Fiesta de Olivos: la explicación de Gregorio Dalbón sobre por qué no defiende a Alberto Fernández en la causa

El tercer video del festejo de Fabiola Yañez

Según publica Clarín Antes de que el Presidente fuera solo a la Justicia y lo imputaran, el abogado había tratado al fiscal Ramiro González de “coimero”.

Minutos antes de la imputación formal del presidente Alberto Fernández por la fiesta de Olivos, el abogado Gregorio Dalbón explicó por qué no patrocina al mandatario en esta causa, en la cual está acusado de haber incumplido las normas que prohibían hacer reuniones en plena cuarentena y por la que fue imputado, junto a la primera dama Fabiola Yañez y todos los invitados de aquel polémico cumpleaños.

“Estuvimos intercambiando la estrategia (y) analizando situaciones que tenían que ver con el tema de la imputación, con el tema de la institución que representa Alberto Fernández que -sin prejuicio del hecho, es el Presidente- y llegamos a la conclusión de que hay una falta absoluta de tipicidad en ese acto”, dijo Dalbón en diálogo con Radio 10.

Y entonces reveló: “Nos pareció que lo que tenía que hacer era presentarse como un ciudadano”. Continuó diciendo que “más allá de que sea profesor de Derecho Penal y sin perjuicio de lo que pueda llegar a decidir el tribunal”, Fernández no requiere defensa: “Él va solo,no necesita abogado porque no hay delito”.

​ Ramiro González imputó a Fernández, su pareja Yáñez y a los demás invitados al festejo de cumpleaños del 14 de julio de 2020. El caso está en manos del juez Sebastián Casanello, quien delegó la investigación en el fiscal federal.

Lo cierto es que el abogado civil del Presidente -que lleva adelante demandas personales como la que impulsó contra las referentes opositoras Patricia Bullrich y Elisa Carrió había dicho este mismo jueves por la mañana que el fiscal Ramiro Gonzalez es un “coimero”. Y también, apuntó al juez Casanello: “Me importa un huevo”.

Más allá de la estrategia discursiva de Dalbón, trascendió que fue por esas declaraciones que finalmente se resolvió que no fuera el patrocinante legal de Alberto Fernández.

El abogado -conocido por su lenguaje ácido y poco protocolar-, desde ya, no va admitirlo jamás.

“Sin perjuicio de no haber cometido delito, el Presidente dijo que se arrepentía de un error que habia cometido y que, además de arrepentirse, se iba a hacer cargo. Hacerte cargo no es buscar un penalista para que te lleve esto hasta la prescripción y chicanee el expediente. Entre nosotros, a esta causa le metés cuatro escritos y prescribe porque falta menos de un año para eso. Con la reparación al Instituto Malbrán se está haciendo cargo, es una manera de reparar aunque no hubo delito”, aseguró Dalbón.

“El peligro fue abstracto, hoy lo comparaban con Victoria Xipolitakis y es una estupidez más grande que una casa porque no es lo mismo una mujer que se mete en la cabina de un avión que una fiesta de cumpleaños”, añadió.

Cerró: “Me parece que esta es la mejor salida que tiene como Presidente, es un hombre honesto y que va a terminar sin una causa penal como (Raúl) Alfonsín”.

La siguió en las redes

A tal punto de que luego de la confirmación de la imputación del Presidente, Dalbón -quien había dicho seguir siendo su abogado- se volcó a Twitter para insólitamente instalar que la causa recién iniciada es caso cerrado.

Por caso, le contestó una usuaria de la red social: “En Py, en San Isidro o en la China, se terminó la causa para el Presidente de la Nación. Es una cuestión operativa. Ni abogado necesitó. Fue como Ciudadano y en derecho propio. Algo de Derecho Penal maneja…”.

Lo tuiteó pasadas las 19 con la imputación del Presidente ya confirmada. Y agregó sarcasmo en clave electoral. “¿Ahora que se acabó la foto, alguien va a debatir con Leandro Santoro o Victoria Tolosa Paz?”, se preguntó.

Fuentes oficiales habían dejado trascender otra cosa en torno a Dalbón: no fue estrategia, fue una decisión del Gobierno correrlo de la escena. (Clarín)

1 Comentario

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí