Por qué en Uruguay temen por la apertura de la frontera argentina

0
85
El presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou

Según publica La Nación Los intendentes de las ciudades fronterizas creen que habrá un impacto comercial negativo por la diferencia de precios, que son tres veces más bajos en el país.

Los uruguayos podrán entrar a la Argentina a partir del próximo 6 de septiembre de acuerdo a un plan piloto que se pondrá en marcha por etapas. El hecho preocupa a los intendentes de Salto, Paysandú y Río Negro -que limitan con el vecino país- por el impacto comercial que pueda tener la medida.

El respiro que desde el punto de vista sanitario dio la pandemia, puede tener una afectación económica sobre estos departamentos una vez que la administración del presidente Alberto Fernández resuelva la apertura general, que aún no tiene fecha y será coordinada con las provincias.

Los productos uruguayos cuestan tres veces más que en Argentina y esto supone que para los habitantes de estos departamentos pueda resultar atractivo cruzar la frontera para cargar combustible y comprar alimentos.

El hecho no es nuevo, por lo que se repetiría una historia ya conocida por autoridades y comerciantes. “Hubo momentos en que se pasaba masivamente y los uruguayos llegaban con el tanque lleno, ropa y comestibles y eso con el tiempo afecta las ventas”, dijo a El País el intendente de Salto, Andrés Lima.

En ese marco relató que esto se corta por el “hilo más delgado” y las consecuencias son más desempleo y envíos al seguro de paro. Para analizar esta situación se reunirán hoy los tres intendentes y centros comerciales de Salto, Río Negro y Paysandú. La idea es generar “con tiempo” una propuesta para presentar al Ejecutivo.

El intendente de Río Negro, Omar Lafluf, dijo a El País que se elaborará un planteo al Ministerio de Economía y al secretario de la Presidencia Álvaro Delgado. “Estamos totalmente de acuerdo con la apertura de fronteras, pero pretendemos que se tenga en cuenta lo que ha pasado en estos tiempos donde en nuestro caso el comercio aumentó 28% en la medida de que la gente no puede ir a comprar al otro lado del puente”, afirmó.

Lafluf dijo que la preocupación está puesta en que “no se caiga al suelo otra vez el comercio local”. Por lo que hay dos componentes: uno referido a los controles rigurosos de Aduanas o a la implementación de “alguna otra medida” que permita superar las diferencias de precios.

Por ahora lo que está vigente es el descuento del Imesi (del 24% en el precio de los combustibles) aunque la diferencia en relación a Argentina aumentó debido a los últimos aumentos dispuestos por el gobierno. “Lo que nos preocupa es que la frontera se abra. Festejamos y apoyamos el tema del turismo, pero pretendemos defender los comercios locales de nuestros departamentos”, señaló Lafluf.

Nicolás Olivera, intendente de Paysandú, dijo a El País que en principio se le informó que la Argentina exigirá una cuarentena de 10 días, por lo que no está claro cuándo se permitirá un tránsito normal a nivel de frontera.

“En algún momento se van a abrir los puentes. Estamos preocupados y queremos estar preparados”, señaló.

En el caso de su departamento -desde que se cerraron las fronteras por la pandemia- hubo rubros (como los productos de limpieza, farmacia y belleza) que crecieron entre 30% y 35%. Sin embargo, el intendente dijo que esto no se soluciona con una política de “cero kilo”, sino que en su opinión se deberían buscar alternativas que pasen por abaratar la canasta de productos y en ese sentido hay proyectos de ley a estudio del Parlamento.

A la inversa

La diferencia de precios entre la Argentina y Uruguay también fue reconocida por el presidente Luis Lacalle Pou, el pasado sábado cuando concurrió a recibir la tercera dosis contra el Covid.

El mandatario manifestó que en las próximas horas hablará con el ministro de Turismo Tabaré Viera sobre el punto, porque también afecta la llegada de extranjeros con propiedades que estarán habilitados a ingresar junto a su familia (de primer y segundo grado) a partir del próximo miércoles. “Cuando uno mira el tipo de cambio en la Argentina y Brasil naturalmente tienen precios más baratos eso puede llegar a generar algún perjuicio”, reconoció. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí