, dijo Draghi, que invitó a todos los italianos a vacunarse “y a hacerlo enseguida”. Aludió además a los mensajes contradictorios y rayanos con posturas “no-vax” del líder de la derechista Liga, Matteo Salvini, que se resistió hasta el final a la imposición del “green pass”, al asegurar que “el llamado a no vacunarse es un llamado a morir”.

“Sin vacunación volvemos a cerrar de nuevo todo, sabemos que el virus se está difundiendo”, advirtió, al destacar, por otro lado, que más allá de la curva de casos en aumento, los decesos, las internaciones en terapia intensiva y hospitalizaciones siguen siendo muy bajas justamente gracias a la vacunación.

Nuevos contagios

Según datos del Ministerio de Salud, en las últimas 24 horas se registraron en Italia 5057 nuevos contagios –cifra que no se veía desde el 21 de mayo- y 15 muertos; hay 1234 personas internadas y 158 en terapia intensiva.

“La mejora sustancial de la situación que hubo es gracias a la campaña de vacunación por la que casi dos tercios de los italianos recibió una dosis y más de la mitad completó el ciclo vacunatorio”, destacó el expresidente del Banco Central Europeo (BCE), que incluso aseguró que en este marco Italia superó a Estados Unidos y a Francia.

A su turno, el ministro de Salud, Roberto Speranza, en vez de hablar de obligatoriedad del pase sanitario prefirió matizar y hablar de una “extensión” del uso de este certificado para muchas otras actividades. Recordó, de hecho, que los italianos ya lo utilizaban para asistir a casamientos o para visitar a personas que residen en hogares de ancianos; tanto es así que, hasta ahora, el pase fue descargado por más de 40 millones de italianos, afirmó.

“El mensaje que queremos dar es positivo: queremos que el crecimiento del contagio evite nuevos cierres y el mensaje de fondo es que vacunarse es el camino principal para dejar atrás el difícil momento vivido hasta ahora por Italia”, indicó Speranza.

Según el nuevo decreto, en caso de violación de la norma que prevé el pase sanitario en ciertos lugares habrá multas de entre 400 y 1000 euros, tanto para usarios como para dueños de establecimientos o actividades, que de seguir no acatando la disposición también corren el riesgo de un cierre de sus locales.

Speranza anunció, por otro lado, un cambio de parámetros para determinar el color de las regiones (blanco –como es ahora toda la península, sin restricciones-, amarillo, naranja o rojo). Si hasta ahora el indicador principal fue el número de nuevos contagios cada 100.000 habitantes en una semana, a partir del 1 de agosto el parámetro clave para el color de una región será la cantidad de personas hospitalizadas por Covid 19 e internadas en terapia intensiva.

“Una región pasará a ser amarilla cuando la tasa de ocupación de las terapias intensivas superará el 10% y la del área médica, el 15%. Pasará a ser naranja con terapias intensivas superiores al 20% y el área médica superior al 30% y se irá a zona roja con terapias intensivas ocupadas más allá del 30% y el área médica más allá del 40%”, explicó.

Cuando finalmente le preguntaron a Draghi si los italianos iban a tener un verano “sereno”, el premier intentó enviar un mensaje de tranquilidad. “Ya estamos en un verano sereno y queremos que siga así. El ‘green pass’ es para que los italianos sigan con sus actividades normales como ir al restaurante, al teatro, al cine, con la garantía de encontrarse con personas no contagiosas”, explicó. “Se trata de una medida que da serenidad, no que quita serenidad”, insistió. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí